Menús anticelulíticos para decir adiós a la piel de naranja

Combinando algunos alimentos bajos en calorías podemos preparar una serie de menús anticelulíticos que nos ayuden a combatir la acumulación de grasa para disminuir esos molestos hoyuelos.

La nutrición desempeña un papel muy importante a la hora de adoptar un plan para decir adiós a la piel de naranja. Por eso, es bueno conocer cómo diseñar menús anticelulíticos con alimentos que combaten esta condición a través de la dieta diaria.

Es cierto que es muy difícil eliminar al 100 % esos hoyuelos que se forman por la acumulación de grasa. Sin embargo, mejorando la alimentación y siguiendo un plan de ejercicios se puede minimizar su aspecto para que la piel luzca más firme y uniforme.

Lo mejor de todo es que no es necesario seguir regímenes estrictos para empezar a ver resultados en poco tiempo. Respetando las reglas de una dieta saludable se pueden preparar todas las comidas con una combinación de alimentos sanos y balanceados. ¿Te interesa?

Consejos para preparar menús anticelulíticos

La piel de naranja o celulitis es un problema estético que se desarrolla por la acumulación de tejido adiposo en áreas como los glúteos, caderas y abdomen. Se caracteriza por la formación de grumos o irregularidades que tienen un aspecto similar a la corteza de una naranja.

Es muy frecuente en las personas con sobrepeso y obesidad, pero puede afectar a cualquiera como consecuencia de los cambios hormonales, estilo de vida o genética. También se desarrolla cuando hay dificultades en el sistema linfático y retención de líquidos.

Por suerte, en la actualidad hay muchos tratamientos para combatirla y reducir su apariencia. Además, hay algunos menús anticelulíticos que favorecen la desintoxicación del organismo para eliminar las toxinas y líquidos que empeoran este problema.

¿En qué consisten? ¿Qué tan seguros son? Aunque hay alternativas demasiado hipocalóricas y restrictivas, hoy queremos proponer algunas opciones equilibradas, acordes a las necesidades del cuerpo. Pero antes, veamos algunos consejos para tener en cuenta en la dieta:

  • Incrementar el consumo de agua y líquidos saludables para estimular la diuresis y el proceso digestivo.
  • Consumir alimentos ricos en fibra para combatir el estreñimiento.
  • Emplear métodos de cocción como a la plancha o al vapor, en lugar de frituras y similares.
  • Añadir en los menús alimentos diuréticos como la alcachofa, el apio, la piña y los cítricos.
  • Limitar el consumo de carnes embutidas, azúcares y harinas refinadas.
  • Consumir hierbas y especias.
  • Tomar fuentes de grasas saludables como el aguacate, frutos secos y pescados grasos.
  • Comer carnes magras y limitar las carnes rojas.
  • Optar por los lácteos desnatados.
  • Ingerir claras de huevo.
  • Evitar la sal añadida y los alimentos que contienen mucho sodio.

Lee este artículo: Importancia de ir donde el especialista para empezar con una dieta

Menús anticelulíticos para combatir la piel de naranja

Si ha llegado la hora de decir adiós a la piel de naranja, nada mejor que apoyar su tratamiento con algunos menús anticelulíticos. Los ejemplos que compartimos a continuación se pueden variar de acuerdo a los gustos de cada uno, pero atendiendo siempre a las recomendaciones anteriores.

Por supuesto, no se deben adoptar los mismos modelos cada semana, pues la idea es mantener una alimentación balanceada y variada. Así pues, las siguientes sugerencias deben tomarse solo como una guía para diseñar cada plato. ¡Tenlo en cuenta!

Opciones para el desayuno:

  • Vaso de zumo de naranja, dos tostadas de pan integral y mantequilla de maní.
  • Tortilla con vegetales, tostada integral y leche de avena.
  • Vaso de jugo de pomelo, pan tostado integral con mermelada light y omelette con vegetales.
  • Infusión al gusto, tostada de pan integral con tomate y queso de untar.
  • Sándwich de vegetales y huevo y vaso de zumo de naranja.

Media mañana:

  • Yogur natural con una cucharada de semillas de chía.
  • Licuado de vegetales verdes.
  • Macedonia de frutas.
  • Gachas de avena con frutos rojos.
  • Vaso de leche vegetal.

Opciones para el almuerzo:

  • Ensalada de espinacas frescas con brotes de soja, porción de pavo y tomates cherry en vinagre.
  • Fideos integrales con dados de pechuga y vegetales.
  • Ensalada con lechuga, zanahoria y tomate, una porción de atún al natural y arroz integral.
  • Caldo de verduras, una porción de pescado al horno y ensalada mixta.
  • Pescado al limón y verduras salteadas en aceite de oliva.

Meriendas:

  • Tazón con yogur natural, fresas picadas y semillas de chía.
  • Licuado de piña y leche de coco.
  • Palitos de zanahoria y apio.
  • Rodajas de piña o melón.
  • Infusión de hierbas y galletas integrales.

Opciones de cena:

  • Puré de verduras sin patata y una porción de pechuga asada.
  • Parrillada de verduras y una porción de pescado blanco al horno.
  • Gazpacho de tomate y daditos de pechuga de pavo.
  • Alcachofas asadas rociadas con aceite de oliva y una pechuga de pollo.
  • Ensalada de vegetales verdes y una porción de atún natural.

Nota: No olvides consumir agua a lo largo del día. Procura tomar entre 6 y 8 vasos para garantizar una óptima hidratación.

Descubre: 7 maneras de tomar más agua

Recomendación final

Además de probar los menús anticelulíticos, adopta una rutina de ejercicio contra la piel de naranja. Tanto las actividades cardiovasculares como los ejercicios localizados y de fuerza pueden ayudar a disminuir de forma notoria este problema.

Su práctica habitual combate la flacidez y disminuye la formación de nódulos de grasa. Además, reactiva la circulación sanguínea y mejora la salud de la piel.