Me duele la muñeca… ¿Y si tengo una fisura?

Valeria Sabater · 19 julio, 2015
Muchas veces las fisuras de muñeca suelen pasar desapercibidas porque, a pesar de que puede presentarse una molestia continua, no limitan nuestra movilidad

Muchas personas, en especial mujeres, pueden tener una fisura en la muñeca y no saberlo.

Hay veces que la lesión es tan pequeña que no tenemos problemas de movilidad, no obstante, el dolor y la molestia son continuos. De ahí la importancia de reconocer los síntomas.

Si bien es cierto que las fisuras pueden aparecer debido a caídas, golpes o contusiones, en el caso de las mujeres es habitual que aparezca debido a la osteoporosis u otras enfermedades óseas.

Te invitamos a conocer toda la información en el siguiente artículo, y te recomendamos, como siempre que, ante cualquier molestia o preocupación, no dudes nunca en consultar con tu médico.

Causas de la aparición de una fisura en la muñeca

Podríamos decir sin equivocarnos que el dolor en la muñeca es uno de los más comunes. Suele ser muy frecuente a partir de los 50 años, momento en que los problemas óseos empiezan a ser más patentes y es común sufrir este tipo de dolores.

No obstante, veamos ahora cuáles suelen ser las causas más comunes para que aparezca una fisura:

1. Una caída o un golpe

Ir en bici y acabar en el suelo, o perder el equilibrio y caer sobre las manos al ser estas el principal punto de apoyo cuando por ejemplo, resbalamos, es algo muy frecuente.

Lo que suele ocurrir en estos casos es que, a pesar de sufrir un fuerte dolor, notamos que tenemos movilidad, y por tanto nos decimos aquello de “menos mal no tengo nada roto”.

A pesar de poder mover la mano perfectamente, puede aparecer una pequeña fisura en algún hueso de la muñeca o incluso en el antebrazo.

Y aunque el dolor en un principio no parezca tan intenso, es habitual que progrese en forma de “molestia continua”, como un dolor sordo que aumenta cuando llevamos algún peso.

No te sorprenderá saber que hay muchas personas que tardan meses en acudir al médico para pedir una radiografía. Hay veces que la fisura es tan pequeña que apenas se aprecia.

Lee también qué es y cómo tratar el túnel carpiano

2. El estrés repetitivo

Manos

¿A qué nos referimos con estrés repetitivo? Es fácil de entender, cuando pasamos muchos meses y muchos años realizando la misma actividad: escribiendo con el ordenador, cuando utilizamos con frecuencia las tijeras porque nos dedicamos a coser o porque hacemos labores de jardinería y nos pasamos el día manipulando herramientas.

Con los años, y en especial si sufrimos osteoporosis, este tipo de lesiones son muy comunes. El problema llega cuando esa fisura se “enmascara” por otras dolencias, como con un túnel carpiano, por ejemplo.

Es decir, la muñeca ya nos duele porque sí y es común que, antes que al médico para que nos haga una radiografía, recurramos a los analgésicos.

¿Qué síntomas presenta una fisura en la muñeca?

Artritis-mano

1. El tipo de dolor

Notaremos un dolor agudo el momento de la fractura, pero al cabo de los momentos pierde un poco de intensidad para transformarse en una molestia sorda pero persistente que no nos impide en los primeros días tener una movilidad más o menos normal.

No obstante, cuando intentamos sostener pesos, nos es casi imposible y la molestia es muy intensa.

2. Pueden aparecer moratones

La piel puede volverse carmesí en algunos casos, aunque no siempre aparece el moratón. Esto se debe a que hay fisuras más graves que pueden llegar a dañar los vasos sanguíneos del tejido que rodea la fractura.

No obstante, si esto ocurre, ya nos da una pista clara de que hay un problema serio.

Sin embargo, de no aparecer y de notar además que a pesar del dolor podemos mover la mano, es uno de los motivos por los que muchas personas no lleguen a acudir al médico. 

También hemos de tener en cuenta que en caso de padecer osteoporosis, la fisura puede aparecer de un día para otro debido a la debilidad de los huesos.

Como no vemos la moradura, al no haber experimentado “un golpe” o un “traumatismo” tampoco sabemos a qué se debe y no le damos importancia.

Descubre los 10 mejores alimentos para tus huesos

3. La mano puede hincharse

Hay personas que después de sentir el golpe o de sufrir la lesión, ven cómo su mano se hincha de inmediato. Ahora bien, en otros casos, puede ir acumulándose líquido alrededor del sitio de la lesión más poco a poco, siendo más evidente al día siguiente.

Hay quien alivia estos síntomas tomando antiinflamatorios como ibuprofeno, pero recuerda que no debemos nunca enmascarar los síntomas. Acude siempre al médico cuando sufras dolores o veas que tus manos se hinchan.

¿Qué debemos hacer ante un dolor en la muñeca?

hielo

 

Lee también remedios caseros para el dolor de huesos

  • Es importante saber que cualquier retraso en el diagnóstico y el tratamiento de un problema óseo como una fisura puede ocasionarnos una mala cicatrización y perderemos la movilidad de nuestra mano.

Así pues, ante cualquier molestia acude a tu especialista.

  • Para aliviar el dolor lo mejor es la terapia de frío. Aplica compresas de hielo y si lo deseas puedes combinarlas con paños calientes.
  • Los baños con agua de romero o lavanda desinflaman la zona.
  • Es muy posible que tu médico te aplique una férula o un vendaje para que la muñeca permanezca recta.
  • Intenta prevenir fisuras aumentando tus dosis de calcio, cuida de no hacer actividades repetitivas siempre con la misma mano y acude a revisiones periódicas para vigilar tu nivel de calcio en los huesos. ¡Vale la pena!