Los mejores ejercicios para mantener una bonita cadera

A la hora de hacer ejercicios para modelar la cadera debemos ser constantes con la práctica y acompañarla de una dieta equilibrada para que los resultados sean mejores

Hay que poner empeño para mantener una bonita cadera y un cuerpo definido. Por eso decidimos seleccionar los mejores ejercicios para conseguir una bonita cadera.

Si, en tu caso, tus caderas son pequeñas, o o el trío completo (caderas, glúteos, piernas), es posible que te haga falta trabajarlos un poco más para poder llegar al punto deseado. Estos ejercicios te ayudarán.

Mantenerse en forma es esencial para mantener una buena salud. Así pues, apunta y empieza a ejecutar desde este momento los mejores ejercicios para mantener una bonita cadera.

1. Pierna hacia los laterales

Abdominales laterales

Para realizar este ejercicio debes colocarte parada, manteniendo la espalda completamente recta. Los pies se deben encontrar al ancho de los hombros, mientras que cruzas los brazos sobre tu pecho.

  • El ejercicio consiste en ir levantando la pierna derecha lo más alto que puedas hacia el lateral, mientras que, al mismo momento, realizas un despliegue de los brazos para que puedas mantenerte en equilibrio.
  • Debes mantenerte en esta posición por unos segundos y después regresar a la posición de inicio.
  • Debes realizar el ejercicio con ambas piernas.
  • Realiza tres series de ocho repeticiones, cuatro con cada pierna.

Una vez domines el ejercicio, aumenta a 12 repeticiones por cada pierna. Los resultados te fascinarán.

Te recomendamos leer: Ejercicios para eliminar la grasa de las axilas

2. Sentadilla

Para este ejercicio puedes colocarte cerca de una pared, por si requieres de ayuda.

Una vez lista, colócate parada con la espalda recta, los pies un poco abiertos, a la misma distancia que los hombros, y tus brazos colgados hacia los lados del cuerpo.

  • El ejercicio consiste en mantener la espalda recta, mientras que contraes los músculos de los abdominales.
  • Extiende los brazos hacia adelante mientras que tu cuerpo va bajando suavemente, hasta que tus caderas se encuentren a la misma altura que las rodillas.
  • Mantén esta posición durante unos segundos para luego regresar a la posición de inicio.
  • Realiza tres series de 15 repeticiones.

Cuando ya domines el ejercicio, aumenta hasta que consigas 20 repeticiones. Si se te hace muy difícil mantener el equilibrio en el aire, puedes sostenerte de la pared mientras que tus manos se apoyan en tus muslos.

3. Variante de la sentadilla

sentadilla-lateral

En esta variante de sentadilla, lo primero que debes hacer es colocarte de pie con la espalda recta para que no ocurran lesiones. Los pies deben ir separados a la distancia de los hombros y las manos apoyadas en tu cintura.

  • El ejercicio consiste en dar un paso hacia el frente, primero con la pierna izquierda, de forma que la flexiones en un ángulo de unos 90 grados.
  • Ve flexionando a la vez la rodilla derecha, con cuidado de que no llegue a tocar el suelo.
  • Mantén unos segundos y regresa a la posición de inicio.
  • Ahora realízalo con la pierna contraria. De este ejercicio debes realizar 3 series de 8 repeticiones, cuatro veces con cada pierna.

4. Inclinación del cuerpo

Para este ejercicio debes colocarte de pie, con la espalda siempre recta y con los pies a la misma distancia que los hombros.

  • El ejercicio consiste en ir inclinándote hacia abajo, cuidando de mantener tu postura. Los pies deben mantenerse en la misma posición. Deberás sentir una leve curvatura en la espalda, mientras mantienes la cabeza hacia arriba.
  • Al inclinarte el torso debe quedar paralelo hacia el piso y al mismo tiempo tus piernas se deben doblar ligeramente.
  • Vuelve a la posición de inicio y realiza 4 series de 15 repeticiones.

Ver también: Conoce las buenas posturas para el trabajo

5. Sentadillas saltando

sentadilla

En la  posición de inicio debes estar parada, con los pies ligeramente abiertos a la misma distancia de los hombros. Tu espalda debe estar  recta.

  • Luego debes realizar una sentadilla, haciendo una gran inhalación.
  • Baja de manera que tus glúteos se encuentren paralelos hacia el suelo. Si estás preparada puedes bajar un poco más.
  • Ahora, al exhalar, realiza un fuerte salto hacia arriba, con el impulso de los dos pies.
  • Debes hacer el salto lo más fuerte y alto que puedas. Tus glúteos harán la función de un resorte.
  • Cuando regreses al suelo y tus pies estén en el piso, respira y realiza nuevamente la sentadilla. Realiza 4 series de 12 repeticiones cada una.

Recuerda que no debes descansar entre una sentadilla y otra, ya que es un ejercicio continuo.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar