Conoce los mejores alimentos para la diabetes tipo 2

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 12 diciembre, 2018
Elena Martínez · 24 diciembre, 2018
La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes. Sin embargo, con unas buenas pautas de alimentación, ejercicio y medicación adecuada podremos mantener controlado nuestro azúcar.

Existen determinados alimentos para la diabetes, gracias a su capacidad para regular el índice glucémico. La diabetes es una enfermedad que afecta a cómo nuestro organismo utiliza la glucosa, nuestro principal azúcar presente en la sangre.

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes. En esta condición, el páncreas es capaz de producir insulina, pero las células del organismo no responden a ella con normalidad. Existe por tanto, una resistencia a la insulina.

En un primer momento, el páncreas trata de compensar esta resistencia produciendo una mayor cantidad de insulina. Con el tiempo, el órgano no puede mantener este ritmo y no es capaz de producir suficiente insulina para mantener unos niveles normales en sangre.

La deficiente asimilación de glucosa por parte de las células provoca que el azúcar se acumule en sangre. Esto ocasiona dos problemas. Por una parte, las células no disponen de suficiente cantidad de energía. Por otra, los altos niveles de azúcar en sangre pueden dañar los ojos, los riñones, los nervios o el corazón.

La diabetes tipo 2 puede controlarse modificando ciertos hábitos de vida. Llevando una dieta equilibrada, tomando determinados medicamentos orales y administrando insulina en algunos casos.

Los mejores alimentos para la diabetes tipo 2

Dedo con una gota de sangre y tira reactiva.
Prueba de detección de diabetes.

Los cambios en los patrones de alimentación, junto con la práctica de ejercicio físico de forma habitual y el tratamiento farmacológico, son medidas capaces de ayudar a normalizar los niveles de glucosa del organismo.

Por ello, la implantación de buenas pautas dietéticas, con alimentos para controlar la diabetes, es el principal tratamiento a aplicar.

Los hidratos de carbono

Carbohidratos.
Los carbohidratos complejos son buenos alimentos para controlar la diabetes.

Los azúcares, entre los que se encuentra la glucosa, pertenecen al grupo de los hidratos de carbono.

Se podría pensar que reducir o eliminar la ingesta de azúcares en la dieta podría resolver el problema de la diabetes. Sin embargo, esto no es tan sencillo, pues esta medida no es suficiente para tratar la enfermedad.

Dentro de los hidratos de carbono, encontramos dos tipos de compuestos. Ambos juegan un papel importante en la diabetes:

  • Los azúcares o carbohidratos “simples”, que liberan a la sangre gran cantidad de glucosa de forma rápida. Aquí se engloban el azúcar blanco, algunos edulcorantes, frutas, zumos, bebidas azucaradas, leche y yogur, chocolate y bollería.
  • Los almidones o carbohidratos “complejos”, que permiten una liberación más progresiva de la glucosa, de una forma más saludable. Algunos alimentos que contienen almidones son el arroz, la pasta, la patata, el pan o los cereales.

Debido a esto, a fin de controlar la diabetes, es necesario reducir su ingesta, en especial la de los azúcares. En este sentido, podemos encontrar ciertos endulcorantes naturales, que pueden ayudar a controlar los niveles de glucosa.

Si quieres saber más: 6 endulzantes naturales para sustituir el azúcar refinado

Edulcorantes naturales: alternativas de alimentos para la diabetes.

La estevia

Si hablamos de edulcarantes naturales, la estevia es uno de los más importantes, capaz de proporcionar un sabor pero sin aportar calorías.

La estevia se convierte en un excelente alimento para la diabetes. Permite estabilizar los niveles óptimos del azúcar. De esta forma, es capaz de contrarrestar en cierta medida los efectos de la diabetes tipo 2.

Así mismo, puede tener efectos positivos en relación a la tolerancia a la glucosa y ayuda a controlar el peso corporal. Por ello se convierte en un compuesto con excelentes propiedades en el control de la diabetes.

Los aceites y grasas

Alimentos con grasas.
El paciente diabético debe controlar el consumo de grasas en sus alimentos.

El consumo de alimentos ricos en grasas no suele tener un efecto tan directo como aquellos que son ricos en hidratos de carbono. No obstante, un consumo excesivo de estos alimentos puede acabar causando desregulaciones en los niveles de glucosa. 

Así mismo, puede conducir a la obesidad y alterar parámetros metabólicos que dañarían la salud de las personas. Especialmente, en aquellas que presentan diabetes.

De este modo, es recomendable evitar principalmente las grasas saturadas. Estas suelen estar presentes en alimentos como hamburguesas, frituras, tocino o mantequilla.

En lugar de esto, se puede optar por alimentos que contengan grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas. Por ejemplo, las que tiene el pescado, las nueces o los aceites vegetales.

Quizá le interese: Cuáles son las grasas saludables que no pueden faltar en tu dieta.

La fibra

Se debe incrementar el consumo de fibra presente en alimentos como la avena, la cebada, las frutas, las verduras o las legumbres, ya que estos son muy buenos alimentos para controlar la diabetes.

La fibra ralentiza la digestión y la absorción de los hidratos de carbono. De esta forma, regula la subida de glucosa en sangre que se produce después de las comidas. Por ello, la ingesta de fibra puede ayudar a controlar los niveles glucémicos en las personas diabéticas.