Cómo mejorar los problemas de tiroides cuidando el intestino

Elena Martínez Blasco·
30 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
16 Mayo, 2020
Si tienes problemas intestinales, estos pueden afectar a la tiroides. No obstante, existen algunos consejos y remedios para mejorar la flora de forma natural.

A algunas personas les resultará extraño escuchar que la glándula tiroides y el intestino están relacionados. Desde esta perspectiva, los problemas de tiroides podrían mejorar si mantienes una buena función intestinal.

Descubre a continuación qué factores perjudican al intestino y, por lo tanto, a la glándula tiroides. Además, te proponemos algunos consejos y remedios naturales para cuidar de ambos.

Sobre la relación de los problemas de tiroides-intestino

mejorar los problemas de tiroides

Según un artículo publicado por la Revista Española de Enfermedades Digestivas, tres cuartas partes del tejido inmunitario se encuentran en el intestino. De hecho, una microbiota o flora bacteriana sana actúa como una excelente barrera ante virus, bacterias, hongos y parásitos.

Por el contrario, una flora intestinal alterada hace del intestino una puerta de acceso que facilita el paso de patógenos al torrente sanguíneo. Además, interfiere en procesos enzimáticos relacionados con las hormonas tiroideas.

Hay factores que influyen de manera negativa sobre el delicado equilibrio del intestino y, como consecuencia, pueden desencadenar problemas de tiroides. Entre ellos, se encuentran:

  • Parásitos.
  • Estreñimiento.
  • Antibióticos.
  • Estados de nerviosismo, ansiedad y estrés.
  • Emociones negativas como la rabia y el miedo.
  • Intolerancia a ciertos nutrientes: como el gluten o la lactosa.
  • Mala alimentación por una cantidad elevada de azúcares, lácteos y alimentos refinados.
  • Intoxicación por metales pesados: por ejemplo, amalgamas dentales de mercurio.

Lee: ¿Quieres mejorar tu salud? Empieza por tus intestinos.

¿Cómo mejorar la función intestinal?

En cuanto te des cuenta de que algo no marcha bien en el funcionamiento de los intestinos, deberás:

  • Tomar remedios naturales que te ayuden a corregir el problema.
  • Aumentar el consumo de alimentos con fibra para combatir el estreñimiento.
  • Beber un litro y medio de agua durante el día.
  • Si padeces de diarreas, la farmacéutica Mª Tránsito López Luengo aconseja recurrir al té verde.
  • También puedes consultarle al médico si es conveniente que consumas suplementos con carbón vegetal.

Además, te ofrecemos otros cuatro consejos para hacer que el funcionamiento de los intestinos mejore.

1. Una alimentación integral para mejorar los problemas de tiroides

Incrementar los alimentos ricos en fibra

Aunque no tengas ningún problema intestinal, no deben faltar en la dieta los alimentos con fibra para mejorar los problemas de tiroides. Entre estos se encuentran las frutas, las verduras, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales.

A día de hoy, la mayoría de los productos elaborados con harina son refinados; es decir, no contienen fibra. Algunos ejemplos son el pan, la bollería, las galletas, la pasta o la pizza.

No obstante, el siguiente artículo publicado por Brazilian Journal of Food Technology demuestra que también hay productos deliciosos y nutritivos elaborados con harinas integrales de arroz, centeno o espelta. Asimismo, puedes animarte a incorporar otros cereales como la avena, el mijo o la quinoa.

2. Cuidado con el gluten

Algunas personas con problemas de tiroides pueden sufrir, en mayor o menor grado, intolerancia al gluten. Esta es una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno.

Un estudio desarrollado por varios investigadores en 2019 comprobó que la dieta libre de gluten trae beneficios a los pacientes con tiroides, ya que este también se encuentra en la avena si se procesa en el mismo lugar que el trigo, la cebada o el centeno.

