Mermelada de chile picante ¡atrévete a prepararla!

Indira Ramírez Terán · 27 febrero, 2015
Es recomendable que utilices guantes para manipular los chiles y que no te toques la cara ni los ojos con las manos para evitar que empiecen a escocernos.

Agridulce, así es esta receta de mermelada de chile picante que de sólo con pensar en ella ya se nos hace la boca agua. Esto es debido a que su explosiva combinación es la apropiada para activar el umami, quinto sabor, que nos envuelve en un universo de sensaciones gustativas y genera ese placer instantáneo por la comida.

Descubre en este artículo cómo preparar paso a paso esta mermelada de chile picante. También damos a conocer las propiedades de la capsaicina, el componente medicinal presente en este alimento.

La capsaicina, el secreto de esta receta

Pimiento, guindilla o paprika, conocido como ají en Sudamérica, y protagonista de esta receta de mermelada de chile. Es un vegetal de color, brillo y sabor tan intenso, que solo los valientes se atreven a comer.

Y no es para menos. Consumir chile genera dolor, ya que uno de sus compuestos químicos, la capsaicina, activa los receptores de dolor de la boca, para generar esa sensación de calor al consumirlo.

Tampoco faltará quien comente sobre las propiedades afrodisíacas y milagrosas de esta especie vegetal. Eleva el ritmo cardíaco del que la consume y hace que segreguemos endorfinas, las mismas que producimos cuando consumimos chocolate, nos ejercitamos, excitamos o enamoramos.

Lee también Propiedades de la capsaicina, presente en el ají picante

Orígenes del chile

El chile o guindilla está en la dieta de los seres humanos desde el año 7500 a. C. y tiene sus orígenes en el continente americano. La comida asiática, hindú, mexicana y peruana lo tienen entre sus alimentos predilectos. En esas regiones crece una gran variedad de este vegetal, que es fácil de cultivar y se aclimata muy bien.

Se le denominó “pimiento” por su sabor muy parecido al de la pimienta. Sus niveles de pugnacidad varían en relación a los niveles de capsaicina que contenga.

En esta oportunidad te enseñaremos a disfrutar de este alimento de un modo poco convencional, en mermelada. De este modo le restamos picante, pero sin alterar su intenso sabor ni color.

Esta receta de mermelada de chile picante es extraordinaria para dips y acompañar ricas brochetas de queso crema o madurado. Se conserva por mucho tiempo y nos saca de apuros a la hora de acompañar tapas o entradas antes de un banquete. Además, complementa las recetas de mermeladas de frutas que ya te hemos dado.

Lee también 7 beneficios de añadir especias picantes en tus comidas

Mermelada de chile picante

Pimienta de cayena

Ingredientes

  • 200 gramos de chiles picantes
  • 1 ½ taza de azúcar (120 g)
  • 3cucharadas de vinagre de manzana (30 ml)
  • Sal y pimienta
  • Al gusto: pimienta de Jamaica, clavo de olor, hojas de menta, uvas pasas o jengibre

Pasos sencillos y efectivos para hacer mermelada de chile picante

  • Lo primero que debemos considerar es que estaremos manipulando un producto que a muchos de nosotros puede generarnos reacciones alérgicas o picor a su contacto. Por lo que es recomendable usar guantes mientras procesamos los pimientos y evitar tocarnos la cara y los ojos para no terminar adoloridos y huyendo de la cocina.
  • Lavamos nuestros pimientos muy bien, secamos y cortamos en brunoise (cubos de 5 milímetros)
  • Llevamos al fuego en una cazuela con todos los ingredientes, pasamos a hervir por un tiempo de 10-15 minutos o hasta que nuestra mezcla tenga la consistencia melosa que deseamos. Si la mermelada está muy líquida, agregamos más azúcar, y si está muy espesa, un toque de vinagre, vino blanco o agua.
  • Salpimentamos al gusto.

Mermelada de chile picante

  • Retiramos del fuego y envasamos en un frasco esterilizado. Si queremos una consistencia suave y cremosa, sin tropezones, pasamos nuestra mermelada de chile picante por la licuadora y creamos una confitura de chile picante.
  • Para que nuestra confitura se conserve por más tiempo, debemos esterilizar el envase donde la guardaremos. Colocamos el frasco y su tapa en una olla con agua y dejamos que hierva por 10 minutos, luego retiramos del fuego y dejamos que el envase escurra, bocabajo.
  • Envasamos la mermelada en caliente y dejamos reposar. Llevamos a la nevera.

La mermelada de chile picante es una delicia, que llenará de sabor a nuestros platillos. Como acompañante de pescados, mariscos y churrascos va muy bien. También servida con tostadas o pan. Además, las jarras de mermelada de chile son un buen detalle gastronómico para nuestros amigos. De seguro la apreciarán.

  • Fattori, V., Hohmann, M. S. N., Rossaneis, A. C., Pinho-Ribeiro, F. A., & Verri, W. A. (2016). Capsaicin: Current understanding of its mechanisms and therapy of pain and other pre-clinical and clinical uses. Molecules. http://doi.org/10.3390/molecules21070844