Mejora tu postura y alivia el dolor cervical

Paula Aroca 5 enero, 2014
Para aliviar el dolor por contracturas musculares podemos aplicar una terapia de frío-calor. Asimismo, nos aseguraremos de que nuestra almohada y nuestro colchón sean los adecuados para evitar futuras dolencias.

¿Quién en algún momento no ha sufrido dolor cervical? Esa molesta tensión en los músculos que rodean el cuello, que no te permite moverlo con normalidad, aparece en casi todas las personas en algún momento, debido principalmente a la mala postura al trabajar, mirar TV o sentarse frente al ordenador, por ejemplo.

La buena noticia es que existen varias maneras de ejercitar y fortalecer los músculos de la zona cervical para evitar el dolor, ciertas posturas que debes adoptar para evitar las contracturas y remedios que te aliviarán cuando el dolor aparezca. Continúa leyendo para conocer más sobre el dolor cervical.

¿Qué es el dolor cervical y cuáles son sus causas?

El término “dolor cervical” hace referencia a las molestias que pueden presentarse en diversas estructuras del cuello: músculos, vértebras, huesos y discos intervertebrales.
Una de las causas más frecuentes de dolor cervical es la tensión o contractura de los músculos de la zona, provocada por actividades cotidianas, como dormir en posición incómoda, estar inclinado sobre una mesa o escritorio durante horas, tener el monitor del ordenador demasiado alto o demasiado bajo, o torcer y girar el cuello con movimientos de “latigazo”, mientras se hace gimnasia.
Otras causas de dolor cervical pueden ser: fibromialgia, artritis cervical, rotura de un disco, o pequeñas fracturas debido a la osteoporosis, entre otros.

Un dato muy importante: Si las molestias cervicales se acompañan de fiebre, dolor de cabeza y rigidez de cuello, consulta inmediatamente al médico, pues podría ser meningitis.

Qué hacer si tienes dolor cervical por contracturas musculares

Si el dolor ya apareció, esto es lo que debes hacer:

  • Toma analgésicos de venta libre, por ejemplo, ibuprofeno.
  • Aplica hielo en la zona los primeros dos días. Luego, aplica calor, con almohadillas térmicas o compresas calientes.
  • Realizaejercicios de rango de movimiento: muy lentamente mueves la cabeza de un lado a otro, hacia arriba y hacia abajo, y acercas cada oreja al hombro. Estos ejercicios ayudan a estirar suavemente los músculos del cuello.
  • • Si esto no te alivia totalmente, puede ser buena idea contratar un masajista profesional. Ellos saben cómo aliviar contracturas musculares con sus manos.
  • • Si consultas un médico, éste puede recetarte analgésicos más potentes, relajantes musculares y un collarín cervical, si fuera necesario.

Dolor en el cuello

Cómo evitar las contracturas en el cuello

  • Utilizatécnicas de relajación y ejercicio para liberar el estrés y relajar los músculos. Puede ser yoga, meditación o cualquier otra disciplina que te ayude a relajarte.
  • • Aprende a realizar ejercicios de estiramiento para los músculos del cuello.
  • • Adopta una buena postura al trabajar en el escritorio o frente al ordenador: la espalda debe estar derecha y bien apoyada y el monitor a la altura de los ojos.
  • No permanezcas muchas horas en la misma postura. Una vez por hora, tómate algunos minutos para levantarte del escritorio, cambiar de posición, realizar ejercicios de estiramiento para el cuello y relajarte un poco, antes de continuar con el trabajo.
  • Asegúrate de tener una almohada que se adapte bien a la forma de tu cuello. Verifica también que tu colchón sea lo suficientemente firme como para sostener tu cuerpo sin hundirse.

El dolor cervical causado por contracturas musculares es realmente una causa muy frecuente de consulta médica y ausentismo laboral. Sin embargo, siguiendo estas sencillas pautas, el dolor puede prevenirse, y si se presenta, puede mejorar en pocos días.

Te puede gustar