¿Cuánto debe medir la circunferencia abdominal?

Edith Sánchez·
03 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Elisa Martin Cano al
03 Agosto, 2020
La medida de la circunferencia abdominal es un dato relevante para determinar si hay obesidad o no. A su vez, es un factor clave del riesgo cardiovascular y de la posibilidad de daño en la circulación sanguínea.
 

Las medidas de la circunferencia abdominal importan más allá de la estética. Si en esta zona del cuerpo hay grasa acumulada, esto se convierte en factor de riesgo cardiovascular. Para conocer el valor, basta con pasar un metro alrededor de la cintura, a la altura del ombligo.

¿Cuál es el límite que no debería superarse en la circunferencia abdominal? La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que, en el caso de las mujeres, la medida no debe superar los 88 centímetros, en tanto que para los hombres el tope asciende a 102 centímetros.

Los riesgos de tener una circunferencia abdominal mayor a lo normal

La alerta de riesgos cardiovasculares se enciende cuando hay obesidad. Entre tanto, el mismo es mayor si la circunferencia abdominal excede las medidas consideradas saludables, puesto que denota un aumento de los problemas circulatorios.

Si los kilos de más están distribuidos en diferentes partes del cuerpo, existe peligro real de patologías cardíacas. Pero esto aumenta cuando la zona abdominal acumula más grasa que otras regiones corporales. Es así porque el tejido graso intraabdominal contiene células, llamadas adipocitos, que producen una determinada cantidad de hormonas con valor metabólico.

Tales adipocitos actúan liberando ácidos grasos libres, los cuales son metabolizados por el hígado, que los usa como energía en vez de emplear la glucosa. En consecuencia, el azúcar no utilizada por el hígado queda en el organismo y aumenta su nivel. Este proceso hace que aumenten los lípidos en sangre y que la glucemia se dispare.

 

Visto así, se entiende por qué un abdomen abultado es un problema mucho más que estético, ya que puede llevar al síndrome metabólico. El mismo se caracteriza por un aumento del colesterol malo y de los triglicéridos, como también disminución del colesterol bueno, incremento de la presión arterial e hiperglucemia.

Medición del abdomen en mujer
El perímetro de la cintura y del abdomen se miden de manera sencilla con un metro.

Sigue leyendo: ¿Cuáles son los riesgos de la obesidad tipo manzana?

Cómo tomar las medidas de manera correcta

Un metro y algunos consejos son lo necesario para tomar las medidas de la circunferencia abdominal. Los médicos suelen hacer esta medición como control de rutina. También lo hacen cuando notan un aumento del índice de masa corporal (IMC) que indica posible obesidad o sobrepeso.

Para tomar correctamente las medidas de la circunferencia abdominal hay que estar de pie, con los brazos a los lados del cuerpo. Luego, aflojar el cinturón, en caso de llevarlo. También hay que retirar la camisa o prenda que cubra el torso para medir sobre la piel y a la altura del ombligo.

La cinta de medir o metro debe ubicarse por debajo de la caja torácica y por encima de la parte alta del hueso de la cadera. El abdomen debe estar relajado. Es conveniente exhalar antes de pasar el metro y, luego de hacer la medición, anotar las cifras de inmediato para no perder su información.

 

También te puede interesar: Claves para reducir el sobrepeso con la dieta

Tipos de obesidad de acuerdo al perímetro abdominal

Existen dos tipos de obesidad, según la localización del exceso de grasa. Una es la obesidad periférica; se habla de ella cuando la adiposidad está situada en muslos, glúteos o cadera. La otra es la obesidad central, que está localizada casi en exclusiva a la altura de la circunferencia abdominal.

Cuando una persona presenta obesidad central se encuentra ante el doble de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta que el exceso de grasa siempre es dañino, con independencia de dónde se ubique.

Cuando hay más grasa abdominal o visceral, se denomina obesidad androide o en forma de manzana. En tanto que la obesidad producida por la acumulación en brazos, piernas y cadera se denomina ginoide o, también, forma de pera.

En la zona de la circunferencia abdominal están localizados órganos muy importantes: el hígado, el estómago, el bazo y la vesícula. Estos son los que sufren la actividad de esta grasa localizada. En el caso de las mujeres, los cambios hormonales de la menopausia contribuyen a marcar cambios en su estructura corporal.

Médica mide el abdomen de paciente
La medición de la circunferencia abdominal es parte de los controles cardiológicos de rutina en la actualidad.
 

¿Qué hacer si mi circunferencia abdominal es mayor a lo normal?

Para evitar el aumento de grasa en la circunferencia abdominal es conveniente llevar un estilo de vida saludable. Se aconsejan realizar ejercicios aeróbicos combinados con otros de fuerza. Los primeros contribuyen al gasto de calorías y los segundos tonifican los músculos y mejoran la postura corporal.

Llevar una dieta saludable, libre de grasas saturadas y azúcares simples, ayuda a controlar el peso. Además, este tipo de alimentación es benéfica para el corazón. La hidratación es un factor importante, puesto que contribuye a prevenir la retención de líquidos. Descansar bien alivia el estrés y mejora el funcionamiento hormonal.

La postura corporal es un tema no menor. No es conveniente permanecer muchas horas sentado con la columna curva. Esta posición favorece el relajamiento de los músculos abdominales y la consiguiente acumulación de grasas en la zona. Por último, es indispensable hacer un control médico, por lo menos una vez al año, donde se nos medirá la circunferencia abdominal para certificar que se reduce.

 
  • Moreno González, M. I. (2010). Circunferencia de cintura: una medición importante y útil del riesgo cardiometabólico. Revista chilena de cardiología, 29(1), 85-87.
  • Aguilar, N. C. M., & Cáceres, V. A. S. (2016). Obesidad Central y Obesidad Periférica como Factor de Asociación de Hipertensión Arterial en Escolares Adolescentes de los Principales Colegios de la Ciudad de Chiclayo. Revista Experiencia en Medicina del Hospital Regional Lambayeque: REM, 2(2), 44-49.
  • Remón Popa, I., González Sotolongo, C., & Arpa Gámez, Á. (2013). Estimación del punto de corte de la circunferencia abdominal como criterio diagnóstico del síndrome metabólico. Revista Cubana de Medicina Militar, 42(1), 29-38.
  • Chambilla, Mari Carrión, et al. "Índice de masa corporal, circunferencia abdominal y su impacto en los niveles de presión arterial." Revista Diagnostico 46.1 (2007).
  • Johnson, Steven T., et al. "Metabolic risk varies according to waist circumference measurement site in overweight boys and girls." The Journal of pediatrics 156.2 (2010): 247-252.
  • Ramírez, Robinson, and Ricardo A. Agredo. "El sedentarismo es un factor predictor de hipertrigliceridemia, obesidad central y sobrepeso." Revista Colombiana de Cardiología 19.2 (2012): 75-79.
  • Pavón de Paz, I., C. Alameda Hernando, and J. Olivar Roldán. "Obesidad y menopausia." Nutrición Hospitalaria 21.6 (2006): 633-637.
  • Siqueira, Gisela Rocha de, and Giselia Alves Pontes da Silva. "Alterações posturais da coluna e instabilidade lombar no indivíduo obeso: uma revisão de literatura." Fisioterapia em movimento 24.3 (2011): 557-566.
  • Jorquera, A. Carlos, and L. Jorge Cancino. "Ejercicio, obesidad y síndrome metabólico." Revista Médica Clínica Las Condes 23.3 (2012): 227-235.