Mejores posturas para el sexo anal

Hay posiciones para que el sexo anal sea placentero. El sexo anal no tiene por qué implicar dolor; todo lo contrario, es una práctica para el disfruta de ambos. A continuación, algunas posiciones y recomendaciones.

Aunque estemos en pleno siglo XXI, el sexo anal resulta un tabú para muchas personas. Pero, lo que desconocen es que, con las mejores posturas para el sexo anal, esta práctica puede llegar a ser más placentera que el sexo convencional.

Una de las razones por las cuales algunas mujeres se niegan a esta forma de tener sexo es por la falsa creencia de que el sexo anal duele. Por otra parte, es necesario tomar en cuenta que el sexo anal no se trata únicamente de la penetración. Como pareja, necesitas ir más allá de esta.

Recuerda que hay más de una forma de estimular a una mujer y que la clave para disfrutar del sexo anal es que tu pareja esté totalmente relajada. Por ello, acaricia, lame, besa y muerde su cuerpo. Otro truco para excitarla es susurrarle al oído mientras acaricias sus zonas erógenas.

Mejores posturas para el sexo anal

1. El Matterhorn

alorgasmia-sexo

La primera de las mejoras posturas para el sexo anal es “el Matterhorn”. Con esta postura, tu chica tendrá el control de la situación. Sus caderas se ensancharán, proporcionando un mayor placer a ambos.

¿Cómo hacerla?

Primero, deben colocar una pila de cojines o almohadas. Luego, ella se arrodillará y apoyará sus brazos en la pila hasta conseguir un ángulo de 45 grados. Después, separará sus piernas para que tú puedas penetrarla desde atrás.

Al conseguir el ángulo correcto, ella tendrá el poder de balancearse hacia adelante y hacia atrás para presionar su cuerpo contra el tuyo. Recuerda utilizar tus manos. Acaricia sus senos o estimula su clítoris para alcanzar el clímax. Sé creativo. Mientras le haces sexo anal, estimula su punto g para que llegue más rápido al orgasmo.

Conoce: 6 consejos para tener sexo en el agua

2. El misionero al revés

Sí, la postura más convencional de todas resulta ser la ideal para quienes se están iniciando en el sexo anal. En esta posición, el músculo puborrectal se relaja y facilita la penetración anal. Si deseas darle más placer a tu chica, coloca unas almohadas debajo de su pelvis.

¿Cómo hacerla?

Es muy sencilla. Ella se acuesta boca arriba con las piernas flexionadas. Luego, las abre para que tú la penetres.

3. La cabalgata

sexo-anal-cabalgata

Con esta posición, la mujer se sentirá dominante, ya que controlará la profundidad y el ritmo de la penetración. Además, al tener las manos libres, puedes acariciar y estimular otras zonas erógenas del cuerpo de tu chica.

También puedes excitarla tocando sus senos y excitarla tocando su clítoris. La mujer valiente de hoy disfrutará esta posición.

¿Cómo hacerla?

Acuéstate boca arriba y deja que ella se siente en tu pelvis. Puede colocarse de espaldas o frente a ti. De cualquier forma, tendrás una vista increíble de su cuerpo.

Te recomendamos leer: Medidas de higiene para practicar sexo anal

4. En 4 puntos o de perrito

Esta posición es la favorita de todos los hombres. Al colocar a tu chica en 4, tendrás una panorámica estupenda de sus nalgas y su espalda. También, podrás ponerte creativo con tus manos. Incluso, si te gusta el sexo salvaje, en esta posición puedes halar su cabello.

¿Cómo hacerla?

Mientras ella apoya sus rodillas y sus manos en la cama o en el piso, tú te arrodillas por detrás para penetrarla.

5El ventilador

practicar-sexo-anal

La última de las mejores posturas para el sexo anal es “el ventilador”. Cuando tu pareja y tú sean expertos en el sexo anal, pueden utilizar esta posición para lograr una penetración más profunda. Haciendo “el ventilador”, ambos sentirán muchísimo placer. Incluso, tu chica puede llegar más fácilmente al orgasmo.

Tendrás las manos libres para estimular su clítoris y estimular sus pezones para una mayor satisfacción.

¿Cómo hacerla?

Ella apoyará sus brazos en una silla e inclinará su cadera hacia ti, como si fuera la posición del perrito. Tú, debes estar de pie y detrás de ella, controlando el movimiento.

Recomendaciones para practicar el sexo anal sin dolor

  • Relaja el esfínter de tu pareja. Puedes comenzar con la estimulación oral, pasando tu lengua por su ano. Lamer, succionar e incluso morder las nalgas de tu pareja permitirá que la zona se acostumbre al tacto. Puedes iniciar con un beso negro para llenarla de placer.
  • Lubrica la zona. Utiliza lubricantes a base de agua para que el pene se deslice con mayor facilidad en el ano de tu pareja.
  • Penetra con los dedos. Inicia la penetración con tus dedos. Comienza acariciando su ano e introduce tus dedos lubricados. Sé paciente y a medida que ella se relaje, podrás aumentar la cantidad de dedos y la profundidad.

Medidas de higiene a tomar en cuenta antes de practicar posturas para el sexo anal

La  higiene antes del sexo anal es fundamental para hacerla una práctica sexual placentera. La protección sexual también es importante. A continuación, algunas recomendaciones:

  • Tu pareja debe depilarse el área, ya que los vellos pueden retener distintas bacterias.
  • Antes de practicar sexo anal, ella debe realizarse un lavado en el ano.
  • No olvides usar condón. Sí, aunque ella no quedará embarazada, corres el riesgo de que tu pene se infecte con materia fecal.
  • No tengan sexo vaginal después del sexo anal, ya que es necesario cambiar de preservativo.