Me gusta un chico y no me hace caso

Laura Matos · 16 marzo, 2018
¿Qué pasa cuando alguien te gusta y no te hace caso? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para combatir esta inquietud. Motivos, sensaciones, estrategias y también lo que debes evitar para salir airosa.

Si no te quiere, no pierdas el tiempo e inviértelo en otro camino

Se te acelera el corazón, no dejas de mirarlo, te pones nerviosa cuando se acerca, te gusta mucho, te causa ilusión, pero pasa el tiempo y te das cuenta de que no te hace caso; esa situación te desalienta y no sabes qué hacer, ¡Tranquila! Hemos pensado en eso y podemos ayudarte.

Pero antes, toma en cuenta que no puedes permanecer toda la vida en el mismo círculo, busca la manera de saber si realmente le gustas y, más aún, si tiene un interés serio contigo para que no caigas en un estado negativo que pueda perjudicarte emocional y físicamente.

Esto te pasa cuando alguien te gusta

Ser amables para elegir pareja

Algunas de las señales, sobre todo de carácter emocional que experimentas cuando alguien te gusta, podrían ser obvias y, si las identificas, sabrás con certeza que te sientes atraída y empiezas a tomar decisiones al respecto:

  • Te causa curiosidad todo su ser, pero especialmente descubrir qué piensa, qué tan inteligente es o cómo es su vida privada; lo idealizas y lo conviertes casi en tu fetiche.
  • Además, su físico o su intelecto te hacen fantasear e imaginar cómo será su cuerpo, cómo será en la intimidad, cuáles son sus intereses. Sin embargo, esta reacción puede deberse a que no te quieras lo suficiente y busques en otra persona esa cualidad que te falta, en ese caso, debes dedicarte atención primero.

Visita este artículo: 6 discusiones que toda pareja feliz tiene

Qué puede estar pasando

Garantías en la relación de pareja

Las razones por las que el chico que te gusta no te hace caso pueden variar. Ante este panorama, no te angusties, resultaría dañino para ti y tu estabilidad perdería el control, ya que eres la más interesada en un final amoroso feliz. Algunos de los motivos de su poco interés podrían ser:

  • Le gustas y le da pena decírtelo. Generalmente, los hombres son más tímidos que las mujeres.
  • Te quiere, pero solo como amiga, no para establecer un compromiso.
  • Puede que tenga otra relación y no quiere que nadie se entere. Mucho menos tú.

Lo que debes evitar

Cómo fusionar la comunicación en pareja y las nuevas tecnologías

Si el hombre de tus sueños no te hace caso, pero lo deseas y crees que puedes seguir esperando, hay algunos errores que suelen cometerse y que debes evitar para que las probabilidades de éxito se eleven:

  • Reírte de todo lo que dice o hace se verá muy evidente y hasta falso.
  • Vociferar que varios chicos están detrás de ti. A la timidez natural de los chicos sumarás el crear una imagen de pretenciosa.
  • Hacerlo sentir mal por una equivocación en alguna tarea o algún tema que no conozca es un grave error.
  • Fingir que te gusta lo mismo que a él porque no serás honesta y “disfrazarás” tu personalidad. Esto, evidencia una persona indecisa y poco clara.
  • No seas tan obvia, aunque eso no implica que no vayas a ser coqueta ni más amable, pero sin exagerar.
  • Dale “like” a todo lo que publica en redes sociales es lo peor que puedes hacer. No solo no se verá natural, sino que puedes arruinar el flirteo o, incluso, causar el rechazo total.
  • Quedarte inerte. Si no haces nada, dejarás ir la oportunidad y no aprovecharás el momento que se te presentó cuando aparecieron las “mariposas” en tu estómago.

Ver también: Pruebas de amor para validar la solidez de una relación de pareja

¿Cuál es la estrategia?

Conquistar al hombre perfecto

Con estas maniobras que te presentamos a continuación, puedes triunfar en la conquista del hombre de tus sueños siempre y cuando actúes con cuidado e inteligencia y estés consciente de que el hecho de que te guste no garantiza reciprocidad.

  • Si ya te gusta y encuentras la ocasión, ábrele sin miedo tu corazón.
  • Busca la manera de acercártele para decirle lo que sientes, no sin anestesia, sino con sutileza. Recuerda que los gestos hablan por sí solos y hasta más que las palabras.
  • No te apresures. Deja que el tiempo transcurra. No manifiestes desesperación, pero tampoco indiferencia.
  • Estudia su lenguaje corporal. Fíjate si te mira, si se pone nervioso, evalúa cuando procura un acercamiento hacia ti.
  • “Investígalo” con una persona en común para que te cerciores de si tiene otra relación o incluso, aunque suene descabellado, su verdadera orientación sexual.
  • No te hagas la dura y, si lo haces, que no sea por mucho tiempo. Cada persona es un mundo y tiene su vida con sus propios problemas. Nunca olvides que si te gusta, puede gustarle a otra.
  • Si ves que estas tácticas no te resultan, auséntate un tiempo. Es posible que esta actitud lo “asuste” y decida regresar y tomar el coqueteo en serio.

Y en definitiva, si no te busca entonces es momento de, aunque pueda resultar doloroso o frustrante, dejarlo ir porque insistir en esa relación te quitará tiempo valioso que puedes invertir en otra persona que te corresponda y con la que encuentres el verdadero amor.