Alimentos ricos en antioxidantes para agregar a tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 20 noviembre, 2018
El consumo de alimentos ricos en antioxidantes en la dieta es clave para gozar de una buena salud y belleza. Cuando se consumen frecuentemente, el cuerpo tiene la capacidad de regenerarse.

Tener una dieta nutricional y equilibrada que nos aporte todas las reservas energéticas y vitamínicas es vital. Nuestro organismo genera un desgaste significativo durante el día de las propiedades que hemos conseguido con la alimentación. Mantener activo nuestro cuerpo es primordial, y consumir alimentos ricos en antioxidantes puede ayudarnos con nuestro objetivo.

Los antioxidantes son moléculas que se encargan de evitar la oxidación de otras moléculas, especialmente cuando estas están expuestas a los radicales libres. Gracias a esta función, los antioxidantes tienen la capacidad de retrasar el desgaste y deterioro de la piel, órganos, tejidos y demás compuestos de nuestro cuerpo.

Así es posible colaborar en prevenir el envejecimiento prematuro. También ayuda a hacerle frente a los radicales libres que, de no ser tratados, pueden enfermar el cuerpo y ocasionar problemas tan graves como el cáncer.

¿Por qué es importante consumir alimentos ricos en antioxidantes?

Existen alrededor de 8.000 tipos de antioxidantes, aunque no todos actúan de la misma manera en el cuerpo. Algunos combaten directamente los radicales libres, otros actúan en partes específicas de una célula y otros únicamente responden ante determinadas condiciones.

No te olvides de ver: Radicales libres, los responsables del del envejecimiento.

Lo importante es proporcionarle al cuerpo una cantidad significativa de antioxidantes al día para fortalecerse y realizar sus funciones. Si aún no conoces los mejores alimentos ricos en antioxidantes, a continuación te dejamos algunos:

1. Bayas

Las bayas como frambuesas, el azaí (Euterpe oleracea), muy utilizado en las dietas amazónicas por las propiedades nutritivas de su fruto; arándanosfresas son fuente rica en antioxidantes. Los arándanos, frambuesas y moras contienen un antioxidante llamado proantocianidinas.  Según algunos estudios, podrían colaborar en prevenir enfermedades crónicas del corazón.

2. Brócoli

Alimentos ricos en antioxidantes

El brócoli es un vegetal muy nutritivo que podemos incluir en la dieta. Contiene más vitamina C que una naranja y tiene más calcio que un vaso de leche. Además de eso, es rico en vitaminas y minerales que le aportan grandes beneficios a nuestro cuerpo.

Los fitonutrientes, son unas sustancias que pueden ayudar a prevenir y combatir enfermedades. De hecho, el sulforafano, un fitonutriente encontrado en el brócoli; está relacionado con la reducción de diferentes tipos de células cancerígenas.

3. Frutos secos

Los frutos secos son alimentos ricos en anitioxidantes, y además contienen también ácidos grasos esenciales que contribuyen al control del estrés oxidativo celular. Además puede brindar una acción protectora contra alguna afecciones, enfermedades cardiovasculares y el deterioro cognitivo.

4. Té verde

Se caracteriza por tener altas concentraciones de polifenoles, compuesto que, en alianza con otras sustancias químicas, aumenta los niveles de oxidación de la grasa y la termogénesis. Además de sus beneficios antioxidantes, el consumo regular de té verde ayuda a bajar de peso. Reduce los niveles de colesterol alto, puede llegar a prevenir el cáncer en cierto modo y la aparición de enfermedades cardíacas.

5. Tomates

Los tomates son la fuente por excelencia de un antioxidante conocido como licopeno. El licopeno podría combatir diferentes enfermedades de forma más efectiva que la vitamina E y el beta-caroteno. El licopeno necesita ir acompañado de una grasa saludable para poder ser absorbido eficazmente. Por lo tanto, se recomienda acompañar el tomate con aceite de oliva para obtener todos sus beneficios.

6. Ajo

Aunque a menudo se utiliza para sazonar las comidas, el ajo es un alimento altamente medicinal y rico en antioxidantes. Un diente de ajo contiene:

  • Vitaminas A, B y C.
  • Selenio.
  • Yodo.
  • Potasio.
  • Hierro.
  • Calcio.
  • Cinc.
  • Magnesio.

Puede que te interese: Preparado medicinal de calabaza y ajo para reducir el colesterol.

Además, el ajo está considerado como un antibiótico natural capaz de eliminar algunas cepas de bacterias dañinas. El consumo de ajo crudo podría ayudar a prevenir el cáncer, eliminar los metales pesados del cuerpo, y disminuir la presión sanguínea y el colesterol.

7. Zanahorias

Las zanahorias contienen beta-carotenos y otros importantes antioxidantes que ayudan al cuerpo a producir vitamina A. La vitamina A es buena para la salud visual, además de ser clave en la prevención del cáncer.  

Es un alimento muy adecuado si se padece de problemas gástricos como la gastritis o la acidez, gracias a su contenido en cloro, sodio, potasio y vitaminas del grupo B.

Además su consumición en crudo, como la de muchas verduras, está recomendada para la protección del esmalte y de las encías, fortaleciéndolos y ayudando a librarnos de bacterias.

Todo esto entre otros muchos beneficios con los que cuenta este vegetal: para madres lactantes, personas con mucho trabajo mental como podrían ser estudiantes, etc.

8. Uvas

Las uvas, así como el vino tinto que se elabora a partir de las mismas, son una fuente rica de polifenoles y flavonoides.

  • Ayudan a controlar el colesterol malo.
  • Reducen la presión arterial.
  • Protegen el corazón.
  • Está demostrado que pueden ayudar en enfermedades como la diabetes o el Alzheimer.

Contiene un gran porcentaje de la vitamina K y el manganeso recomendados para cada día.

Además algunas investigaciones realizadas con las uvas han demostrado que su consumo puede llegar a prevenir cánceres como el de colon y el de mama, esto debido al resveratról, un antioxidante contenido en la uva.

En el caso del vino tinto, sus beneficios se aplican siempre y cuando se consuma con moderación.

 

Ya has visto con que facilidad podemos incluir gran cantidad de antioxidantes en nuestra dieta con sencillos alimentos fáciles de consumir. Así que tenlo en cuenta y aprovecha todos estos beneficios que te acabamos de contar.

Martínez-Flórez, S., González-Gallego, J., Culebras, J. M., & Tuñón, M. J. (2002). Los flavonoides: Propiedades y acciones antioxidantes. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.3305/nutr hosp.v17in06.3338 Venereo Gutiérrez, J. R. (2002). Daño oxidativo, radicales libres y antioxidantes. Revista Cubana de Medicina Militar. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-384730-0.00046-X Coronado, M., Vega y León, S., Gutiérrez, R., Vázquez, M., & Radilla, C. (2015). Antioxidantes: perspectiva actual para la salud humana. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/S0717-75182015000200014