Mentiras en los niños: Qué hacer si un niño miente

Marilu Caldera 16 septiembre, 2018
Los niños hasta los cincos años viven en un mundo de fantasía que los motivan a decir mentiras, por lo cual, los padres no deben preocuparse. Sin embargo, si continúa diciéndolas después de los 5 años, debes tomar medidas correctivas.

Las mentiras dichas por los niños son una preocupación para los padres, porque no saben qué hacer si un niño miente. Además, los correctivos que hay que emplear ante esta conducta no son tarea fácil.

Sin embargo, no deben alarmarse, ya que en los niños hasta los 5 años es normal decir mentiras. Generalmente, lo hacen por diferentes razones y la principal es porque aún no son consientes de que no dicen la verdad.

Al contrario, debe comenzar a preocuparte si, después de que el niño cumpla los 5 años, continúa diciendo falsedades. A partir de ese momento los padres deben implementar estrategias para que el pequeño comience a diferenciar la verdad de la mentira.

Edad en que los niños mienten

Respeto de los niños hacia los padres

Los niños, antes de los 3 años, dicen cosas que son ciertas para ellos. Por el contrario, para los adultos que no las comprenden, ese mundo de fantasía son mentiras.

Lo que están en edades entre los 3 y los 5 años aún no son conscientes de que lo que expresan en muchas ocasiones no es cierto. Esta conducta forma parte de sus juegos y fantasía, por lo cual no hay que darle mucha importancia. No obstante, hay que estar pendiente si forma parte de su comportamiento habitual y si lo utiliza para lograr su objetivo.

Después de los 5 años ya comienzan a tener conciencia y pueden diferenciar entre la verdad y la mentira. Sin embargo, aunque los pequeños están madurando esta conducta, desconocen las consecuencias que esto implica.

Descubre: 10 valores que debes enseñarle a tus hijos

Causas por las que un niño puede mentir

Entre las razones más habituales para que los niños falten a la verdad encontramos:

  • Conseguir algo que quieren o evitar algo que no quieren.
  • Miedo a un castigo.
  • Necesidad de aparentar ser como los demás o mejor.
  • Imitación de otras personas que mienten.
  • Mantener la estabilidad en su ambiente de comodidad.
  • Necesidad de ser aceptado y amado.
  • Dificultad para asumir la realidad.

Qué hacer si un niño miente

Una vez determinada la causa que origina que el niño no diga la verdad, hay que utilizar alguna estrategia para atenuar esta conducta hasta eliminarla. A continuación de damos algunas sugerencia para que tengas presente qué hacer si un niño miente.

Enseñar con el ejemplo

 

Los padres son el ejemplo que siguen los niños. Por lo tanto, se insta a que tomen conciencia de la importancia de educar a los niños para que valoren la sinceridad. Además, no deben utilizar la mentira como un recurso para evadir las responsabilidades.

Indiscutiblemente, la actuación de los padres es fundamental en tales enseñanzas. A menudo los adultos incurren en falsedades pensando que son inofensivas. Sin embargo, existen posibilidades de que los pequeños, al observar este comportamiento por parte de los adultos, copien este modelo.

Comunicación efectiva

La comunicación constante y clara con los niños es importante. Por tal motivo, debes explicarle la diferencia entre la verdad y la mentira, fundamentalmente en edades tempranas. También debes tener presente que omitir información también forma parte de mentir.

Cuando estés conversando con él crea un ambiente de seguridad para que pueda contarte sus inquietudes con confianza, tranquilidad y sin miedos. Finalmente puedes terminar la conversación diciendo frases alentadoras como “Me hace feliz cuando dices la verdad”.

Reconocer la verdad

Los padres deben reconocer el esfuerzo que hace el pequeño para decir la verdad. No podemos olvidar que, en muchos casos, puede acarrear un castigo por lo que ha hecho.

Por tal motivo, es importante felicitarlo, pero dejar claro que la conducta que manifestó no es la correcta y que tiene que cumplir con la sanción. No obstante, hay que hacer énfasis que no afecta el amor que siente por él.

Evitar las sanciones

Evita sancionar a los niños cuando no son sinceros. Es mejor premiar cuando dice la verdad. De esta forma lograremos que, poco a poco, comprenda que no es un comportamiento adecuado y aprenderá el valor de la honestidad. Aunque en muchas ocasiones pases vergüenza, ante todo debéis tener paciencia.

Consideraciones finales: qué hacer si un niño miente

Lee este artículo: Tips para saber si alguien miente

Finalmente, los responsables de formar niños honestos y que valoren hablar con la verdad son los padres. Para conseguir que los pequeños no mientan debes conversar con ellos y determinar la causa.

Por otra parte, no hay justificación para que los adultos mientan a los pequeños, aunque sea para protegerlos y no hacerlos sufrir. Lo más recomendable es tratar de transmitir la información de manera asertiva, pero nunca engañarlos.

La sanción no es la mejor opción cuando un niño miente. Sin embargo, hay que reconocer con orgullo cuando él admite su culpa. Esa conducta es digna de admiración. No obstante, en caso que hayas puesto en práctica estas sugerencias y no hayan sido efectivas, se recomienda el apoyo de un especialista para corregir la conducta.

Te puede gustar