Lee: Delicioso pan de avena, plátano y nueces sin gluten y sin lactosa

3. Los probióticos

Los suplementos a base de probióticos son una de las mejores opciones para mantener una flora intestinal sana. Notarás los beneficios en la salud del intestino y mejorarás en calidad de vida.

Por otro lado, un artículo publicado en 2007 por la Revista Nutrición Hospitalaria aconseja elegir probióticos de calidad que incluyan una adecuada cantidad y variedad de cepas bacterianas. Para ello, puedes guiarte por la etiqueta del producto.

La cantidad ideal sería de 30 millones a 50 millones de CPU (o sea, organismos vivos con la capacidad de formar colonias). No obstante, consulta con el médico para que te aconseje y no olvides que los suplementos para la flora intestinal se deben tomar con el estómago vacío.

4. Los enemas

mejorar los problemas de tiroides

Algunas personas creen que un buen método para limpiar el intestino de manera puntual, sobre todo si sufres de estreñimiento, son los enemas. Estos consisten en introducir agua o algún preparado medicinal por vía rectal, y mantener el líquido en el interior de los intestinos.

Asimismo, se ha dicho que algunas plantas naturales como la manzanilla, el tomillo o el café pueden mejorar la función hepática. No obstante, lejos de esta creencia, el siguiente estudio publicado por The Korean Journal of Gastroenterology ha demostrado que esta práctica favorece la aparición de colitis aguda y resulta peligrosa para la salud.

Por lo que es imprescindible consultar al médico antes de probar este método. Él te podrá aconsejar acerca de esta terapia y cómo realizarla de una forma segura.

Aprender a mejorar los problemas de tiroides

Como has podido comprobar, mantener los intestinos limpios y saludables es fundamental para mejorar los problemas de tiroides. 

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad y no olvides consultar con el profesional si tienes alguna molestia. Además, recuerda que él te podrá guiar sobre los tratamientos o consejos que mejor se adapten a ti para solucionar el problema de raíz.

  • Doron, S., y Snydman, D. R. (2015). “Risk and safety of probiotics”, Clin Infect Dis, 60 (Suppl 2): S129-34.
  • Durchschein, F.; Petritsch, W., y Hammer, H. F. (2016). “Diet therapy for inflammatory bowel diseases: The established and the new”, World J Gastroenterol, 22 (7): 2179-94.
  • Olveira Fuster, G., y González-Molero, I. (2007). “Probiotics and prebiotics in clinical practice”, Nutr Hosp, 22 (Suppl 2): 26-34.
  • Ramiro-Puig, E., Pérez-Cano, F. J., Castellote, C., Franch, A., & Castell, M. (2008). El intestino: pieza clave del sistema inmunitario. Revista Española de Enfermedades Digestivas100(1), 29-34. Recuperado en 16 de mayo de 2020, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082008000100006&lng=es&tlng=es.
  • Mª Tránsito López Luengo. El té verde. Revista Offarm. Vol. 21. Núm. 5. páginas 129-132 (Mayo 2002). https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-te-verde-13032231
  • Krysiak, Robert; Szkróbka, Witold; Okopień, Bogusław (2019). El efecto de la dieta libre de gluten en la autoinmunidad tiroidea en mujeres sin drogas con tiroiditis de Hashimoto: un estudio piloto. Endocrinología experimental y clínica y diabetes 2019; 127 (07): 417 - 422. Departamento de Medicina Interna y Farmacología Clínica, Universidad de Medicina de Silesia, Katowice, Polonia.
  • Mellado, Myriam de las Mercedes Salas, & Haros, Monika. (2016). Evaluación de la calidad tecnológica, nutricional y sensorial de productos de panadería por sustitución de harina de trigo por harina integral de arroz. Brazilian Journal of Food Technology19, e2016002. Epub September 01, 2016. https://doi.org/10.1590/1981-6723.0216
  • Lee CJ, Song SK, Jeon JH, et al. El enema de café indujo una colitis aguda. The Korean Journal of Gastroenterology = Taehan Sohwagi Hakhoe chi. Octubre de 2008; 52 (4): 251-254.