Melanoma ocular: síntomas y causas

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Jael Garrido Dominguez
El melanoma ocular es una enfermedad crónica que afecta al ojo. Si bien puede pasar desapercibida en sus etapas iniciales, con el tiempo puede ocasionar problemas de visión y ceguera. Descubre más al respecto.

El melanoma es un tipo de cáncer que se origina por células llamadas melanocitos, que se encargan de producir el pigmento que le da color a la piel, los ojos y el cabello.

Ahora, ¿cómo se desarrolla este tipo de cáncer? ¿Cómo se puede detectar? ¿Cuáles son sus síntomas más característicos? Esto te lo revelaremos a continuación, así como otros datos de interés.

¿Qué es el melanoma ocular?

El melanoma ocular, tal y como su nombre lo indica, es un tipo de melanoma que afecta al ojo.

Ahora bien, el ojo está compuesto por muchas partes, por lo tanto, esta forma de melanoma recibirá su nombre dependiendo de la zona del ojo que se vea afectada.

Cuando el melanoma ocular afecta la úvea, la capa del ojo encargada del transportar la sangre dentro de este órgano, se llama melanoma uveal. Este último conforma el 85 % de los casos de melanoma ocular en el mundo, afectando al año a cerca de 6 personas por cada millón de habitantes.

Causas del melanoma ocular

Hoy en día, los mecanismos que dan como resultado el melanoma ocular no están completamente claros. No obstante, existen factores de riesgo que se asocian al desarrollo de esta enfermedad. Podemos destacar los siguientes:

  • El color de la piel (el 98 % de los casos se presenta en personas de piel clara).
  • Color claro del iris (ligado a mutaciones de genes que predisponen a padecer algún tipo de melanoma).
  • Presencia de lunares atípicos sobre la piel.

Lee: Problemas de visión en niños pequeños: ¿Cómo detectarlos?

También se cree que la edad avanzada (mayores de 70 años) desempeñan un papel importante en la aparición de esta enfermedad. Por otro lado, algunas enfermedades están asociadas al padecimiento: 

  • Melanocitosis oculodérmica.
  • Neurofibromatosis tipo 1.
  • Síndrome de Li-Fraumeni.
  • Melanoma en cualquier otra parte del cuerpo (riesgo de metástasis al globo ocular).
Paciente en revisión ocular
En muchos casos, el melanoma ocular transcurre sin síntomas. Por eso, con frecuencia se detecta a través de exámenes por la sospecha de un problema ocular.

Síntomas y diagnóstico 

Establecer un estándar en cuanto a los síntomas presentados en esta patología es difícil. La presentación de los síntomas varía dependiendo de la localización de la lesión ocular. De hecho, lo más común es que las personas afectadas no presenten síntomas.

Cuando presentan síntomas, usualmente están relacionados al hecho de que afecta la retina y provoca perdida de la visión, visión de luces o destellos y defectos en el campo visual.

El melanoma ocular no está asociado a dolor, a menos que este se extienda a las estructuras que rodean al ojo, aumentando la presión dentro de este o provocando inflamación.

Ya que los síntomas son bastantes inexactos, por lo general, el diagnóstico del melanoma ocular es incidental. Esto implica que, con frecuencia, se descubre durante exámenes oculares de rutina o por visitas al oftalmólogo bajo la sospecha de alguna afección ocular.

Cuando se logra sospechar del melanoma ocular, el diagnóstico suele ser asistido con una ecografía ocular, la cual logra confirmar la enfermedad en el 95 % de los casos.

Descubre: Estrabismo: síntomas y tratamientos

Tratamiento del melanoma ocular

Anteriormente, el melanoma ocular era tratado enucleando el ojo (extirpación) de la persona afectada. Hoy en día, esta práctica está en desuso gracias a los avances de los tratamientos oncológicos.

La radioterapia y la quimioterapia dirigida han ayudado a que el globo ocular se preserve en el 90 % de los casos. Sin embargo, las altas radiaciones pueden causar daños o pérdida de la visión por afectación de la retina y del nervio óptico.

La terapia fotodinámica tiene la promesa de solucionar estos problemas, pero aún no está universalmente aceptada debido a la falta de datos que la respalde.

"Tratamiento

Afección a otros órganos y supervivencia

Una de las mayores preocupaciones de las personas afectadas por el melanoma ocular después de la curación es la probabilidad de aparición del cáncer en otra parte del cuerpo.

Según un estudio presentado en el 2009, entre el 25 y el 33 % de los pacientes que sufrieron melanoma ocular, fueron diagnosticados con cáncer metastásico en los 10 años siguientes. El hígado es el órgano más afectado por metástasis en estos casos.

Mientras algunos expertos abogan por estudios de rutina cada 4 a 6 meses para la detección temprana de metástasis, otros piensan que esta medida no tiene ningún impacto. Existen estudios que plantean que la detección temprana del cáncer metastásico no está asociada a una mejor sobrevida del paciente.

Los pacientes con melanoma ocular tienen relativamente una buena tasa de supervivencia con un porcentaje entre el 70 y el 80 % a los 5 años del diagnóstico.

  • Damato, B. E., & Coupland, S. E. (2012). Ocular melanoma. Saudi Journal of Ophthalmology. https://doi.org/10.1016/j.sjopt.2012.02.004
  • Jovanovic, P., Mihajlovic, M., Djordjevic-Jocic, J., Vlajkovic, S., Cekic, S., & Stefanovic, V. (2013). Ocular melanoma: An overview of the current status. International Journal of Clinical and Experimental Pathology.
  • Eagle, R. C. (2013). The pathology of ocular cancer. Eye (Basingstoke). https://doi.org/10.1038/eye.2012.237
  • Shields, C. L., Furuta, M., Thangappan, A., Nagori, S., Mashayekhi, A., Lally, D. R., … Shields, J. A. (2009). Metastasis of uveal melanoma millimeter-by-millimeter in 8033 consecutive eyes. Archives of Ophthalmology. https://doi.org/10.1001/archophthalmol.2009.208
  • Tratamiento del melanoma ocular uveal (PDQ®)–Versión para pacientes - instituto nacional del cáncer. (2007). Retrieved from https://www.cancer.gov/espanol/tipos/ojo/paciente/tratamiento-melanoma-ocular-pdq