5 medicamentos comunes en el embarazo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 7 enero, 2019
Thady Carabaño · 8 enero, 2019
La mayoría de las mujeres embarazadas tienen dudas e inquietudes sobre el consumo de medicamentos durante el proceso de gestación. Lo mejor es evitar la automedicación para que no haya riesgos de afectar al bebé.

Una de las experiencias más importantes en la vida de una mujer es el embarazo. Desde el momento en que comienza la existencia de este ser dentro del vientre, el cuerpo inicia un proceso natural de cambios. Tanto físicos como psicológicos. También comienzan las interrogantes, entre ellas, cuáles son los medicamentos comunes en el embarazo que se pueden tomar sin afectar al bebé.

Náuseas, mareos, vómitos, dolores en las caderas, y un sinfín de malestares son comunes. La madre comenzará a experimentar los cambios hormonales. Todo esto es relativamente normal. Especialmente en los primeros tres meses de gestación.

Sin embargo, es posible que exista alguna complicación, infecciones vaginales o renales, o cualquier otro trastorno frecuente en esta etapa de gestación. Es ahí cuando se debe acudir al uso de medicamentos. Lo ideal es que esto siempre ocurra bajo supervisión médica.

Medicamentos comunes en el embarazo que puede tomar

Mujer embaraza en el sofá.
Aunque existan algunos medicamentos permitidos en el embarazo debes siempre consultar con tu médico o farmacéutico.

Muchos fármacos están permitidos en este período de gestación. Además de los síntomas propios del embarazo, la madre puede necesitar medicación para aliviar algún malestar por contaminación con agentes biológicos externos u otros.

Aunque hay muchos medicamentos de venta libre en las farmacias para tratar el resfriado, la tos, la diarrea, el estreñimiento o las náuseas, lo ideal es que antes de consumirlos, es que consultes con tu médico. Algunos pueden no ser recomendables para la mujer embarazada.

Evita tomar medicamentos combinados que ofrecen calmar más de un síntoma a la vez. Por ejemplo, si tomas un calmante para un dolor de cabeza, evita que esté combinado con antihistamínicos o descongestionantes. A continuación, te nombraremos los medicamentos comunes en el embarazo que se pueden tomar:

1. Paracetamol o acetaminofén

Entran en la categoría de los analgésicos. Recomendados para combatir los dolores y la inflamación. Ambos actúan contra anomalías leves. Incluso, funcionan en caso de que presenten síntomas de resfriado.

Leer más: ¿Cuáles son las diferencias entre el ibuprofeno y el paracetamol?

2. Clotrimazol o Miconazol

Funcionan como antimicóticos. Son medicamentos comunes en el embarazo, ya que ayudan a combatir las infecciones vaginales causadas por hongos. También es efectivo si existe ardor y flujo vaginal.

3. Antiácidos con magnesio

Las marcas comerciales más conocidas de antiácidos, que tienen en su composición el magnesio, son efectivos y seguros a la hora de calmar la molesta acidez estomacal. Este es uno de los síntomas muy frecuentes durante el embarazo.

4. Loratadina o Clorfeniramina

Cualquiera de estos antihistamínicos son los más recomendados a la hora de presentar alergias. Ambos alivian la congestión nasal cuando la futura madre se encuentra frente a factores alergenos.

5. Milax o senokot

Estos medicamentos son efectivos en el tratamiento contra el estreñimiento. Otro síntoma común entre las mujeres embarazadas. Especialmente en los últimos meses de gestación.

Las vitaminas no pueden faltar

Mujer embarazada comiendo uvas en la cama.
La vitamina B12 o el ácido fólico son suplementos que toda embarazada debe tomar.

Las vitaminas y suplementos alimenticios son fundamentales para el desarrollo del bebé. Tu médico o partera te indicarán las más propicias para las condiciones en que se da tu gestación.

Las más comunes son: vitamina C, para la formación de los vasos sanguíneos del bebé; ácido fólico, para la producción de glóbulos rojos; vitamina D, para producir dientes, tejidos y huesos sanos; y hierro, para nutrir el crecimiento del bebé y de la placenta.

Sin embargo, aunque las vitaminas son de venta libre en las farmacias, evita exagerar las cantidades. El consumo en exceso no te “beneficia más”, sino que lo eliminas a través de la orina. De modo de que no solo pierdes las vitaminas, sino también el dinero. También las pueden consumir a través de una buena alimentación.

Remedios naturales: una buena opción

Mortero, esencias y plantas.
Otra forma de tratar el malestar es emplear remedios naturales. Consulta a tu médico.

Aparte de todos los medicamentos mencionados, también existen opciones en los remedios naturales o caseros. A veces los malestares y síntomas que se presentan durante el embarazo, se pueden aliviar cambiando de hábitos. Incluso, realizando actividades que sean positivas para la salud.

Si se adopta un estilo de vida saludable durante la gestación, es posible que no tenga que recurrir al uso excesivo de fármacos. Muchos de esos consejos que han prevalecido desde el tiempo de las abuelas funcionan, en la mayoría de los casos. Atrévete a probarlos.

Por supuesto, es fundamental para toda futura madre alimentarse bien, caminar y ejercitarse. Llevar un embarazo sano es fundamental para aliviar los síntomas que nos hacen recurrir a los medicamentos. Asimismo, tener una rutina para dormir, relajarse y descansar es vital.

Quizá te interese: Combate el cansancio crónico con 5 remedios naturales

Evita siempre la automedicación

La mayoría de las mujeres están conscientes que durante la gestación se debe evitar tomar medicamentos a la ligera. Pero si la mujer padece de alguna enfermedad gestacional u otra de mayores implicaciones, le indicarán tomar medicamentos para mantener su dolencia controlada. Lo primordial en esta etapa, es preservar la salud de la madre y la del bebé.

Sin embargo, automedicarse no es una buena opción, y especialmente durante el primer trimestre, ya que es un período muy sensible para el feto. Lo más recomendable es consultar con el médico antes de tomar un medicamento, incluso aquellos que son considerados medicamentos comunes en el embarazoDe esta manera, te aseguras de no provocar alteraciones en el correcto desarrollo del feto.

Las indicaciones debes seguirlas al pie de la letra. Es vital recordar que, aunque son múltiples las molestias que pueden aparecer en este periodo, tu médico o partera sabrán que es lo más adecuado para ti y tu bebé.

  • Gimeno, FJ Abad, et al. "Categorías de riesgo de los medicamentos utilizados durante el embarazo: Guía rápida de consulta." Farm Aten Prim 3 (2005): 49-61.
  • Taboada Lugo, Noel, et al. "Uso de medicamentos durante el embarazo y su posible efecto teratogénico." Revista Cubana de Medicina General Integral 20.4 (2004): 0-0.
  • Vergel Rivera, Germán, and Alicia Zapata Martínez. "Embarazo y medicamentos en un área de salud." Revista Cubana de Medicina General Integral 15.3 (1999): 227-231.