Medicamento: aprende a diferenciar el nombre comercial del principio activo

María Vijande 18 junio, 2018
Diferenciar el nombre comercial del principio activo de un fármaco es una cuestión que muchas personas se plantean a la hora de entender las recetas médicas o pedir un medicamento en la farmacia.

Son muchas las personas que, a día de hoy, no son capaces de diferenciar el nombre comercial del principio activo de un fármaco. Por ello debemos aclarar estos dos conceptos para evitar confusiones.

El principio activo se puede decir que es el ”ingrediente” principal de un medicamento. Es el encargado de ejercer la acción farmacológica en el organismo. Por ejemplo, la marca Neobufren es un medicamento que contiene ibuprofeno, que es el principio activo. Existen distintas marcas, dependiendo del laboratorio, para el principio activo ibuprofeno.

Para entenderlo mejor, veamos diferentes conceptos para tener una idea clara y poder diferenciar el nombre comercia del principio activo.

¿Qué es un principio activo?

A pesar de que ya hemos visto un pequeña aclaración sobre este término, la definición oficial de principio activo es toda materia, cualquiera que sea su origen (humano, animal, vegetal, químico u otro) a la que se atribuye una actividad apropiada para construir un medicamento.

Los principios activos de los medicamentos son las sustancias a las cuales se les debe el efecto farmacológico . El uso de estas se remonta a la prehistoria, donde se consideraba que los principios eran plantas y sustancias naturales. Más adelante, se fueron aislando los componentes de las plantas y ya en el sigo XX se identifica la estructura química de muchos de ellos.

Los efectos desencadenados por los principios activos son dependientes de la cantidad ingerida o absorbida de los mismos. Además, para conseguir la forma farmacéutica deseada, los principios activos se asocian a excipientes, que son sustancias que ayudan a la preparación, conservación y administración de los medicamentos sin interferir en la acción farmacológica.

Una forma farmacéutica es la disposición final a la que se adaptan tanto los principios activos como los excipientes para formar un medicamento con el fin de mejorar la administración del mismo

Nombre comercial de un medicamento

Ahora que ya entendemos el concepto anterior, podemos diferenciar el nombre comercial del principio activo. El nombre comercial de un medicamento es un seudónimo usado por las empresas para desempeñar su negocio.

En la industria farmacéutica sirve para identificar el medicamento de un determinado laboratorio farmacéutico. El nombre comercial puede parecerse o no al principio activo del fármaco. Vamos a ver por ejemplo el caso del paracetamol. En nombre paracetamol es el nombre del principio activo, sin embargo, se puede vender bajo los nombres de:

  • Dolocatil.
  • Cupanol.
  • Apiretal.
  • Otros

Cada uno de estos nombres pertenece a un laboratorio farmacéutico distinto, pero todos contienen paracetamol como principio activo. Sin embargo, debemos tener en cuenta que hay otra denominación usada para nombrar a los medicamentos, que es el nombre genérico.

¿Sabemos que es un genérico?

Los medicamentos genéricos nos pueden confundir a la hora de diferenciar el nombre comercial del principio activo de un fármaco.

Pues bien, los medicamentos genéricos son aquellos que no se distribuyen con un nombre comercial, pero que contienen la misma concentración y dosificación que su equivalente de marca. En otras palabras, los genéricos contienen los mismos principios activos que tienen los medicamentos con nombre comercial, pero se venden bajo el nombre del principio activo.

Volvemos al ejemplo del paracetamol. Hemos visto que el paracetamol se puede vender bajo varios nombres comerciales dependiendo del laboratorio farmacéutico. Sin embargo, este principio activo también se puede vender bajo su propio nombre, paracetamol.

Para-acetaminofenol

Por lo tanto, en una farmacia podremos pedir el principio activo paracertamol de varias maneras, bien por su nombre comercial que es la marca, o bien por el nombre del principio activo, que es el genérico.

Para reconocer si un medicamento de lo están vendiendo bajo el nombre comercial o bajo el nombre del principio activo debemos fijarnos en el envase del medicamento. Si se vende por nombre de principio activo o genérico, en el envase aparecerá, en lugar del nombre comercial o marca, el nombre de la sustancia de la que está hecho según la nomenclatura DCI seguido del nombre del laboratorio fabricante.

Ventajas de la denominación por nombre de principio activo

Como ya sabemos diferenciar el nombre comercial del principio activo, podemos ver la ventaja de denominar a los medicamentos por su nombre genérico. Al llamar a los fármacos directamente por su principio activo es una forma clara y simple de reconocerlos. Con ello se evita confusiones a la hora de dispensar o prescribir.

 

En cambio, los medicamentos de marca presentan una media de cinco nombres comerciales diferentes por cada principio activo, lo que genera confusiones tanto a los profesionales de la salud como a los pacientes.

Por ello, se están implantando leyes que obliguen a los médicos a prescribir con nombre de principio activo, con el fin de facilitar, tanto la prescripción como la dispensación o la comprensión por parte del paciente. Mediante esta prescripción, se le permite al paciente conocer el principio activo que se le ha recetado para su enfermedad independientemente de la marca o laboratorio que comercialice el medicamento.

Bibliografía

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar