5 claves para mejorar tu salud cerebral en el desayuno

Para favorecer nuestra salud cerebral es importante que incluyamos, ya desde el desayuno, nutrientes que nos ayuden a conseguir energía y estimulen la oxigenación del cerebro

En 2014 se publicó un libro muy interesante titulado SharpBrains: cómo invertir en tu cerebro.

En él, se nos explicaba de qué manera podíamos potenciar nuestra salud cerebral y nuestras capacidades para disfrutar de una mejor calidad de vida.

A través de once estrategias clave nos explicaban aspectos que la mayoría sabemos, pero que no siempre ponemos en práctica. De hecho, uno de esos puntos esenciales es el de la nutrición y la importancia del desayuno.

A menudo, cometemos el error de limitar al completo el azúcar de nuestra dieta. Pensamos que, con ello, cuidamos al máximo de nuestra salud. No es del todo acertado.

Hemos de tener en cuenta que, en cantidades justas y adecuadas, la glucosa es esencial para que nuestro cerebro obtenga energía.

Tanto es así que conviene recordar un porcentaje muy importante: el 20%. Esta cifra es el nivel de energía que nuestro cerebro necesita con respecto a todo nuestro organismo. Como podemos ver, es una cantidad considerable.

Cualquier déficit trae consecuencias. Así que… ¿Y si mejoramos nuestra calidad de vida ya desde el desayuno? Te explicamos cómo hacerlo.

Salud cerebral: 5 alimentos que no deben faltar

Nuestro estilo de vida determina, en parte, el poder evitar los accidentes cerebrovasculares. En la actualidad, son una de las principales causas de mortalidad en la población, así como de invalidez permanente.

Sabemos, claro está, que nadie puede prevenir al 100% un ictus, y que puede sufrirlo gente joven y personas que mantienen hábitos muy saludables.

Te recomendamos leer “ictus, muy común también en las personas jóvenes”

Sin embargo, hay algo que vale la pena tener en cuenta. Si nuestra salud cerebral es buena, nuestra capacidad de recuperación ante un ictus puede ser mejor.

El cerebro es como un músculo, si lo ejercitamos ganamos en reserva cognitiva, en neuroplasticidad, en agilidad…

Un modo de conseguirlo es eligiendo bien los alimentos. A continuación, te explicamos qué ingredientes deben llevar tus desayunos.

1. El poder de una semilla: chía para tu cerebro

Neuronas

Las semillas de chía son ese alimento bajo en calorías capaz de ofrecernos la mayor cantidad de ácidos grasos omega 3.

  • Los ácidos grasos omega 3 son fundamentales para disfrutar de una mejor salud cerebral.
  • Además, tampoco podemos olvidar que las semillas de chía disponen de más calcio que la leche, 3 veces más antioxidantes que los arándanos frescos y 3 veces más hierro que las espinacas. ¡Increíble!
  • Su elevado aporte en potasio y fibra hacen de las semillas de chía uno de los mejores ingredientes para empezar el día.

2. Mejora tu función cerebral con aguacate

Batido-agucate salud cerebral

¿Demasiadas calorías? En absoluto. ¿El aguacate me hará engordar y elevará mi colesterol? Falso.

Como todo en la vida, la clave está en el equilibrio. Los aguacates mejoran el suministro de sangre y la oxigenación del cerebro. Basta solo con consumir la cuarta parte de un aguacate al día para disponer de sus múltiples beneficios.

  • Las grasas saludables del aguacate nos ayudan a mantener nuestras arterias fuertes y flexibles.
  • Los ácidos grasos monoinsaturados de los aguacates protegen las células nerviosas del cerebro conocidas como “astrocitos”.
  • Los astrocitos son los que favorecen la comunicación entre los nervios y las células cerebrales.
  • Asimismo, otra dato interesante es que el aceite de aguacate nos puede ayudar a cuidar de nuestra función cerebral.
  • Es un alimento muy adecuado para protegernos ante la aparición de un ictus, ya que reduce la tensión arterial.

3. El té verde y sus antioxidantes

El té verde tiene alrededor de ocho veces más polifenoles que las frutas y verduras. Sus catequinas son una pieza clave para favorecer nuestra salud cerebral.

Gracias a este aporte de antioxidantes y vitamina C logramos protegernos en una probabilidad importante del alzhéimer y de la enfermedad de Parkinson.

Algo tan sencillo como tomar cada día una taza de té verde en el desayuno es algo que se nota a largo plazo.

Descubre 5 alimentos que debes incluir en tu desayuno para cuidar de tus músculos

4. Avena con cacao sin azúcar

Una combinación sensacional y que puedes disfrutar dos o tres veces por semana. Basta con incluir en nuestra taza de avena un cuadradito de chocolate negro sin azúcar y sencillamente… ¡Disfrutar!

La avena en combinación con el chocolate, nos ofrecerá los siguientes nutrientes, esenciales para nuestro cerebro:

  • Vitaminas (A, del complejo B, C y D)
  • Minerales (silicio, para renovar los tejidos conectivos, fósforo, magnesio, potasio, calcio, hierro)
  • Ácidos grasos monoinsaturados

5. Los arándanos, el mejor fruto para el cerebro

cerebro

Los arándanos son esas bayas increíblemente ricas en taninos, flavonoides y antocianinas. Este tipo de antioxidantes tienen un efecto antibiótico y antiinflamatorio.

  • Nos ayudan, además, a reducir el colesterol y favorecen también la conexión neuronal para estimular y asentar los aprendizajes nuevos.
  • A pesar de que no siempre es fácil conseguir arándanos de temporada, no dudes en tenerlos en casa siempre que los veas en tus mercados.

Si te acostumbras a tomarlos en tu desayuno mejorarás tu memoria. ¡Vale la pena!

Para concluir, empezar el día con un buen desayuno te ayudará a mejorar tu salud cerebral. No obstante, recuerda también evitar el sedentarismo, disminuir tus focos de estrés y mantener una actitud curiosa ante la vida.