Mayonesas vegetales, sabrosas y saludables

Paula Aroca · 2 junio, 2013
Al no incluir huevo, estas mayonesas vegetales son perfectas para vegetarianos, veganos y quienes padecen de alergia al huevo.

Queremos compartir contigo la forma de preparar un exquisito aderezo: la mayonesa, pero en este caso sin la clásica incorporación de huevo. Estas mayonesas vegetales son una excelente alternativa para aquellas personas que deseen disfrutar de nuevas recetas.

Estas mayonesas vegetales son ideales también para personas con alergia al huevo o para veganos, ya que ninguno de sus ingredientes es de origen animal.

Bien vale la pena probarlas, ya que su preparación es muy simple y los resultados son excelentes. Además, se pueden utilizar de muchas formas diferentes. Sirven para aderezar ensaladas, para untar galletas o tostadas, para adornar bocaditos, etc

En cualquiera de los casos podrás darle un toque diferente a tu mesa. Con un poco de imaginación no solo conseguirás una salsa deliciosa, sino que podrás adornar tus platos de una forma vistosa, colorida ¡y sana!

¿Cómo se preparan las mayonesas vegetales?

Mayonesa

La elaboración básica es común para todas las mayonesas vegetales. Es tan sencillo como licuar o procesar los ingredientes necesarios y, a continuación, incorporar el aceite lentamente. Después se incorporan los aderezos y se continúa procesando hasta obtener la consistencia y textura que se desea.

Siempre se recomienda usar un aceite de muy buena calidad, como por ejemplo el de oliva. Y si ese aceite es virgen extra, de primera presión en frío, aún mucho mejor.

Por otra parte, hay que tener en cuenta un aspecto importante. Las recetas indican una medida de aceite, pero esta puede variar. Todo dependerá de cómo nos guste la mayonesa, con más o menos consistencia.

En lo que respecta a las verduras, la cocción al vapor es el método más sano. De esta manera se conservan mucho mejor los nutrientes.

Prueba 2 maneras de acompañar tus verduras al vapor

Mayonesas vegetales para todos los gustos

Ahora explicamos cómo preparar dos mayonesas vegetales diferentes. Puedes probar ambas para elegir la que más te guste. ¡Recuerda que son deliciosas y saludables!

1. Mayonesa de zanahoria

Mayonesa de zanahorias

La zanahoria es en este caso la sustituta del huevo. Además, de darle color y sabor a la mayonesa, aporta vitamina A, concretamente carotenoides con actividad provitamínica A, vitamina C y vitamina B6. Una mayonesa con un sabor muy particular que te encantará. Para hacerla necesitas:

  • 3 zanahorias
  • Aceite de girasol u oliva (la cantidad necesaria)
  • 2 cucharadas de jugo de limón (30 ml)
  • Sal a gusto (mejor si es marina)
  • Otros condimentos (orégano, cúrcuma, pimienta, etc.) al gusto

2. Mayonesa de patata y remolacha

Otra versión de mayonesa sin huevo con un resultado muy vistoso. En este caso, combinamos la remolacha (fuente natural de fibra, folatos y potasio) y patatas, por su aporte de vitamina C, B6, fibra e hidratos de carbono. Toma nota de lo que necesitas:

  • 2 remolachas cocidas (bien tiernas)
  • 3 patatas medianas (bien cocidas)
  • Aceite en cantidad suficiente (media taza o 125 ml, aproximadamente)
  • 3 cucharadas de jugo de limón (45 ml)
  • Pimienta y sal a gusto
  • ½ diente de ajo cocido

Prueba la ensalada de espinacas y tofu para veganos

Atrévete a experimentar con las mayonesas vegetales

Mayonesa vegana

Teniendo en cuenta estas fórmulas básicas, puedes experimentar con distintos ingredientes. Existen infinidad de opciones, por ejemplo la mezcla de zanahorias con garbanzos. También puedes probar con arvejas, aguacate, coliflor, zapallo, espinacas, tomate, apio, aceitunas e incluso algunas frutas como el mango.

Otra alternativa interesante es utilizar algunos frutos secos. Pueden ser almendras que, según la Fundación Española de Nutrición, aportan proteínas vegetales (20g/100g), ácidos grasos monoinsaturados, el 25 % de la dosis diaria recomendada de vitamina E por ración (25g) y 2l 18 % de la dosis de fósforo para la misma porción.

Al incorporar frutos secos, el tiempo de procesado será bastante más prolongado, pero el resultado es espectacular. Sin embargo, debes tener en cuenta que estarás sumando calorías a tu plato.

Por supuesto, no se trata de mezclar todo, sino de ir haciendo pruebas con uno o dos ingredientes a la vez. También puedes ir variando los aderezos, como así también la cantidad de aceite, de limón o de ajo, para así obtener mayonesas muy diferentes y originales.

En definitiva, solo queda dar rienda suelta a tu imaginación para deleitar a toda la familia con estas riquísimas mayonesas vegetales que, además de vistosas, son muy saludables. ¡Puedes probar con todo lo que se te ocurra y crear tus propias recetas!

  • Fundación Española de Nutrición. Zanahoria. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/zanahoria.pdf
  • Fundación Española de Nutrición. Remolacha. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/remolacha.pdf
  • Fundación Española de Nutrición. Patata. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/patata.pdf
  • Fundación Española de Nutrición. Almendras. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/almendra.pdf