Menopausia prematura: ¿Realmente existe? ¿Cómo reconocerla?

La menopausia prematura conlleva muchos cambios a nivel físico y emocional. Es muy importante llevar una alimentación saludable, hacer ejercicio y evitar el estrés y los malos hábitos

La menopausia es la etapa de la vida de toda mujer en la que se deja de tener el periodo menstrual y ya no puede quedar embarazada. Es un cambio hormonal que suele darse a partir de los 45 años, pero en los años previos suele tener algunos síntomas como la disminución de la cantidad de estrógenos y progesterona. Muchas mujeres temen llegar a esta etapa por todos los cambios que implica y por los síntomas que se suelen experimentar con regularidad. Sin embargo, es una etapa normal que se puede sobrellevar con un estilo de vida saludable y algunos complementos para reducir sus síntomas.

¿Qué es la menopausia prematura?

Se habla de menopausia prematura cuando la mujer deja de tener su periodo menstrual antes de los 40 años de edad, no existe más función ovárica y ya no es posible quedar embarazada. En algunas mujeres se da naturalmente, bien sea por alteraciones hormonales o por factores genéticos. En otras, esta etapa inicia precozmente por factores médicos como, por ejemplo:

  • Cirugía para extirpar los ovarios.
  • Tratamientos contra el cáncer, como quimioterapia o radiación en el área pélvica, que dañen los ovarios.

En varias investigaciones llevadas a cabo en el Hospital General de Massachusetts  se descubrió que la menopausia prematura también puede ser la consecuencia del tabaquismo. Fumar y ser fumador pasivo puede desembocar en este problema debido a un químico que libera el humo del cigarrillo, el cual ocasiona la muerte prematura de los óvulos.

¿Qué-es-la-menopausia-prematura

En algunos casos hay mujeres de unos 25 años que creen sufrir de menopausia prematura, pero en general no se trata de esta condición, si no de una insuficiencia ovárica prematura. Los síntomas son muy similares pero la diferencia es que la función ovárica es inconstante e impredecible durante años, por lo que quizá en algún momento pueda ovular y darse la oportunidad de quedar embazada.

Las mujeres que sufren de menopausia prematura suelen ser propensas a sufrir de diferentes problemas de salud, ya que muchas funciones del cuerpo femenino se quedan sin la fuerza de las hormonas desde muy temprano, lo que puede llegar a provocar, por ejemplo, problemas vasomotores, sofocos, taquicardia, osteoporosis, insomnio, dolor de cabeza y problemas de depresión.

A  menudo, la mayor preocupación de las mujeres que sufren de menopausia prematura es el hecho de no poder concebir. En este caso, la mujer puede hablar con el médico y considerar otras alternativas para tener hijos, como es el caso de  los programas de donación de óvulos o la adopción.

Síntomas físicos y emocionales de la menopausia prematura

La menopausia prematura es un cambio que llega a una edad temprana, y que puede tardar hasta 5 años en el proceso de transición entre la vida reproductiva y no reproductiva, causando muchos cambios a nivel físico y emocional.

Síntomas-físicos-y-emocionales-de-la-menopausia-prematura

La disminución de estrógenos en los ovarios va desencadenando una serie de síntomas hasta que se hacen insuficientes como para mantener funciones propias de la mujer, como la menstruación y su capacidad para concebir. Uno de los primeros avisos de la menopausia son las irregularidades de los periodos menstruales, incluso tardando meses. Al final, la mujer dejará de producir estrógenos, no ovulará y, por ende, ya no podrá tener hijos.

En estos casos las mujeres deben iniciar un tratamiento con fármacos porque están expuestas a riesgos y trastornos causados por una baja e irregular producción de hormonas. Este tratamiento para la menopausia precoz debe tener un control médico y debe complementarse con un estilo de vida saludable, ya que esto es determinante para reducir su impacto y evitar que influya en la calidad de vida.

El tratamiento para la menopausia prematura debe incluir una terapia hormonal, un aporte extra de calcio y eventualmente otros medicamentos para disminuir problemas como la osteoporosis, el insomnio, el dolor de cabeza, la depresión, la ansiedad y otros síntomas de esta etapa. Así mismo, es muy importante llevar una alimentación saludable, libre de alimentos pesados para el organismo y rica en frutas y verduras. También se debe realizar más actividad física, alejar las situaciones de estrés y evitar malos hábitos como el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo.

¿Existen tratamientos naturales?

¿Existen-tratamientos-naturales

Además de modificar los hábitos de vida y hacer prácticas saludables, también se pueden tener en cuenta algunos complementos naturales que pueden ayudar a sobrellevar los síntomas de la menopausia.

Soja: contiene fitoestrógenos, una sustancia vegetal similar a los estrógenos. Las mejores fuentes de soja son:

  • El tofu
  • El tempeh
  • La leche de soja
  • La nuez de soja

Otras fuentes de fitoestrógenos:

  • Cimicifuga racemosa
  • Ñame silvestre
  • Dong quai (también conocida como Angelica Sinensis o Ginseng femenino)
  • Raíz de valeriana

Ambos complementos naturales deben tomarse solo bajo supervisión médica, ya que algunos vegetales podrían interactuar de manera negativa con los medicamentos.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar