Melatonina: la hormona del sueño

María José 18 enero, 2018
La melatonina es la principal hormona inductora del sueño al relacionarse su metabolismo con las variaciones de luz y oscuridad.

La melatonina es una hormona sintetizada a partir del triptófano en la glándula pineal en función del ciclo luz/oscuridad. Ello la convierte en una de las principales reguladoras de los ritmos biológicos, teniendo un papel fundamental en el sueño/vigilia.

Los ritmos circadianos

Los procesos biológicos de los seres vivos están ajustados a ciclos de aproximadamente 24 horas. Por este motivo, reciben el nombre de ritmos circadianos. Dentro de estos procesos, el más representativo es el ciclo de sueño/vigilia, que depende del reloj biológico del organismo: el núcleo supraquiasmático.

El núcleo supraquiasmático es una región del hipotálamo, una estructura que pertenece al sistema nervioso central. Sus células son sensibles a las variaciones de luz y se encuentran en íntima relación con la glándula pineal.

Pero, ¿cómo llega toda esta información hasta el hipotálamo? Gracias a la retina y sus células fotosensibles, diferentes a las células que permiten la visión. Este conjunto celular recibe el nombre de vía no formadora de imágenes y regula el sistema circadiano.

Así, cuando es de día, nuestros ojos detectan la presencia de luz, y envían esa información al hipotálamo. Las células del hipotálamo, a su vez, la envían hasta la glándula pineal, donde se reduce la síntesis y liberación de melatonina. Por el contrario, cuando es de noche, la ausencia de luz detectada estimula la producción y liberación de la hormona.

El ciclo de producción de melatonina también está fuertemente influenciado por la estacionalidad. De este modo, su producción aumenta en estaciones caracterizadas por pocas horas de luz, como el invierno. Y, como cabría esperar, disminuye en estaciones de alta luminosidad, como el verano. Otros factores de gran importancia en la regulación de la producción de melatonina son el estrés y la ansiedad.

Para un correcto funcionamiento de los ritmos circadianos no sólo es necesario el reloj interno. Además, son precisos una serie de factores ambientales que permitan una correcta sincronización.

Ver también: 5 alimentos saludables que calman tu ansiedad

Metabolismo de la melatonina

Metabolismo de la melatonina

La melatonina es una hormona sintetizada en la glándula pineal a partir de triptófano. Este aminoácido es captado de la circulación sanguínea y convertido en melatonina por las enzimas de la propia glándula.

Este proceso se pone en marcha en situaciones de oscuridad; por el contrario, cuando hay luz, se ralentiza enormemente.  La oscuridad es la señal activadora de una compleja cascada de procesos bioquímicos que permiten la conversión del triptófano. Como puede deducirse, la luz es la señal de stop.

Una vez producida la melatonina, se libera a la sangre que se encuentra circulando por el sistema nervioso central. Desde aquí, es transportada hasta las estructuras que poseen receptores para melatonina, ampliamente distribuidos por todo el organismo. La basta localización de receptores de melatonina explica el amplísimo abanico de funciones de esta hormona.

Funciones de la melatonina

Inducción del sueño

Los momentos antes de irse a dormir condicionan tu sueño

La melatonina es la hormona del sueño, la gran hipnótica. Se debe a su acción sobre una serie de receptores que, al activarse, inducen el sueño. Dicho de otro modo, son moléculas que, al activarse, “inactivan” el cuerpo. De este modo, cuando la melatonina se une a los receptores GABA, tiene efectos hipnóticos.

Los receptores GABA son receptores complejos. Al activarse, inducen sueño, relajación muscular y acaban con la ansiedad. Son la diana de fármacos como las benzodiacepinas, como el Valium o el Orfidal, que, a fin de cuentas, imitan el efecto de estas hormonas.

Te recomendamos leer: Gabapentina: qué es y para qué se utiliza

Efecto ansiolítico y antidepresivo

Los trastornos del estado del ánimo están fuertemente relacionados con las alteraciones de los ritmos circadianos. Los últimos estudios han confirmado tanto niveles bajos de melatonina, como alteraciones en el patrón de sueño normal en las personas con depresión.

Analgesia

café analgésicos

Si bien los últimos estudios apuntan hacia un posible efecto analgésico de la hormona, esta es una afirmación aún controvertida. Los resultados han puesto de manifiesto que la administración exógena de la hormona reduce todos los tipos de dolor. Se incluyen el dolor post-operatorio, el crónico, el oncológico, etc. Aun así, es necesaria mucha más investigación antes de emplear la melatonina como analgésico.

Memoria

La melatonina parece jugar un importante papel en los procesos de aprendizaje y memorización. Además, su efecto antiinflamatorio y antioxidante protegen al cerebro, manteniendo a punto las funciones cognitivas. No sólo eso. La administración de melatonina exógena parece mejorar en parte los trastornos de memoria asociados a la edad.

Otras funciones

  • Adaptación a las estaciones
  • Desarrollo puberal
  • Locomoción
  • Desarrollo y protección neurológica
  • Reducción del estrés oxidativo y protección frente a él

“Shift-work sleep disorders”

trabajo

Es el nombre que reciben los trastornos del sueño provocados por trabajar durante las horas de sueño. Debido a que existe una gran variabilidad de cara a trabajar durante la noche (a días alternos, de manera continua…), existe también una gran variabilidad en cuanto a cómo se afecta el patrón del sueño.

Aun así, existen dos síntomas guía que deben mantenerse durante más de tres meses:

  • Insomnio durante la noche (refiriéndose a la noche que esa persona duerme y no trabaja)
  • Tendencia excesiva al sueño durante el resto del día

Estas alteraciones del sueño se asocian con patologías cardiovasculares y digestivas, con irregularidades menstruales, con trastornos depresivos.

Bibliografía

  1. Esquiva G, Lax P, Cuenca N. Funciones no visuales de la retina. RUA 2016. Disponible en: http://hdl.handle.net/10045/57631
  1. IIMEL (internet). Disponible en: http://www.iimel.es
  1. Emet M, Ozcan H, Yayla M, Halici Z, Hacimuftuoglu A. A review of Melatonin, Its Receptors and Drugs. Eurasian J Med. 2016. Jun; 48 (2) 135 – 41. Disponible en PubMed.
  1. Zhu C, Xu Y, Duan Y, Li X, Hu X, Yin W. Exogenus melatonin in the treatment of pain: a systematic review and meta – analysis. 2017 Oct 5;8 (59). Disponible en PubMed.
  1. FW Zaki N, Warren Spence D, S Bahammam A, Pandi – Perumal SR, Cardinali DP, Brown GM. Chronobiological theories of mood disorder. European Archives of Psichiatry and Clinical Neuroscience. Disponible en PubMed.
María José

Estudiante de 5º de Medicina y Alumna Interna del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Salamanca. Con la nariz siempre metida en averiguar cómo y por qué ocurren las cosas.

Ver perfil
Te puede gustar