Los mejores remedios para tratar las infecciones de vías urinarias

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gilberto Sánchez el 27 noviembre, 2018
Tomar antibióticos no es la única opción para curar las infecciones del tracto urinario. Existen remedios eficaces que no requieren receta médica y pueden hacerse en casa.

Las infecciones de las vías urinarias pueden presentarse en cualquier parte del sistema urinario: riñones, uréteres, vejiga y uretra. Pueden producirse por un ataque de virus, bacterias y otros agentes patógenos. ¿Cómo combatirlas de forma natural? 

Si bien es cierto que algunas deben ser tratadas con medicamentos recetados por un médico, los casos más leves se mejoran con remedios caseros. Estos ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y mejoran la respuesta contra los microorganismos infecciosos. 

¡No dejes de probarlos!

Síntomas de las infecciones de vías urinarias 

En muchos casos, las infecciones de las vías urinarias no producen síntomas evidentes. Sin embargo, la mayor parte de las veces detona molestias clínicas como: 

  • Necesidad persistente de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Pequeñas cantidades de orina
  • Orina que parece nublada
  • Orina que aparece roja o de color rosa brillante, un signo de sangre en la orina
  • Olor fuerte
  • Dolor pélvico, que en las mujeres tiende a presentarse en el centro de la pelvis y alrededor del área del hueso púbico.

Visita este artículo: 8 motivos por los que tu orina tiene mal olor

Causas 

cuidado vaginal

Las infecciones de las vías urinarias, generalmente, ocurren cuando las bacterias ingresan al tracto urinario a través de la uretra y comienzan a multiplicarse en la vejiga. Aunque el sistema urinario está diseñado para evitar invasores microscópicos, estas defensas a veces fallan.

  • Infección de la vejiga (cistitis): este tipo de infección urinaria es causada por Escherichia coli, un tipo de bacteria comúnmente encontrada en el tracto gastrointestinal. Sin embargo, a veces otras bacterias son las responsables.
  • Las relaciones sexuales:  pueden producir cistitis, pero no tienes que ser sexualmente activa para desarrollarla. Todas las mujeres corren riesgo de padecer cistitis debido a su anatomía, específicamente por la corta distancia de la uretra al ano y la abertura uretral a la vejiga.
  • Infección de la uretra (uretritis): puede ocurrir cuando las bacterias se diseminan desde el ano hasta la uretra.

Tratamiento contra las infecciones urinarias: 5 opciones

El tratamiento para aliviar las infecciones urinarias puede variar en función de su causa. Dado que la mayoría son de origen bacteriano, se suelen emplear antibióticos. Con frecuencia, los síntomas desaparecen a los pocos días de consumir fármacos.

Sin embargo, tomar antibióticos no es la única opción para  superar los síntomas de una infección del tracto urinario. De hecho, existen algunos remedios que no requieren receta médica y pueden hacerse en casa; estos pueden complementar el tratamiento indicado por tu doctor.

1. Bebe agua

Conceptos de agua mineral

Una de las primeras cosas que debes hacer cuando tienes una infección del tracto urinario es beber mucha agua. Eso es porque el agua potable puede ayudar a eliminar las bacterias que están causando la infección, y te pone en el camino correcto para la recuperación.

¿Quieres conocer más?  ¿Qué agua mineral es la mejor?

2. Aumenta el consumo de vitamina C

Ingerir muchos alimentos ricos en vitamina C  es importante porque esta vitamina provoca que la orina sea más ácida. De acuerdo con investigaciones científicas, esto inhibe el crecimiento de bacterias en las vías urinarias. Los suplementos de vitamina C también pueden ayudar si tienes una infección urinaria activa.

3. Suprime de tu dieta los agentes irritantes

La absorción del alcohol

La cafeína, el alcohol, los alimentos picantes, la nicotina, las bebidas carbonatadas y los edulcorantes artificiales pueden irritar aún más tu vejiga. Esto dificulta que tu cuerpo se cure rápidamente. Concéntrate en alimentos saludables, como los carbohidratos ricos en fibra, que son buenos para la salud en general.

4. Vacía tu vejiga 

Cada vez que vacías la vejiga, aunque sea solo una pequeña cantidad, te deshaces de algunas de las bacterias que causan la infección. Consume agua y bebidas saludables para estimular la producción de orina. De este modo, limpiarás constantemente las vías urinarias.

5. Emplea remedios caseros 

Las recomendaciones anteriores se pueden aplicar en conjunto con la ingesta de algunas remedios de origen natural. Estos no remplazan los medicamentos recetados por el doctor, pero sí son un buen complemento. 

Bicarbonato de sodio

bicarbonato para las infecciones de vías urinarias

Las infecciones urinarias no tratadas pueden infectar los riñones y convertirse en un problema mucho más serio. Para ayudar a prevenir que se desarrolle, mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y consúmelo ante los primeros síntomas. La soda neutraliza la acidez en la  orina y acelera la recuperación.

Arándanos

El zumo de arándanos previene las infecciones de las vías urinarias, actuando sobre las bacterias causantes de infección que se acumulan en la vejiga. También tiene un efecto antibiótico muy leve. Beber 4 onzas de jugo de arándano al día puede ayudar a mantener tu vejiga libre de infecciones.

Pero si tiendes a contraer infecciones de transmisión sexual o estás tratando con una en este momento, trata de tomar al menos de 2 a 4 vasos de jugo de arándano al día. Agrega un puñado de estas sabrosas bayas en tu cereal de la mañana.

Piña

pina

Comer piñas es un método dulce para mejorar la infección de las vías urinarias. La bromelina es una enzima que se encuentra en las piñas. Ingerir bromelina junto con tu ronda habitual de antibióticos ayudará a librarte de la infección.

Es importante comentarle a tu médico acerca de los remedios naturales que estés consumiendo y de cualquier otra hierba o fármaco que ingieras, pues los efectos secundarios o las interacciones entre medicamentos a veces pueden ser graves.

  • Aydin, A., Ahmed, K., Zaman, I., Khan, M. S., & Dasgupta, P. (2015). Recurrent urinary tract infections in women. International Urogynecology Journal. https://doi.org/10.1007/s00192-014-2569-5  
  • Kabbani, M., & Kramer, M. (2014). Urinary tract infection (uti). In Urology at a Glance. https://doi.org/10.1007/978-3-642-54859-8_32  
  • Beetz, R. (2003). Mild dehydration: A risk factor of urinary tract infection? European Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1038/sj.ejcn.1601902  
  • Ochoa-Brust, G. J., Fernández, A. R., Villanueva-Ruiz, G. J., Velasco, R., Trujillo-Hernández, B., & Vásquez, C. (2007). Daily intake of 100 mg ascorbic acid as urinary tract infection prophylactic agent during pregnancy. Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica.                                                      https://doi.org/10.1080/00016340701273189  
  • Zafriri, D., Ofek, I., Adar, R., Pocino, M., & Sharon, N. (1989). Inhibitory activity of cranberry juice on adherence of type 1 and type P fimbriated Escherichia coli to eucaryotic cells. Antimicrobial Agents and Chemotherapy.   https://doi.org/10.1128/AAC.33.1.92  
  • Pinzón-Arango, P. A., Liu, Y., & Camesano, T. A. (2009). Role of Cranberry on Bacterial Adhesion Forces and Implications for Escherichia coli– Uroepithelial Cell AttachmentJournal of Medicinal Food.             https://doi.org/10.1089/jmf.2008.0196