La mejor manera de limpiar el acuario

Jose Popoff · 1 abril, 2018
A continuación te enseñamos los trucos que necesitas para limpiar el acuario correctamente y así, puedas mantenerlo sin ningún tipo de inconvenientes.

Por lo general, los peces son unas mascotas de bajo mantenimiento. Solo necesitan una alimentación adecuada, agua limpia y oxígeno. En esta ocasión te mostramos cómo limpiar el acuario de la forma correcta para que puedas mantenerlos sanos y tranquilos.

Usualmente, colocamos nuestros peces una zona ventilada de nuestra sala. Como parte del entorno hogareño y para la salud de tus peces, es importante mantener el acuario siempre limpio.

El agua atrapa sustancias del ambiente que se sedimenta en las paredes aparte que los peces también tienen sus desechos, los cuales es importante limpiar con frecuencia. ¿Estás listo para aprender cómo mantener a tus peces en un ambiente limpio y sano?  Continúa leyendo.

¿Qué se necesita para limpiar el acuario?

Qué se necesita para limpiar el acuario

Es importante que tengas todo listo antes de comenzar, incluyendo las toallas porque es probable que se derrame un poco de agua fuera del acuario mientras limpias.

Ten en cuenta que tu prioridad debe ser causar el menor impacto posible a los peces. Es por esta razón que se debe remover el agua, poco a poco. Ahora bien, estos son los materiales que debes tener a mano para comenzar con la limpieza:

  • 1 cubeta vacía.
  • Toallas limpias.
  • 1 sifón de agua.
  • 1 raspador de algas.
  • Acondicionador para agua.

Ver también: Cómo puedes tener estanques de interior

¿Cómo limpiar el acuario correctamente?

Prueba primero con los estanques prefabricados

Nuevamente te recordamos que debemos tener mucho cuidado para no alterar mucho a los peces para no causarles daño.

  1. Pon la toalla limpia alrededor de tu acuario para absorber cualquier cantidad de agua que derrames. Coloca más toallas alredededor si una es insuficiente.
  2. Con mucho cuidado, saca todos los ornamentos de la pecera y límpialos con ayuda de una esponja y agua caliente corriente.
  3. Asegúrate de remover los restos de alga que puedan tener. No utilices limpiadores abrasivos ya que pueden quedar residuos dentro del ornamento y dañar a tus peces. Los químicos contenidos en los jabones de limpieza de utensilios son tóxicos para tus peces.
  4. Limpia el cristal interior del acuario utilizando un raspador de algas. Realiza movimientos ascendentes y descendentes, lentamente.  Utiliza primero la parte más rugosa del raspador y luego repasa con la superficie suave.
  5. Utiliza la red para ir removiendo los restos de suciedad que se van acumulando en la superficie.
  6. Ahora procede a remover parte del agua con el sifón. Coloca el extremo más pequeño del sifón dentro del acuario y la parte más ancha dentro de la cubeta vacía.
  7. Haz movimientos suaves pero rápidos con el sifón dentro del acuario hacia abajo y hacia arriba hasta que el agua comience a salir por el mismo. Si tienes acceso a una, también puedes utilizar una bomba pequeña que facilite el trabajo.
  8. Coloca el sifón sobre la grava que está sucia para que aspire parte de esa suciedad. Ten cuidado de no aspirar ninguna piedra que se pueda atorar en el sifón.
  9. Cuando ya tengas un 15 o 20% de agua en el acuario, retira el sifón. No tienes que limpiar toda la grava en el acuario, solamente algunas partes.
  10. Vuelve a introducir los ornamentos limpios.
  11. Agrega agua limpia del grifo al acuario para terminar de llenar la pecera con el acondicionador de agua. Al vertir el agua limpia, ten cuidado de hacerlo de forma lenta, en un rincón, para no molestar a los peces.

Te recomendamos leer: El pescado más saludable y el que hay que evitar

Recomendaciones para limpiar el acuario

Recomendaciones para limpiar el acuario

  • Lava el acuario por lo menos 1 vez por semana.
  • No utilices lejía, ni jabones de ningún tipo ya que puedes envenenar a los peces.
  • Si ves que crecen algas en la pescera, es necesario asearla de inmediato.
  • Utiliza los utensilios de limpieza de tu acuario exclusivamente para ese uso. De lo contrario, podrías introducir bacterias que pueden perjudicar a tus peces.
  • Existen algunos peces conocidos como “peces limpiadores” (como los corronchos) que se comen los desperdicios que flotan en el agua. Antes de introducirlos, asegúrate de que sean compatibles con los peces que ya se encuentran en tu acuario.
  • Asegúrate de que el agua nueva que vas a introducir sea de la misma temperatura que la que ya se encuentra en la pecera, para evitar que los peces sufran un shock térmico.
  • Es importante que seas conciente de que, entre más peces hay en un acuario, el agua se ensuciará más rápido.
  • Si tienes plantas, asegúrate de retirarlas cuidadosamente y lavarlas bien.