Merengue italiano

Para conseguir un merengue italiano perfecto es muy importante que dominemos antes la técnica de llevar a punto de nieve las claras de huevo, ya que son uno de los ingredientes base

Quizás si nos piden que hagamos un merengue italiano pensemos que es muy difícil o que mejor lo compramos hecho. ¡Nada más alejado de la realidad! Este tipo de merengue es sencillo de preparar y además es perfecto para tortas, pasteles, bizcochos o cualquier repostería que tengas pensado ofrecer a tu familia y amigos. ¡Aprende más en el siguiente artículo!

¿Cómo se prepara el merengue italiano?

Es bueno que sepas que este tipo de merengue italiano se debe usar en el preciso momento que se prepara, ya que si se enfría, pierde su elasticidad y es más difícil de manejar. Si lo elaboras y no lo usas todo, puedes guardarlo en el congelador por tres meses sin que pierda sus propiedades o cualidades originales.

El merengue italiano se puede usar en diversas preparaciones como por ejemplo:

  • Helados
  • Cremas
  • Masas
  • Tortas
  • Mousses
  • Y todo tipo de postres

Ingredientes:

  • 4 claras de huevo
  • 250 g de azúcar (1 taza)
  • 125 cc de agua (½ taza)

Utensilios:

  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Recipiente
  • Varillas eléctricas

Preparación:

merengue suizo

  • En un cazo coloca el azúcar y la cantidad suficiente de agua como para que tape los granos. Lleva a fuego moderado para formar un almíbar (a 120 °C). Remueve bien para que no se queme ni se pegue.
  • Mientras se termina de hacer el almíbar, en un recipiente coloca las claras y bátelas con las varillas eléctricas a punto nieve.
  • Una vez que el almíbar está a punto, viértelo en el bol donde tenías las claras ya batidas. El movimiento ha de ser muy lento. El almíbar ha de caer en forma de hilo. No dejes de batir en ningún momento. Sigue hasta que la preparación tenga una consistencia firme y esté a temperatura ambiente o tibia.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 40 minutos

Consejos para hacer el mejor merengue italiano

El merengue italiano es la mezcla de las claras a punto nieve y azúcar en forma de almíbar. Se puede emplear para preparar “carolinas”, adornar superficies de pasteles o hacer los “suspiros” (pequeñas porciones que se colocan con manga pastelera en la bandeja del horno y se cocinan hasta que quedan crujientes). Algunos consejos para que puedas preparar un rico merengue italiano:

  • Utiliza recipientes limpios, secos y sin grasa. Tampoco han de tener restos de yema o cualquier otro elemento, ya que eso dificulta el proceso de batido.
  • Para el almíbar se recomienda usar un cazo mediano con abertura amplia para que el agua se evapore más rápido y pueda alcanzar el punto semi bolita antes.
  • No hay que revolver enérgicamente el almíbar, porque de lo contrario se azucara y no sirve para esta preparación.
merenguitos

  • Puedes añadir una gotita de limón o una bolita de glucosa antes de hacer el almíbar, para evitar que el merengue se endurezca o quede poroso. También este tip es bueno para evitar que se azucare.
  • Si agregas cremor tártaro antes de empezar a batir las claras, tendrán más volumen y quedarán más estables. Otras opciones son el vinagre blanco y el zumo de limón.
  • Puedes saber cuándo el almíbar está a punto sin necesidad de introducir un termómetro. ¿Cómo? Haciendo caer un poco en un recipiente con agua a temperatura ambiente. Si se puede recoger con los dedos porque se ha formado una bola es momento de retirar del fuego.
  • Para que el merengue italiano tenga una consistencia más dura (para decorar tortas por ejemplo) añade 2 cucharadas de azúcar en forma de lluvia una vez que las claras se han levantado, pero aún no han llegado al punto nieve.
  • El momento ideal para empezar a batir las claras es cuando el almíbar comienza a espesar y sus burbujas son pequeñas y parejas (si tienes termómetro es al llegar a los 105°C).
  • Siempre vierte el almíbar en forma de hilo entre el borde del recipiente y las varillas. No salpicará y además queda más homogéneo.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar