3 mermeladas con frutas que no necesitan azúcar

Maite Córdova · 11 julio, 2018
Si elegimos frutas lo suficientemente dulces no será necesario añadir azúcar a nuestras mermeladas caseras, ya que la fructosa será suficiente para aportarle el dulzor deseado.

Las mermeladas con frutas no tienen por que incluir obligatoriamente azúcar en su preparación, ya que hay muchas frutas con un sabor, de por sí, bastante dulce; tal es el caso del mango, la banana, la manzana y muchas más. La clave está en saber aprovechar estas frutas y combinarlas con ciertos ingredientes que pueden hacer que la pulpa adquiera el espesor y la consistencia de una mermelada.

1. Mermelada con frutas varias y chía

La primera receta de las mermeladas con frutas que te presentamos a continuación tiene, como ingrediente secreto, las semillas de chía. ¿Y por qué? Muy fácil, estas semillas ayudan a convertir cualquier pulpa de fruta en una mermelada; es decir, tienen un efecto “gelificante” gracias a sus mucílagos.

Ingredientes

  • 2 tazas de fresas (300 g)
  • Ralladura de 1 naranja 
  • 1 cucharada de semillas de chía (15 g)
  • 2 tazas de zumo de naranja natural (500 ml)
  • Agua (cantidad necesaria)
  • Opcional: en lugar de utilizar simplemente agua, se puede optar por leche de coco o almendras
Frascos de diferentes mermeladas

Preparación

  1. Lavamos, escurrimos y troceamos las fresas.
  2. Tomamos la naranja y rallamos la piel. Reservamos en un plato.
  3. En una olla a fuego medio, colocamos las fresas junto con el zumo de naranja natural. Dejaremos que el zumo llegue al punto de ebullición y luego, bajamos la intensidad de la llama para que no llegue a evaporarse.
  4. Mientras se cocinan las frutas, procedemos a aplastarlas con ayuda de una cuchara de madera. La idea es obtener una especie de puré. Añadimos agua, poco a poco, para hidratar la pulpa sin que llegue a hacerse del todo líquida.
  5. Dejamos que se cocine todo durante 10 minutos, aproximadamente. Notaremos que el líquido comenzará a espesarse cada vez más.
  6. Una vez transcurridos los 10 minutos, agregamos las semillas de chía y la ralladura de naranja y removemos todo durante dos minutos más.
  7. A continuación, retiramos la olla del fuego y dejamos reposar la mermelada con frutas a temperatura ambiente. Si quedó demasiado espesa, podemos añadir un chorrito de agua y remover.

Lee también: Cómo preparar una deliciosa mermelada de plátano y jengibre

2. Mermelada con frutas rojasIngredientes

  • 1 taza de fresas (150 g)
  • 1 ⅓ tazas de arándanos rojos (200 g)
  • 1 taza de frambuesas (150 g)
  • 3 cucharaditas de zumo de limón (15 g)
  • Opcional: 1 manzana roja
  • Bebida de avena o almendra (cantidad necesaria)

Preparación

  1. En primer lugar, lavamos y troceamos todas las piezas de fruta. A continuación, procedemos a machacar todos los trozos con ayuda de una cuchara. También podemos procesarlas con ayuda de un batidor de mano.
  2. Colocamos a calentar una olla con un poco de agua, añadimos la pulpa de frutas y dejamos que alcancen su punto de hervor. Removeremos ocasionalmente para que no queden grumos.
  3. Vertemos el zumo de limón y media taza de bebida de avena y dejamos que todos los ingredientes se cuezan durante 15 o 20 minutos aproximadamente.
  4. Una vez la mermelada con frutas alcance el espesor deseado, apagamos el fuego y dejamos reposar por un par de minutos a temperatura ambiente.

3. Receta doble de mermeladas con frutas y coco

Ingredientes

  • 1 racimo de bananas (600 g)
  • Agua de coco (la cantidad necesaria)
  • ¼ taza de ralladura de coco (50 g)
  • 1 vaso de zumo de mango natural (200 ml)
  • Opcional: 1 cucharadita de canela (5 g), 1 cucharadita de almendras peladas (5 g)

Ver también: Receta de torta de queso y mermelada de fresa

Preparación

  1. En un bol pequeño, colocamos la ralladura de coco y el zumo de mango natural. Lo dejamos reposar toda una noche en el refrigerador para que se hidrate bien.
  2. Al día siguiente, procedemos a pelar y cortar las bananas en trozos. Luego las procesaremos con ayuda del batidor de mano (o bien, con una cuchara).
  3. A continuación, mezclaremos la pulpa de banana con la ralladura de coco, añadiremos un poco de agua de coco para que la mezcla pueda hacerse un poco más flexible. Si lo deseamos, espolvoreamos sobre la mezcla una cucharadita de canela.
  4. Llevamos la pulpa a cocer en una olla a fuego medio durante 10 minutos. Añadimos agua de coco las veces necesarias para que la mezcla no se seque demasiado; lo haremos sin dejar de remover, con movimientos lentos y envolventes.
  5. Bajamos la llama y dejamos que todo repose durante un par de minutos más.
  6. Apagamos el fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

De todas las recetas que te hemos presentado de mermeladas con frutas sin azúcar, la tercera es la que tiene un sabor más dulce debido a sus dos ingredientes principales: el zumo de mango y las bananas. Ambas frutas son, de por sí, dulces, por lo que resulta muy sencillo obtener a partir de ellas una mermelada a la cual no se le necesite añadir ningún tipo de edulcorante.

¡Anímate a preparar tus propias mermeladas con frutas y ya verás qué sabores tan buenos conseguirás!