Me he enamorado de mi mejor amigo. ¿Qué hago?

9 febrero, 2018
Es posible que nuestro mejor amigo no nos corresponda en el terreno sentimental y que la relación de amistad cambie, por lo que debemos pensarlo bien antes de arriesgarnos a perderlo

La amistad es un vínculo muy fuerte que, en ocasiones, puede terminar derivando en amor. Pero ¿qué debo hacer si me he enamorado de mi mejor amigo? ¿Cuáles son las consecuencias que puede haber si me declaro?

Estas son algunas preguntas que todas las personas que se han enamorado de sus mejores amigos se hacen. Hoy vamos a ver qué podemos hacer, así como las ventajas o desventajas que tiene cada opción que tomemos.

Lee: Los amigos benefician seriamente la salud

Estoy enamorado de mi mejor amigo y quiero sincerarme

Amigas que se gustan

La primera opción que vamos a contemplar es la que tiene que ver con ese deseo de transmitirle a la otra persona que nos hemos enamorado de ella y que queremos que nuestra relación avance.

No obstante, hay algunas dudas al respecto que pueden abordarnos. Una de ellas es perder una bonita amistad por iniciar una relación de pareja que no se sabe si llegará a término o cuánto podrá durar.

Muchas veces, nos apegamos a un tipo de relaciones y tenemos miedo de perder todo lo bueno que nos hacen sentir. Esto ocurre cuando tenemos que distanciarnos de un amigo por ir a trabajar a otro lugar, por ejemplo.

Sin embargo, en este caso el miedo es fruto de la transformación de esa relación. Asimismo, también tenemos que tener en cuenta cuál será la respuesta de nuestro mejor amigo.

Aquí hay varias posibilidades:

  • Le digo a mi mejor amigo que me he enamorado y este me dice que solo me ve como un amigo. La relación de amistad sigue como hasta el momento.
  • Le confieso que me he enamorado y me dice que él siente lo mismo.
  • Una vez me he sincerado me dice que no comparte mis sentimientos y la relación de amistad no vuelve a ser la misma.

Descubre: Perder una amistad puede doler tanto como romper con la pareja

La ventaja de esto es que somos sinceros, uno de los pilares básicos de cualquier relación. La desventaja es que tal vez la relación de amistad no vuelva a ser la misma.

Aceptar la friendzone

Friendzone

La friendzone o zona de amistad es un término que hace referencia a esas relaciones en la que uno de los miembros siente algo por su amigo, quien no le corresponde.

Esta situación podemos aceptarla cuando nos declaramos y somos rechazados, o también podemos estar en ella si decidimos guardarnos nuestros sentimientos.

En ambos casos, estamos en una relación desigual, pues nuestros sentimientos son diferentes a los de nuestro mejor amigo.

Estar en la friendzone puede llevarnos a estar pendientes de la esperanza de que algún día nuestro mejor amigo nos vea como algo más. Esto puede limitarnos para encontrar a una potencial pareja.

Lee: La esperanza de las personas rotas

También, hay que tener en cuenta si la persona de la que estamos enamorados nos da largas, esperanzas o si nos dice tajantemente que no nos ve más que como una amistad y no va a querer nada más.

Hay muchas personas que, por miedo a dar una negativa rotunda, dejan la puerta a medio cerrar y esto puede hacer mucho más daño que ser realmente sinceros.

Cuidado con involucrarse en una relación “con derechos”

Amigos tomando un helado

Cuando nos enamoramos de un mejor amigo, puede que consigamos establecer una relación con derecho a roce, como se conoce coloquialmente.

El problema de este tipo de relaciones es que pueden dar alas a una esperanza aun mayor. Esto puede hacernos mucho daño y continuar esperando por algo que no llegará.

También es necesario diferenciar si ese enamoramiento se ha producido tras entablar una relación de “amistad con derechos con alguien” o si ha surgido en una relación de años donde no ha habido ningún tipo de contacto sexual.

En el primer caso, quizás habría que ver si es realmente una relación de amistad. Muchas veces, dos personas se consideran amigas y quedan para tener relaciones, pero en realidad ahí se queda su “amistad”. No hay más.

Otras, en cambio, hacen vida de amigos, además de tener contacto sexual.

El sexo puede ser un factor de enganche importante que nos puede mantener pendientes de una esperanza que deberíamos perder lo antes posible.

Antes de irte no te pierdas: ¿Es malo un exceso de sinceridad?

Decidir confesar lo que sentimos por la otra persona, como hemos visto, tiene sus ventajas y desventajas. Tú decides la mejor opción para ti.

¿Podrás continuar teniendo una relación de amistad con tu mejor amigo? ¿Puedes dejar de verlo como una potencial pareja? Eso dependerá de cada persona…

Te puede gustar