Mejora tu estado de ánimo con los aromas y los colores

Hay personas que, a menudo, sufren desánimo, tristeza, nostalgia, pesimismo… Sin llegar a la depresión, estos estados empeoran su calidad de vida y les afectan tanto a ellas como a las personas que les rodean.

De manera natural, podemos buscar remedios que nos ayuden a mejorar nuestro estado de ánimo. En este artículo te explicamos cómo puedes utilizar los aromas y los colores para lograrlo.

Decora tu casa

¿Cuántas horas pasas en casa diariamente? ¿Son los momentos en los que te sientes más desanimada? Fíjate en las tonalidades y la decoración de tu casa. ¿Qué colores predominan?

Los colores influyen directamente en nuestro estado de ánimo y, si pasamos muchas horas al día en una habitación concreta, podemos aprovechar esa ocasión para redecorarla.

La mayoría de las personas tienen las paredes de casa blancas, ya que es un color neutro que aporta luminosidad y hace que los espacios parezcan más grandes. Una opción que tenemos es pintar solamente una pared o una zona pero, si no te planteas pintar ninguna pared, puedes jugar con el mobiliario y la decoración, añadiendo elementos de color como cojines, colchas, tapices, cuadros, jarrones, etc.

Amarillo, naranja y rojo

  • El color amarillo tiene efectos antidepresivos y es un color poco estridente que suele combinar bien con el resto de elementos de la habitación. Además, aporta una sensación de limpieza y equilibrio.
  • El color naranja es el más alegre de todos, ya que transmite creatividad, extroversión y optimismo. Es la opción ideal si, además, queremos dar un poco de calidez a la estancia.
  • Si además del desánimo sentimos falta de energía, como si nos costara arrancar cada día, te sugerimos detalles en color rojo, un color muy estimulante y energético. No obstante, debemos evitar abusar de él, sobre todo en el dormitorio, ya que en exceso nos lleva a estado de agresividad e irritación.

comedor ParksTally

 

La luz natural

Para beneficiarnos de las propiedades terapéuticas de los colores deberíamos intentar buscar la máxima luminosidad de manera natural, ya que una estancia oscura nos llevará a un estado de ánimo bajo. El sol nos da energía y vitalidad por lo que, si no lo podemos conseguir en casa, intentaremos ir a algún lugar donde podamos exponernos a él tranquilamente, al menos quince minutos al día. Evitaremos siempre las horas de máxima radiación solar, las del mediodía.
sol Dd

Elige bien la ropa

Los colores no se deben quedar solamente en casa. Deben acompañarte siempre, en especial, a aquellos lugares donde te sientas más desanimada. La manera de conseguirlo es eligiendo la ropa de esos colores. Si te resulta demasiado estridente, puedes elegir complementos como colgantes, pendientes, cinturones, bolsos, etc., que te permitan añadir ese toque de color amarillo, naranja o rojo.

Aromatiza tu hogar

Además de los colores, los aromas también influyen directamente en el sistema nervioso y en las emociones. Esta ciencia se conoce como aromaterapia, y se basa en el uso de aceites esenciales. No debemos confundirlos con las esencias artificiales que venden en muchas tiendas y que simplemente se caracterizan por su olor. Debemos buscar aceites esenciales certificados y de calidad, extraídos de las plantas de manera natural.

Los aceites esenciales conocidos por sus propiedades antidepresivas son los cítricos:

  • Naranja.
  • Limón.
  • Pomelo.
  • Mandarina.

Pruébalos y elige los que más te gusten para aromatizar tu hogar. Lo puedes hacer de tres maneras:

  • Con un difusor aromático.
  • Poniendo agua y unas gotas del aceite esencial en un bote de espray para vaporizarlo por la casa.
  • Impregnando algunos recipientes de la casa.
  • Añadiéndolos a los productos de limpieza del hogar.

citricos veronicasheppard

Perfúmate naturalmente

Estos aceites también te pueden acompañar allí donde vayas, a modo de perfume natural. Ya que el aroma personal es una cuestión muy íntima y subjetiva, te recomendamos que pruebes también otras fragancias que aportan alegría, pero que dependen siempre del gusto de la persona:

  • Pino: Alegría de vivir. Estimulante.
  • Ylang-ylang: Estimulante y sensual.
  • Lavanda: Equilibrio.
  • Salvia: Antidepersivo y euforizante.

Te puedes aplicar unas gotas en el cuello, o bien, mezclarlos con tus productos de belleza habituales: con la crema hidratante, el champú, el acondicionador, el jabón de manos, etc.

También se venden unos colgantes especiales para que puedas impregnarlos con la esencia.

Imágenes por cortesía de ParksTally, Dd y veronicasheppard.