Mejora tu estado de ánimo con la alimentación

¿Sabías que los alimentos que comes y la manera de comer condicionan tu estado de ánimo? ¿Sabías que hay alimentos que hacen que te sientas bien y otros en cambio que causan irritabilidad y mal humor?

En este artículo te enseñamos cómo puedes mejorar tu estado de ánimo si tener que tomar ningún suplemento o medicamento. Simplemente aprendiendo a elegir los alimentos que te aportarán lo que tu cuerpo necesita para estar sano y positivo.

El triptófano y la serotonina

Los alimentos que contienen triptófano, un aminoácido que estimula la producción de serotonina, son los primeros que debemos elegir. De hecho, la falta de serotonina está relacionada con estados de depresión, tristeza, ansiedad, angustia y otras emociones negativas que son precisamente las que queremos combatir. Por ello se dice que el triptófano actúa como un antidepresivo natural, sustituyendo en muchos casos la necesidad de tomar otros suplementos o medicamentos.

Por lo tanto la serotonina, a través del triptófano que tomaremos, nos aportará una sensación de relajación, bienestar y optimismo.

Estos son algunos de los alimentos que te aportan triptófano:

  • Chocolate
  • Carne
  • Pescado: especialmente el pescado azul (atún, caballa, salmón, sardina)
  • Lácteos, sobre todo el queso
  • Huevos
  • Frutos secos como las nueces, las almendras o el cacahuete
  • Semillas como las de calabaza o las de sésamo
  • Frutas como el plátano, la piña, la fresa, el aguacate o la papaya
  • Verduras como la rúcula, la coliflor, los espárragos

frutas y frujos secos jaime.silva

Los ácidos grasos esenciales

Aunque los ácidos grasos esenciales no generan directamente serotonina, sí que tienen la propiedad de ayudar al equilibrio mental, y por lo tanto también los incluiremos en nuestra alimentación diaria. Recomendamos especialmente los siguientes alimentos:

  • Aceite de lino
  • Aceite de onagra
  • Pescado azul
  • Aguacate

El magnesio

El magnesio es un mineral imprescindible para nuestra salud por múltiples motivos, entre ellos el de regular nuestro sistema nervioso. Nos permite tratar naturalmente todo tipo de alteraciones del sistema nervioso: insomnio, ansiedad, hiperactividad, inquietud, ataques de pánico, fobias.

Éstos son los alimentos más ricos en magnesio:

  • Cacao
  • Vegetales de hoja verde oscura: acelga, rúcula, lechuga, espinaca.
  • Frutas: Plátano, albaricoque, aguacate, melocotón, ciruela.
  • Frutos secos: Almendras, anacardos, avellanas, nueces.
  • Legumbres: Guisantes, lentejas
  • Semillas
  • Cereal: Arroz integral, mijo, avena
  • Patata
  • Calabaza

chocolate negro SimonQ

Alimentos que empeoran nuestro ánimo

También es fundamental evitar en nuestra dieta todos aquellos alimentos que hacen el efecto contrario a estos nutrientes, ya que alteran nuestro equilibrio interior y afectan directamente sobre nuestras emociones. Además, son causa de muchas enfermedades, por lo que conviene eliminarlos totalmente de nuestra alimentación.

  • La carne consumida en exceso
  • Las grasas saturadas
  • Los edulcorantes artificiales como el aspartamo o la sacarina
  • Los conservantes y los colorantes artificiales
  • El azúcar blanco y las golosinas
  • Las bebidas artificiales
  • El alcohol

La manera de comer

La manera de comer influye también directamente en nuestro estado de ánimo. ¿Cuál es nuestra relación con la comida? ¿Es equilibrada, tranquila y ordenada, o bien es impulsiva, impaciente o con remordimientos? La digestión y la calidad con que nuestro cuerpo va a asimilar los nutrientes van a depender también de estas cuestiones, por lo que cada vez que nos sentemos a comer deberíamos seguir los siguientes consejos:

  • Comer siempre sentados, sin prisas
  • Masticar bien los alimentos hasta triturarlos completamente antes de tragarlos
  • Comer solos o bien acompañados
  • Comer la cantidad justa para saciarnos, sin quedarnos con hambre ni excedernos
  • Evitar conversaciones intensas u otras actividades, como ver la televisión
  • No comer si estamos nerviosos o estresados. Esperar a estar más tranquilos, ya que sino podemos sufrir una indigestión

Los momentos de bajón emocional

A veces nos sucede que tenemos un mal despertar o un mal día y sentimos el deseo de comer alimentos que sabemos que no nos sientan bien, pero que aparentemente nos calmarán la ansiedad, la frustración, el nerviosismo, etc. Para estos casos recomendamos elegir una de estas opciones para calmarnos de manera natural:

  1. Primeramente beberemos dos vasos de agua seguidos, con lo cual “llenaremos” el vacío emocional que estemos sintiendo sin la necesidad de comer de manera impulsiva
  2. También podemos tomar una infusión de pasiflora, melisa, lavanda o tila, que tienen efectos relajantes
  3. Comeremos algún tentempié saludable, como una fruta, un jugo natural o un puñado de frutos secos (nueces, almendras, avellanas) o frutas secas (dátiles, ciruelas pasas).

frutos secos The Travelling Bum
Imágenes por cortesía de jaime.silva, SimonQ y The Travelling Bum.