Cómo mejorar la relación con los compañeros de trabajo

¿Sabías que aquellos compañeros de trabajo con los que menos relación o afinidad tienes deberían ser con los que más trataras? Daos una oportunidad para congeniar

Pasamos muchas horas en nuestros empleos como para no llevarnos bien con quienes nos rodean.

¿Sabías que una de las maneras de sentirnos más satisfechos en lo laboral es mejorar la relación con los compañeros de trabajo?

No se trata de caerle de maravillas a todo el mundo ni que sean tus mejores amigos, sino que la convivencia sea lo más agradable posible.

Conoce más a continuación.

Consejos para mejorar la relación con los compañeros de trabajo

Es normal que algunas personas experimenten ciertos problemas para interactuar con sus colegas de oficina. Hay demasiada competencia, personalidades y realidades diferentes.

No obstante, eso no significa que debamos llevarnos mal con gente que, para bien o para mal, comparte tantas horas con nosotros.

Por supuesto que tampoco es cuestión de querer ser amigos de todos pero sí, al menos, tener una vida laboral un poco más agradable.

Presta atención a estos consejos para mejorar la relación con los compañeros de trabajo:

Visita este artículo: Beneficios de colocar flores en casa y el trabajo

1. Conocerlos

Conocerlos

Te asombrará lo interesados que estarán en contarte sobre sus vidas. A todas las personas les encanta que les pregunten algunas cuestiones personales de las cuales puedan enorgullecerse.

Por ejemplo, que el hijo sacó excelentes calificaciones en la escuela, que la hija consiguió el primer lugar en un certamen, que se ha comprado una casa de ensueño a las afueras de la ciudad, etc.

Tómate el tiempo para saber un poco de la vida y los intereses de tus compañeros fuera del trabajo. Incluso podrás sorprenderte de las cosas que tenéis en común: equipo de fútbol, libros, películas, actividades de fin de semana, etc.

2. Ser amigable

Hay una gran diferencia entre ser agradable de forma sincera que hablar amigablemente por compromiso. Trata de desarrollar más la primera opción para mejorar tu relación con los colegas de trabajo.

No olvides que tanto tú como ellos pasáis muchas horas en un puesto que probablemente no les agrade. Entonces no hay nada mejor que encontrar una cara o un gesto amable y sincero.

Aprende los nombres de tus compañeros y diles buen día, buenas tardes, buen fin de semana, etc. con una linda sonrisa en tu rostro. Ser amigable atrae energías positivas.

3. Dar oportunidad a otros

Dar oportunidad a otros

En los tiempos actuales en los cuales es normal competir con los colegas para lograr un ascenso, un premio o una felicitación puede ser algo difícil permitir que los demás progresen o les vaya bien.

Entonces, esa puede ser tu técnica para mejorar la relación con los compañeros de trabajo.

No trates de que tus ideas sobresalgan por encima de la de los demás, no desacredites a un colega en frente de los otros, no sigas a tu jefe para convencerle de que tú lo haces mejor que el resto… Así te ganarás el aprecio de quienes te rodean.

4. Evitar los chismes

Nunca digas algo negativo de un colega, sobre todo si no sabes si es verdad. Los chismes se esparcen muy rápido por toda la oficina y, aunque nunca se conoce quien lo inventó o “disparó”, lo cierto es que no hablan bien de quienes los usan para sacar ventajas.

Los dimes y diretes déjalos para aquellos que no tienen nada mejor que hacer. En tu caso, debes ocupar tu tiempo en ser más eficiente y llevarte mejor con tus compañeros. ¡Eso ya es demasiado esfuerzo!

5. Tratar con todos

Tratar con todos

Es verdad que podemos tener más afinidad con ciertas personas en el trabajo (lo mismo pasa en cualquier otro lugar) pero no por ello debemos dejar de lado a quienes no nos caen tan bien.

Incluso deberías trabajar más con aquellos que no tienes cosas en común.

Quizás hayas tenido algún problema en el pasado con esa persona o bien te bases en un prejuicio. Dale una oportunidad para estar seguro de que no es de tu agrado.

Y si eso sucede, igualmente te recomendamos que lo saludes, lo respetes y lo felicites si hace un buen trabajo.

6. Ser agradecido

Dile gracias a los que te ayudan, a los que contribuyen para que tu jornada sea más llevadera, a los que te dan consejos o a los que forman parte de tu equipo.

A todos nos gusta sentirnos apreciados y que los demás reconozcan nuestros esfuerzos.

Si fomentas la cultura del agradecimiento en la oficina, sin dudas, podrás mejorar la relación con los compañeros de trabajo, ya que todos te “copiarán” y el ambiente será más ameno.

No te olvides de los elogios sinceros sobre ciertos cambios como, por ejemplo, cortes de cabello, vestimenta, etc., ni tampoco de las felicitaciones ante un ascenso, una boda o un nacimiento.

Lee también: Ser agradecido nos da felicidad

7. Ofrecer ayuda

Ofrecer ayuda

En la medida de lo posible trata de prestar una mano a tus colegas de trabajo o al menos que sepan que pueden contar contigo.

Muchas veces es suficiente decirles “avísame si precisas alguna cosa, con gusto te ayudaré”. Quizás nunca te pidan nada, pero el hecho de ofrecerlo ya suma puntos a tu favor.

Y, por supuesto, en caso de que tengas que asistir a un compañero, hazlo con una linda sonrisa y no con cara de pocos amigos.

Algo que debes tener en cuenta: no le ofrezcas ayuda a nadie a viva voz delante de los demás. Mejor hazlo en privado, como si fuese un susurro.

No es que estés haciendo algo mal, sino que a veces a los demás no les gusta que se vean como “débiles” o “necesitados”.