Mejora la circulación sanguínea con estas 5 bebidas

Carolina Betancourth · 5 abril, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 29 enero, 2019
Si incluimos estas bebidas naturales dentro de una dieta equilibrada y evitamos hábitos nocivos, como el tabaco o el alcohol, conseguiremos disfrutar de una buena calidad de vida.

La circulación sanguínea desempeña un papel principal en la vida de toda persona, ya que permite el transporte de oxígeno y nutrientes varios a todas las células del cuerpo.

Ahora bien, la sangre puede circular gracias al trabajo del corazón que, de forma continua, la bombea para que llegue, sin problemas, a todo el organismo. No obstante, en ocasiones, pueden surgir algunos inconvenientes, por ciertos factores que pueden disminuir o interferir su paso a través de las venas y arterias.

Cuando existe una mala circulación, muchas funciones del cuerpo se ven afectadas y, con el tiempo, se comienzan a experimentar síntomas que afectan la calidad de vida de la persona. De allí gran parte de la importancia de mantener buenos hábitos de vida.

Ahora bien, en caso de exista un diagnóstico de trastorno circulatorio, se deben poner en práctica las indicaciones del médico y, por supuesto, corregir todos aquellos hábitos que no hayan sido muy beneficiosos para la salud.

Para ayudarte con ello, te proponemos algunas bebidas, muy fáciles de preparar y con ingredientes naturales, que puedes incluir en tu dieta para mejorar la circulación sanguínea.

1. Zumo de remolacha

La remolacha es un alimento rico en proteínas, fibra y folatos que ayudan a reforzar el sistema circulatorio. También contiene un fitoquímico conocido como ‘betaína’ que, por su efecto antioxidante, actúa con vías metabólicas para disminuir la aparición de radicales libres. 

Sin embargo, es su alto contenido de potasio lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea. La acción diurética de este mineral ayuda a eliminar el exceso de líquido que se acumula en los miembros inferiores y que empeora y ralentiza la circulación.

Por otra parte, la remolacha contiene bioflavonoides que ayudan a prevenir y aliviar varias patologías, como las varices.

jugo de remolacha

Ingredientes

  • 3 remolachas medianas (100 g).
  • ½ vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Limpia y corta en rodajas las remolachas.
  • Coloca todos los ingredientes en la licuadora y procesa todo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Consume dos veces al día para obtener sus beneficios.

2. Licuado de fresa y pomelo

El licuado natural de fresa y pomelo concentra una alta cantidad de antioxidantes, vitaminas A y C y minerales que fortalecen el sistema circulatorio, sobre todo, las arterias y los capilares, y que ayudan a prevenir la formación de coágulos.

Ingredientes

  • 10 fresas maduras (25 g).
  • ½ vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de miel (20 g).
  • El jugo de 2 pomelos (100 ml).

Preparación

  • Extrae el zumo de dos pomelos y mézclalo en la licuadora junto con las fresas, la miel y el agua.
  • Asegúrate de obtener una bebida sin grumos.
  • Bebe al momento, por lo menos, tres veces a la semana.

3. Infusión de jengibre

La raíz de jengibre es rica en antioxidantes. Tiene propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes que ayudan a estimular el paso de la sangre a través de las arterias. Por ende, su consumo en infusión puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo a través de las arterias.

*Nota: consulta con tu médico antes de beber esta infusión. En especial, si sigues algún tratamiento farmacológico. 

Infusión de jengibre

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de jengibre rallado, fresco (10 g).
  • 2 cucharadas y media de miel de abejas (25 g).

Preparación

  • Pon a calentar el agua en una olla.
  • Una vez alcance el punto de ebullición, agrega el jengibre y reduce la llama el fuego al mínimo.
  • Deja al fuego un par de minutos más y añade la miel.
  • Remueve un par de veces, lentamente, tapa y deja reposar otros 5-6 minutos.
  • Cuela y bebe hasta dos veces al día.

4. Jugo de pepino y apio

El jugo natural de pepino y apio es una bebida con una gran acción diurética que ayuda combatir la retención de líquidos y la inflamación derivada de este mismo problema. Esto puede resultar especialmente útil en caso de hipertensión arterial.

Ingredientes

  • 3-4 pepinos (45 g).
  • 2 tallos de apio (20 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml)

Preparación

  • Lava y escurre bien los vegetales.
  • A continuación, trocea los pepinos.
  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Consume la bebida, sin colar, dos veces al día.

Descubre: Los 7 mejores consejos para combatir los problemas de circulación en las piernas

5. Batido de papaya, ciruela y uva verde

Dado que las tres frutas son muy ricas en antioxidantes y fibra (los cuales refuerzan el sistema circulatorio), esta bebida puede resultar muy conveniente para mejorar, en general, el estado de salud y, por supuesto, la circulación sanguínea.

batido de papaya

Ingredientes

  • 3 ciruelas (30 g).
  • Uvas verdes (80 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava bien las uvas y llévalas al vaso de la licuadora con las ciruelas y el vaso de agua.
  • Procesa todo hasta conseguir una bebida homogénea.
  • Te recomendamos que la tomes en ayunas, durante dos semanas seguidas para obtener sus beneficios.

Otros consejos para mejorar la circulación sanguínea

Es importante aclarar que, aunque estas bebidas son un gran apoyo para mejorar la circulación sanguínea, es necesario incluirlas dentro de un plan de alimentación balanceado, que tenga un buen control de calorías, grasas y azúcares; así como una buena hidratación. Por otra parte, será fundamental seguir las indicaciones del médico.

De nada servirá consumir estas bebidas saludables si se mantiene un estilo de vida sustentado en una mala alimentación y el sedentarismo. Por ello, te animamos a corregir todos aquellos hábitos que no te están aportando ningún beneficio.