Meriendas saludables para toda la familia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Avila el 17 enero, 2019
Elena Martínez Blasco · 18 agosto, 2014
La merienda nos aporta la energía necesaria para afrontar el resto de la tarde. Por eso, debería incluir alimentos saludables que nos aporten nutrientes y energía y no grasas

La merienda es una comida importante del día ya que nos da energía para hacer las últimas actividades de la tarde. Además, a la vez, las meriendas nos evitan tener tanta hambre en la cena, una hora a la que no conviene comer demasiado.

En este artículo te damos algunas ideas, todas saludables, para que resuelvas fácilmente tus meriendas que gustarán a toda la familia.

Qué deberían contener las meriendas

Como ya hemos apuntado, la merienda es una comida importante, ya que nos ayuda a tener energía para afrontar la tarde. Con todo, en ocasiones también es el momento que aprovechamos para comer alimentos que no deberíamos, ricos en azúcares o harinas.

Sin embargo, esta debería estar formada por ingredientes saludables que nos aporten energía saludable. Por eso, hoy te traemos estas recetas de meriendas sanas y llenas de nutrientes. ¿Te las vas a perder?

Crema de aguacate con crudités

El aguacate es una fruta deliciosa y muy nutritiva que no debería faltar en nuestra dieta. Así, su textura cremosa, gracias a su alto contenido en grasas saludables, nos ofrece muchas opciones en la cocina.

Una de ellas es el famoso guacamole. No obstante, si no tenemos tiempo bastará con machacar bien el aguacate y añadirle un poco de ajo picado bien fino, aceite de oliva y sal.

Además, para acompañarlo cortaremos tiras de pepino y zanahoria. Estas dos verduras son ricas en agua y antioxidantes, que nos ayudarán a depurar nuestro organismo.

Esta merienda tan original la podemos dejar preparada una horas antes. Sin embargo, entonces le añadiremos también unas gotitas de jugo de limón para que no se oxide y mantenga su color verde.

guacamole

No te pierdas: 5 recetas con aguacate deliciosas, nutritivas y fáciles

Ensalada de frutas

Una manera de comer fruta, especialmente si esta no nos resulta muy apetecible, consiste en preparar una macedonia o ensalada de frutas.

Además, podemos dejarla preparada en la nevera en bastante cantidad para irnos sirviendo y acompañarla de jugo o yogur, a nuestro gusto.

También le podemos añadir algunos dátiles o ciruelas pasas, ambos muy saludables, nutritivos y ricos en fibra.

Esta merienda es bastante ligera y puede ser ideal para tomar si vamos a pasar el resto del día de manera relajada. También podemos prepararla cuando no hemos comido fruta durante el día.

Tostadas de queso fresco con membrillo

Para quienes deseen una merienda más consistente o estén acostumbrados a comer algo con hidratos de carbono recomendamos esta receta original.

Esta está formada por tostadas de pan integral (de centeno, de espelta, de cereales) o bien tortitas de arroz o maíz acompañadas de una loncha de queso fresco y una loncha de membrillo.

La combinación de sabores nos encantará. Además es una merienda que nos dejará bien saciados si por ejemplo todavía tenemos que realizar algún ejercicio importante o incluso si queremos cenar poca cantidad.

Al mismo tiempo nos aportará nutrientes importantes para nuestra salud como el calcio o la fibra. De esta manera, tendremos energía a la vez que nos cuidamos.

Descubre: Cómo preparar un flan de queso fresco libre de lactosa

Batido de frutas

Para los que no disfrutan con la fruta todavía hay una opción de merienda más sencilla e igualmente sana: los batidos de frutas. Incluso las personas que no suelen comer fruta pueden disfrutar con estas recetas.

Para ello, batiremos alguna fruta (manzana, pera, plátano, fresa, piña, papaya, mango, etc.) con alguna bebida vegetal (por ejemplo de avena o de arroz), un poco de miel y, si lo deseamos, con un poco de cacao, jengibre, canela, coco o extracto de vainilla.

El resultado será delicioso y querremos tomarlo incluso a otras horas del día.

batido de fresa

Requesón con nueces y miel

Para los amantes de los lácteos, además del queso fresco recomendamos el requesón, ya que a partir de la tarde es más saludable evitar los quesos curados o demasiado ricos en grasas. Esto se debe a que nos suele costar más hacer la digestión.

En este caso presentamos una merienda sencillísima y tradicional. Además, nos aporta numerosos nutrientes y antioxidantes como calcio, vitaminas (como E, A o K) y grasas saludables.

Con todo, esta merienda es bastante consistente, por lo que no recomendamos tomarla en gran cantidad.

Bocadillo integral a la catalana

Para quienes no pueden prescindir de los bocadillos les damos dos consejos básicos:

  1. Elige siempre panes integrales de calidad, con semillas o cereales.
  2. Prueba la receta del típico bocadillo catalán. Esta consiste en untar o frotar el pan con medio tomate crudo hasta humedecerlo bien y, a continuación, aliñarlo con aceite de oliva de calidad. Después le podemos añadir el contenido que queramos, pero de esta manera siempre quedará un bocadillo jugoso y muy sabroso.

pa amb tomaquet

Bebidas vegetales con cacao

Hay muchas personas, sobre todo niños, acostumbrados a tomar leche chocolatada para merendar. Para que esta bebida sea más saludable recomendamos prepararla en casa de la siguiente manera:

  • Sustituir la leche de vaca por bebida de avena, almendra o arroz.
  • Añadirle cacao puro en polvo y una pizca de canela y extracto de vainilla.
  • Endulzarla con miel, sirope de agave, melaza de cereal o azúcar moreno.

Esperamos que después de ver estas deliciosas recetas te animes a prepararlas en casa. Estas son más saludables y te aportarán más nutrientes que algunas meriendas tradicionales.

Con todo, recuerda variar tus meriendas y no abusar del consumo de ninguno de estos alimentos. Cualquier cosa en exceso es mala.

Además, estas deberían formar parte de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable y no sedentario.

Imágenes por cortesía de Great Brithish Chefs, eleana’s pantry y Jen SFO-BCN