¿Qué es mejor? ¿Más peso o más repeticiones en el ejercicio?

Deberemos optar por una u otra alternativa en función de nuestros objeticos, ya que no se necesita la misma rutina para perder peso que para muscular determinadas zonas

Aquellas personas que van al gimnasio o realizan una rutina en casa seguro alguna vez se han hecho esta pregunta: ¿Qué es mejor? ¿Más peso o más repeticiones en el ejercicio?

Todo depende del objetivo que tengamos. Para saber más sigue leyendo este artículo.

¿Levanto más peso o hago más repeticiones?

Obsesión por el ejercicio

Podría decirse que esa es la pregunta del millón y que va acompañada de otros interrogantes, tales como cuál es el método más efectivo para fortalecer y aumentar los músculos o cómo hago para bajar de peso más rápido.

  • Antes que nada debemos saber algo muy importante: para progresar en el gimnasio y alcanzar nuestros objetivos deportivos y físicos no podemos entrenar siempre de la misma manera.
  • Esto quiere decir que cada algunos días es fundamental implementar ciertos cambios o mejoras.

Si levantamos siempre el mismo peso, hacemos la misma cantidad de repeticiones o corremos a la misma velocidad el cuerpo se acostumbra y llega a un umbral o techo “bajo”.

De esta manera nos dice que hasta allí llega y que no debemos pedirle más esfuerzo. Así, el resultado o consecuencia de esta hábito es justamente no conseguir ningún cambio o mejora.

Aunque el cuerpo esté cada vez más resistente a los ejercicios (y eso también es una buena noticia) no podemos quedarnos “estancados” en la misma rutina. Porque, además, es muy aburrido.

Las variaciones son necesarias porque nos permiten mejorar y conseguir nuestras metas o al menos estar más cerca de ellas.

Si queremos tener más músculo tendremos que levantar cada vez más peso del que estamos acostumbrados.

No importa la cantidad de repeticiones sino los kilos que podamos añadir a la barra o a la máquina en cuestión. La progresión es muy importante, ya que así el cuerpo se va habituando.

Pero, cuidado, porque eso no quiere decir forzarlo, ya que puede derivar en lesiones musculares y articulares que además de ser dolorosas nos alejan del objetivo.

No es recomendable sumar mucho peso de una misma vez sino ir con calma.

¿Más repeticiones = más progreso?

En cuanto a las repeticiones quizás sí tenemos el “permiso” de cambiarlas a nuestro gusto e incluso reducir la cantidad si hacemos con más peso.

El problema reside en que el cuerpo, al poco tiempo, está cómodo otra vez (llega al techo) y, si no introducimos algún cambio, no mejoramos ni avanzamos.

En lugar de aumentar las cargas es recomendable hacer más repeticiones con el mismo peso. Cuando ya no te represente un desafío ese peso y esas repeticiones entonces modifica una u otra variable.

Gracias a las repeticiones estarás más fuerte, porque desarrollarás los músculos y el organismo será más resistente a la fatiga. Además, podrás quemar más grasas y calorías.

El aumento de las repeticiones no siempre tiene que ir de la mano con un incremento en el peso, sino que puedes ir alternando los cambios.

Una buena técnica para levantar pesas consiste en menos cargas, pero más repeticiones. Así nos centramos en el movimiento y evitamos lesiones causadas por el peso excesivo sin preparación previa.

Se recomienda no sobrepasar las 16 repeticiones cuando levantamos peso. Si eso te parece poco, entonces es porque necesitas aumentar las cargas.

Lo importante es la alternancia para poder progresar de a poco. A medida que puedas levantar más peso podrás aumentar las repeticiones y viceversa.

Te recomendamos leer: 10 tips para quemar más calorías sin hacer ejercicio

Para ganar fuerza: ¿más peso o más repeticiones?

Ejercicio para ganar fuerza

La hipertrofia (más músculo) es uno de los principales objetivos en el mundo del fitness.

Para ello debemos producir daño muscular, el cual da lugar a la síntesis proteica y a la construcción de las fibras musculares (durante el proceso de recuperación).

  • En este proceso influyen tres factores: la tensión mecánica, el estrés del metabolismo y el daño muscular.
  • Para poder desarrollar masa muscular debemos realizar entre 3 y 5 series de hasta 12 repeticiones con descansos de 1 a 3 minutos.

La fuerza y la resistencia son los otros dos pilares a los que apuntan los deportistas.

En función a lo que queramos conseguir es el tipo de combinación peso-series.

  • Para fortalecer se aconsejan entre 4 y 8 series de 1 a 3 repeticiones, con la capacidad máxima que podamos levantar.
  • En cambio, para ser más resistente se deben bajar las cargas y aumentar las repeticiones (entre 12 y 16).

Las sesiones con cargas elevadas incrementan la fuerza, pero este tipo de entrenamiento puede tener sus consecuencias y riesgos. Por ejemplo, causa lesiones o adaptaciones negativas.

Las cargas bajas son menos “dañinas”, pero los resultados más reducidos.

Siempre y cuando se realicen con planificación y asesoramiento, cualquiera de las dos prácticas pueden ser saludables.

Ver también: ¿Es recomendable el ayuno para perder peso?

Para quemar grasas: ¿más peso o más repeticiones?

Mujer haciendo ejercicio con pesas

Esta es otra de las preguntas comunes en los gimnasios.

Aunque haya muchos mitos en relación a este tema, lo cierto es que hacer ejercicio con el peso y las repeticiones adecuadas e incrementarlas cada algunas semanas (según nuestros avances) es ir por el buen camino.

Muchas personas relacionan la quema de calorías con los ejercicios aeróbicos (por ejemplo, la cinta o la bicicleta fija) y no con una sesión de pesas.

La realidad es que ambos pueden complementarse para lograr el objetivo de bajar de peso.

Tampoco es verdad que por hacer más repeticiones vayamos a reducir más grasas. Todo depende de la intensidad que le apliquemos al entrenamiento.

  • Cargas altas y pocas repeticiones traen como consecuencia más masa muscular y, por ende, menos grasa.

Si buscamos quemar calorías y conseguir músculo entonces es mejor anteponer el peso a las repeticiones ligeras.

No obstante, si tu único objetivo es bajar de peso, entonces es recomendable más series con pocas cargas.

Te puede gustar