Mejora la digestión con jengibre, cúrcuma y comino

Elena Martínez Blasco · 27 diciembre, 2015
Además de tomarlas cuando tengamos alguna afección estomacal, también podemos consumir estas especias como prevención para mejorar nuestra salud gástrica y favorecer las digestiones

Mejora la digestión de la manera más saludable, efectiva y sencilla. Incorpora a tu dieta algunos alimentos medicinales como el jengibre, la cúrcuma y el comino.

Es fundamental ir cambiando nuestros hábitos alimenticio. Podemos sustituir alimentos que no nos aportan nada y que incluso perjudican nuestra digestión, por aquellos que nos la facilitan y nos hacen sentir mucho mejor cada día.

Descubre en este artículo por qué el jengibre, la cúrcuma y el comino son tan beneficiosos, así como las maneras más originales y beneficiosas de incorporarlos a tus recetas habituales.

Mejoran la digestión

¿Cuántas personas sufren con demasiada frecuencia gases, pesadez, acidez, reflujo, estreñimiento, etc.?

Son desarreglos digestivos que pueden aparecer, al principio, de manera puntual después de las comidas, pero que, con el tiempo, pueden volverse cada vez más frecuentes.

Cuanto antes empecemos a cambiar los malos hábitos que nos perjudican, más a tiempo estaremos de evitar problemas de salud graves.

Además, después de las comidas, nos sentiremos satisfechos, con energía y vitalidad y sin ningún tipo de malestar. Descubre cómo te ayudan estos alimentos y mejora la digestión desde hoy mismo.

Ver también: 12 remedios caseros para el estreñimiento

El jengibre mejora la digestión

Jengibre molido mejora la digestión

Esta exótica especia es cada vez más popular en las gastronomías de todo el mundo, gracias a sus numerosas propiedades.

Sus virtudes digestivas la convierten en un alimento imprescindible en nuestra cocina diaria. Con el uso de esta especia en los alimentos beneficiaremos a toda la familia.

Las mujeres deberían tenerla todavía más en cuenta, ya que favorece muchas funciones del cuerpo femenino.

Esta raíz de origen asiático, tiene un sabor refrescante, dulce y bastante picante. La parte que consumimos es el rizoma, el cual se puede conseguir fresco o en polvo.

El jengibre facilita la producción de enzimas digestivas y combate la acidez gástrica. Incluirlo en nuestra dieta es una excelente manera de prevenir y tratar la gastritis y las úlceras. Por último, también calma las náuseas y previene los vómitos.

¿Cómo lo tomamos?

  • En infusión, antes y después de las comidas.
  • Como condimento en guisos, carnes, pescados, verduras salteadas, sopas, cremas, arroces, salsas, etc.
  • En jugos, limonadas y batidos.
  • En bizcochos, galletas y dulces de todo tipo.
  • Confitado.

La cúrcuma mejora la digestión

La cúrcuma, un remedio antiguo

Existen pocos alimentos medicinales tan potentes como la cúrcuma. Es una especia cuyo nombre, en su origen, significa azafrán, debido a que es un potente colorante culinario.

  • Es cada vez más conocida por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerígenas, antidepresivas, inmunitarias, etc.
  • También combate el dolor, los problemas respiratorios y los cardiovasculares.

Además, es un remedio digestivo muy completo por los siguientes motivos:

  • Estimula las secreciones gástricas, lo cual mejora la digestión de lo que estamos consumiendo.
  • Combate la hinchazón y ayuda a expulsar los gases del intestino.
  • Mejora la función intestinal y trata las diarreas frecuentes.
  • Estimula el apetito a las personas inapetentes.
  • Mejora las gastritis por falta de ácidos y también previene las úlceras.
  • Protege la función del hígado y elimina los cálculos que se acumulan en la vesícula biliar.

¿Cómo la tomamos?

  • La podemos añadir en pequeñas cantidades a guisos, sopas, cremas, arroces, pastas, legumbres, etc. También dará un llamativo color amarillo a las recetas.
  • En jugos y batidos.
  • En cápsulas o comprimidos.

Te recomendamos leer: Limpia tus pulmones con un jarabe natural de jengibre y cúrcuma

El comino mejora la digestión

Cominos

Esta especia es menos utilizada que las anteriores. No obstante, esto también se debe al desconocimiento de sus beneficiosas propiedades. Uno de sus usos más frecuentes es debido a que mejora la digestión.
Las semillas de comino ya se usaban en el antiguo Egipto para evitar la aparición de gases y facilitar la digestión, por lo que es indispensable para aquellas personas que sufren flatulencias o para añadir a recetas que incluyan alimentos flatulentos.
  • El comino también combate la anemia, es un sedante natural que trata el estrés y el insomnio y previene y elimina la placa bacteriana de la boca.

¿Cómo lo consumimos?

  • En guisos y potajes que incluyan legumbres, hortalizas de la familia de la col o mezclas de varios alimentos diferentes.
  • En panes y galletas especiadas.
  • Consúmelo en cremas saladas, frías o saladas como, por ejemplo, el hummus o crema de garbanzo.
  • En infusión, hirviendo las semillas durante 5 minutos y dejándolas reposar otros 5.
  • En cápsulas o comprimidos.

Recomendamos consultar con el médico antes de realizar cualquier tratamiento, aunque sea natural.

  • Arriagada, E. (2013). APARATO DIGESTIVO. APARATO DIGESTIVO. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Comunitaria, S. E. de M. de F. y. (2005). Enfermedades del aparato digestivo. Hernia. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-407695-2.00007-X
  • Cascales, M., & Doadrio, A. L. (2014). Fisiología del aparato digestivo. Analesranf. https://doi.org/10.1177/1065912915589763
  • Tortora, G., & Derrickson, B. (2006). El aparato digestivo. In Principios de Anatomía y Fisiología. https://doi.org/9789687988771
  • Dorado Ocaña M.E, A. M. F. (2011). Desarrollo del Aparato Digestivo. In Tratado de Gastroenterología, hepatología y nutrición pediátrica aplicada de la SEGHNP . https://doi.org/10.4067/S0717-95022012000400006