Mejora tu salud cada mañana tomando infusión de cúrcuma

Carolina Betancourth · 29 julio, 2016
Siempre que no tengamos ninguna condición hepática, la cúrcuma, gracias a sus múltiples propiedades, nos puede ayudar a mejorar nuestra salud general y darle un impulso a nuestro organismo.

Una infusión de cúrcuma nos ayuda a aprovechar al máximo los nutrientes de esta especia, conocida como «la reina de las especias» o la «raíz de oro».

Es nativa de Asia y forma parte de la familia de las zingiberáceas, a la que también pertenece la raíz de jengibre. Es conocida por sus múltiples aplicaciones culinarias, dado que sirve para aportar color y sabor a varias preparaciones.

Además, en muchas culturas se han reconocido sus beneficios medicinales y, durante siglos, ha sido uno de los ingredientes básicos en la elaboración de remedios alternativos.

Y es que, aunque para muchos sigue siendo desconocida, esta prodigiosa planta es un potente antinflamatorio y antioxidante que ayuda a prevenir varias enfermedades.

Sus beneficios antioxidantes son similares a las de las vitaminas C y E, concentra altos niveles de hierro, magnesio y potasio, y también aporta fibra.

Beneficios de la infusión de cúrcuma

La infusión de cúrcuma sirve como antinflamatorio, analgésico y antiséptico natural. Sus propiedades antioxidantes ayudan a luchar con los radicales libres.

Por su significativo aporte de nutrientes y su capacidad para combatir varias enfermedades, hay quienes la utilizan como complemento a los tratamientos tradicionales.

Entre sus principales bondades para el organismo cabe destacar:

Ver también: Limonada de cúrcuma para prevenir el cáncer

Calma el dolor en las articulaciones

La infusión de cúrcuma ayuda contra el dolor articular

La curcumina, el compuesto activo de la cúrcuma, le confiere propiedades antinflamatorias y analgésicas que disminuyen el dolor que afecta las articulaciones.

Su consumo regular equilibra los procesos inflamatorios del organismo, combate la retención de líquidos y disminuye la rigidez.

Protege el cerebro

Esta infusión fomenta la destrucción de las placas que se acumulan en las células nerviosas y que, con el tiempo, pueden llevar a trastornos cognitivos, como el alzhéimer.

También estimula la actividad de las neuronas y minimiza la acción negativa de los radicales libres.

Mejora la salud cardiovascular

El corazón se beneficia de tomar infusión de cúrcuma

El efecto positivo de la curcumina reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, lo que ayuda a prevenir la obstrucción de las arterias y la presión arterial alta.

Sus antioxidantes mejoran la circulación, protegen el músculo cardíaco y reducen el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

Previene la diabetes tipo 2

La cúrcuma ayuda a reducir la resistencia a la insulina y a controlar los niveles de glucosa en la sangre para prevenir la diabetes de tipo 2.

Además, en cantidades moderadas puede potenciar los efectos de los medicamentos recetados para tratar esta condición.

Favorece la pérdida de peso

La cúrcuma promueve la pérdida de peso

Los compuestos de la cúrcuma ralentizan el crecimiento de los adipocitos, aceleran la termogénesis y evitan la acumulación de tejido graso.

Algunos estudios sugieren que podría disminuir los niveles de cortisol, una hormona que podría preparar al organismo para retener grasa.

Mejora la digestión

La curcumina favorece la función de la vesícula biliar y estimula la liberación de bilis para facilitar la descomposición de las grasas.

Es suave con el estómago y tiene la facultad de inhibir la inflamación abdominal, la acidez y la indigestión.

Te recomendamos leer: Los mejores alimentos de fácil digestión

¿Cómo preparar una infusión de cúrcuma para mejorar la salud?

infusión de cúrcuma

Esta bebida natural es muy baja en calorías y concentra todas las propiedades de la cúrcuma para cuidar el cuerpo.

Sirve como apoyo a los tratamiento de varias enfermedades y, a largo plazo, podría tener efectos positivos efectos anticancerígenos.

Se recomienda combinar esta infusión de cúrcuma con un poco de jugo de limón para potenciar su acción diurética.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharada de miel orgánica (25 g)
  • ½ taza de agua tibia (125 ml)

Instrucciones

  • Calienta el agua, exprime el jugo de limón y combina todos los ingredientes hasta obtener una bebida homogénea.
  • Endulza con una cucharada de miel orgánica para hacer su sabor más agradable.
  • Bébela de inmediato, preferiblemente en ayunas.
  • Repite su consumo todos los días, durante tres semanas seguidas.
  • De forma opcional puedes tomarla tres veces a la semana.

Esta bebida se debe evitar en caso de padecer piedras en la vesícula o cualquier enfermedad que comprometa al hígado.

Asimismo, se debe tener precaución, ya que altera los efectos de algunos tipos de medicamentos. Consulta con tu médico antes de tomar esta infusión de cúrcuma para complementar tu tratamiento.

 

  • Li, H. L., Liu, C., De Couto, G., Ouzounian, M., Sun, M., Wang, A. B., … Liu, P. P. (2008). Curcumin prevents and reverses murine cardiac hypertrophy. Journal of Clinical Investigation. https://doi.org/10.1172/JCI32865
  • Prasad, S., & Aggarwal, B. B. (2011). Turmeric, the Golden Spice: From Traditional Medicine to Modern Medicine. Herbal Medicine: Biomolecular and Clinical Aspects. https://doi.org/doi:10.1201/b10787-14
  • Daily, J. W., Yang, M., & Park, S. (2016). Efficacy of Turmeric Extracts and Curcumin for Alleviating the Symptoms of Joint Arthritis: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials. Journal of Medicinal Food. https://doi.org/10.1089/jmf.2016.3705
  • Aggarwal, B. B., Sundaram, C., Malani, N., & Ichikawa, H. (2007). Curcumin: The Indian solid gold. Advances in Experimental Medicine and Biology. https://doi.org/10.1007/978-0-387-46401-5_1