Mejores tips para bajar de peso después de las vacaciones

Para lograr bajar de peso después de las vacaciones es fundamental que nos pongamos metas realistas y que las podamos alcanzar poco a poco para no desanimarnos

Sabemos que regresar de nuestro tiempo de descanso no es una idea que a todos nos guste. Menos aún si nos damos cuenta que durante ese periodo aumentamos algunos kilogramos de peso.

Sin embargo, existen algunos trucos que podemos aplicar para bajar de peso después de las vacaciones.

A continuación, compartiremos ocho consejos que sabemos te serán útiles al momento iniciar con las labores de adelgazamiento.

1. Adecua tu mente al proceso de cambio

Antes de comenzar los ajustes alimentarios o iniciar una rutina de ejercicios, es necesario que te tomes un tiempo para comprender realmente los cambios a los cuales someterás a tu cuerpo durante los próximos meses.

La manera más sencilla de superar el síndrome postvacacional que muchas personas pueden experimentar es implementando una rutina que se adecue a nuestra nueva realidad. Así, la mejor forma de hacer este cambio es entendiendo que ya no nos encontraremos con tanto tiempo libre.

Es momento de trabajar en nuestro deseo de cumplir una determinada meta, como bajar de peso o reincorporarnos a nuestra rutina laboral.

Lee también: 7 alimentos que te ayudarán a bajar de peso.

2. Ejercitarse para bajar de peso después de las vacaciones

Una alimentación saludable ayuda a tener una buena vida.

Aunque suene ilógico que lo recalquemos, uno de los pilares para bajar de peso luego de un tiempo libre es retomar nuestras rutinas de ejercicio.

Recuerda que la idea no es competir en un evento de fisicoculturismo apenas te reincorpores, sino acostumbrar nuevamente a nuestro cuerpo a mantenerse activo con ejercicios funcionales.

  • Los primeros días puedes dedicar 30 minutos a caminar con intensidad media.
  • Luego, de ser posible, trata de incluir ejercicios con pesas o actividades al aire libre. Estamos seguros de que tu cuerpo te lo agradecerá.

3. Complementa con una rutina alimentaria

En la vida, en todo lo que hacemos se cumple una relación 80-20. Al momento de llegar a tu peso ideal sucede lo mismo.

Para poder bajar de peso después de vacaciones es necesario complementar nuestra rutina de ejercicios con una alimentación balanceada.

  • Te recomendamos moderar el consumo de carbohidratos y eliminar de manera periódica la comida procesada.
  • Evita el consumo de azúcar y comida chatarra.

4. No te olvides de consumir mucha agua

Es bueno beber mucha agua para mantenerse hidratado.

Una de las claves para que tu metabolismo se acelere y puedas perder peso rápidamente es consumiendo la cantidad suficiente de agua.

Te recomendamos sustituir paulatinamente las bebidas con las cuales acompañas tus comidas con agua.

Visita este artículo: 5 curiosos beneficios que no conocías de beber agua.

5. La importancia de la organización

Lo más normal es que al reincorporarnos a nuestra rutina diaria después de unas vacaciones nuestra agenda sea un poco apretada. Cuando esto sucede, puede que tendamos a saltarnos comidas o hacer algunas de más.

Para que esto no te ocurra, te recomendamos organizarte muy bien y preparar con antelación las mismas. De esta manera, tendrás tiempo para cumplir con tus obligaciones y realizar tus 5 comidas diarias (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).

6. Deja el estrés a un lado

El estrés puede ocasionar serios problemas de salud.

Uno de los factores primordiales en el aumento de peso es el estrés y las rutinas agobiantes a las cuales se someten ciertos individuos. Esto se debe a que los niveles de ansiedad y frustración son elevados bajo estos regímenes.

Por muy ajetreada que tengas tu agenda, es importante que dediques al menos una hora del día a realizar ejercicios de meditación y relajación. De esta manera, verás que será muy sencillo bajar de peso después de las vacaciones.

7. Si te caes, asegúrate de levantarte

Errar es de humanos y tú no eres ajeno a este enunciado. Cuando inicias una rutina que de cierto modo es completamente distinta a lo que estás acostumbrado, es normal que en ocasiones pienses en lanzar la toalla.

Esto es lo más normal del mundo, por lo que te recomendamos no entrar en pánico. Cuando esto te suceda, lo único que debes hacer es entender cual fue tu falla y volverlo a intentar.

No por nada existe un proverbio chino que dice “Si te caes siete veces, recuerda levantarte ocho”.

8. Establece metas que puedas alcanzar

Es bueno realizar deporte diariamente.

No todo es tan sencillo como lo imaginamos en nuestra mente, eso lo sabemos muy bien. Pero al mismo tiempo, debemos conocer qué somos capaces de hacer y alcanzar.

Por eso te recomendamos realizar una lista de metas que sepas que puedes cumplir, aunque el proceso para alcanzarlas sea un poco más largo de lo normal. Esta lista la puedes acompañar con frases motivadoras que te impulsen a no tirar la toalla.

Tip extra

Apenas llegues de vacaciones, en una hoja en blanco, establece de manera clara la meta que quieras alcanzar. Mientras más detalles coloques, más sencillo será lograrla.

Luego, fracciona esta meta en varias metas pequeñas que puedas ir cumpliendo cada día de tu tiempo postvacacional y agrégalas al calendario.

De esta manera, te sentirás mejor internamente al saber que tu meta final es real y que solo debes ponerle un poco más de empeño y ánimo para alcanzarla.