Me ha puesto cuernos con mi mejor amiga: ¿cómo debo actuar?

Todos los engaños son horribles y angustiantes, pero en algunos casos nos sentimos traicionados en todos los frentes. ¡Me ha puesto los cuernos con mi mejor amiga! Y no sé qué hacer.

A nadie le gusta que le engañen, eso está claro. Sin embargo, hay ciertas infidelidades que duelen más que otras: cuando conocemos al tercero en discordia. Aunque no lo creas, muchas mujeres sufren el desengaño de sus parejas cuando estas tienen relaciones con personas muy cercanas a ellas.

¿Habrá alguna situación más angustiante y horrorosa que decir ‘me ha puesto los cuernos con mi mejor amiga’? Estamos seguros que no. Por eso, en este artículo te contaremos cómo actuar ante este momento desagradable.

Me ha puesto los cuernos con mi mejor amiga: ¿y ahora qué hago?

Tal vez le has pillado ‘con las manos en la masa’, quizás hayas sospechado que algo no andaba bien y encontraste mensajes o cosas que lo inculpaban… O puede que tu (ex o no) pareja te haya confesado su accionar porque le pesaba en su consciencia.

Lo cierto es que te has enterado lo peor que se puede esperar en las relaciones: me ha puesto cuernos con mi mejor amiga. Te sientes traicionada de ambos lados, ya que no solo quien creías era el amor de tu vida ha sido infiel… sino también esa persona a la cual le has confiado todo te ha jugado sucio.

Por supuesto que la primera reacción será la de bronca, ira o desesperación. Luego vendrá la etapa de sufrimiento y angustia. Pero en algún momento debemos tomar una decisión sobre qué queremos hacer o pensamos que es mejor para nosotros.

Existen diversos caminos que podemos tomar en esta situación y todas ellas requieren de cierta calma y tiempo. No podemos decidir sobre nuestro futuro en un minuto… es preciso reflexionar y analizar bien los pro y los contra de cada alternativa. Las opciones más habituales son:

Opción 1: dejar a tu pareja y pelearte con tu amiga

Si no aceptas una infidelidad, o quizás no ha sido la primera vez que tu pareja te engaña, entonces lo mejor aquí es ‘cortar por lo sano’ como se dice popularmente. Ambos (pareja y amiga) se han portado pésimo contigo y te han clavado el puñal por la espalda.

Por supuesto que tomar esta decisión es muy doloroso, porque no solo estarás perdiendo a tu amor, sino también a aquella persona a la cual le ofrecías tu amistad.

Debes saber que pasarás por un duelo insoportable, que te costará volver a confiar en alguien y que seguramente deberás encontrar con quien hablar sobre el tema. Buscar ayuda profesional puede ser una excelente opción.

Infiel y la tristeza.

Opción 2: conversar y llegar a un acuerdo con tu pareja

Algunas mujeres luego de enterarse de que sus parejas les habían engañado con sus mejores amigas, optaron por ‘quedarse’ con su pareja. Ellas indicaban que la mujer era la culpable o bien que deseaban continuar la relación amorosa por sus hijos o porque podían perdonarle.

Para llegar a esta decisión, es fundamental calmarte y dejar que tu pareja te cuente su historia. Quizás se deba a un error, a una confusión, a un momento de debilidad o de embriaguez… Por supuesto estas pueden ser excusas o verdades, y creer en ellas (o no) depende de cada uno.

De cualquier manera, siempre es bueno escuchar lo que el otro tenga para decir. Incluso aunque no le perdonemos. Pero si decides llegar a un acuerdo con tu pareja y continuar juntos, es muy importante que saquen rédito a esta situación: tal vez ahora vayan a terapia, salgan más, tengan mejor sexo, etc.

Puede que también te interese descubrir: Cómo perdonar una infidelidad y entender si vale la pena hacerlo

Opción 3: escuchar la versión de tu (¿ahora ex?) amiga

Esta es otra de las alternativas posibles. No es para nada bonito decir “me ha puesto los cuernos con mi mejor amiga” y no sentir ira o violencia hacia esa persona en la cual tanto confiábamos. Sin embargo, también deberíamos darle la oportunidad para que nos cuente qué ha sucedido y por qué ha estado con tu pareja.

Como sucede en el caso anterior, queda en ti aceptar su historia y sobre todo perdonarla o terminar la amistad. Dependerá de cuán verídico sea su argumento y si estás dispuesta a continuar siendo su amiga.

Ten en cuenta que las relaciones -ya sean de pareja o de amistad– son tan frágiles como un jarrón de porcelana y con un engaño o caída se pueden romper para siempre… Puedes juntar los pedazos y pegarlos, pero no volverán a ser como antes.

Amigo consolando

En cualquier decisión que tomes, la paciencia y la calma son fundamentales. Primero porque necesitas tranquilidad para pensar en tu futuro y segundo porque es normal que aparezcan momentos de tristeza, de querer que nos rindan cuentas o de aumentar los celos y la paranoia.

Por supuesto que un engaño no es para nada agradable y no se lo deseamos ni a nuestro peor enemigo… pero quizás sea una nueva oportunidad para mejorar una relación o para prestar más atención antes de confiar en alguien.

Te puede gustar