Mesotelioma: definición, tipos, síntomas y causas

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
El mesotelioma maligno es un tipo de cáncer que se desarrolla en la capa que reviste diversos órganos, generalmente los pulmones. Se encuentra muy asociado a la inhalación de asbesto.

El mesotelioma maligno (MM) es un tipo de cáncer muy raro que se produce a partir de células transformadas del mesotelio, una membrana que recubre los órganos internos del cuerpo. A pesar de que se habla de él como una variedad oncológica, estudios apuntan que también existen los mesoteliomas fibrosos benignos (MFB) no cancerosos.

La forma cancerígena de esta patología es una neoplasia agresiva de mal pronóstico y, según fuentes científicas, el tiempo de latencia se puede extender hasta los 32 años. Por todos estos motivos, reconocer los síntomas se hace esencial, sobre todo en personas que han estado en contacto con asbesto (una variedad impura del amianto).

Sobre la distribución del mesotelioma

Para comprender quién debe preocuparse por un potencial mesotelioma, es necesario describir los grupos de riesgo y la prevalencia de la enfermedad. Los patrones epidemiológicos más importantes de este tipo de cáncer son los siguientes:

  • Más del 70 % de los casos de mesotelioma se han correlacionado con una exposición directa al asbesto, un material de construcción totalmente prohibido por la Unión Europea desde el año 2005.
  • Se calcula que la probabilidad de desarrollar una enfermedad pleural secundaria asociada a este tipo de amianto es del 8 % al 13 %.
  • En el Reino Unido, esta neoplasia es la causante de hasta 3000 muertes al año. Su incidencia es de 31 fallecimientos por cada millón de habitantes de forma anual.
  • El grupo de riesgo principal son hombres menores de 50 años, pues por cada dos mujeres que presentan este tipo de cáncer, cinco varones lo sufren.

Desde luego, como podemos ver, estamos ante una enfermedad ligada al sector de la edificación. Por ello, el perfil típico de la persona con esta patología es un hombre relativamente joven, en edad laboral, dedicado a la construcción en un lugar sin legislación férrea.

Constructor con mesotelioma.
Los obreros de la construcción son un grupo de riesgo, ya que el asbesto era un material empleado en las edificaciones.

Para saber más: Enfermedad pulmonar intersticial

¿Qué es un mesotelioma?

Como ya hemos dicho, el mesotelioma es un proceso tumoral que puede ser maligno (MM) o benigno (MFB) en la cavidad pleural o peritoneal del paciente. Debido a que la forma maligna es un tipo de cáncer, los efectos se producen por el crecimiento descontrolado de las células en forma de tumores en las cavidades del tórax y del abdomen; a su vez, pueden expandirse a través de metástasis.

Tipos

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH) existen diversos tipos de mesotelioma, según su localización. Estos son los siguientes:

  • Pleural: originado en la pleura, una fina lámina de tejido que forma el revestimiento externo de los pulmones. Según estudios, es el tipo más común.
  • Peritoneal: se forma en el peritoneo, membrana que envuelve distintos órganos situados en el abdomen.
  • Pericárdico: tumor maligno muy raro que afecta al pericardio, membrana que reviste el corazón. Este tipo no se encuentra asociado a la inhalación de asbesto.
  • De la túnica vaginal: es decir, la cubierta serosa del testículo.

Como podemos observar, los tipos más comunes de mesotelioma son aquellos que se encuentran relacionados con el aparato respiratorio. Esto no es coincidencia, pues la exposición al asbesto fomenta la aparición de estos tumores malignos cuando se inhalan sus micropartículas.

Según la Sociedad Americana del Cáncerel mesotelioma maligno también se puede dividir en función de los tipos celulares del tumor. Estos pueden ser epitelioides, sarcomatoides o bifásicos, siendo la primera variante la menos agresiva de todas.

Síntomas del mesotelioma

Tal y como es de esperar, un proceso tumoral en el revestimiento del corazón y otro en el área pulmonar se manifestarán de formas completamente diferentes. Los síntomas más comunes son los asociados al mesotelioma pleural. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, estos son los siguientes:

  • Problemas para respirar.
  • Tos.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Sensación de cansancio extremo.

Este cuadro clínico se asocia a la aparición de una masa tumoral cerca de los pulmones. Aún así, la variante peritoneal cursa con otros síntomas, tales como dolor en las costillas, bultos en el abdomen o estreñimiento continuado.

Así pues, la sintomatología de la enfermedad dependerá del lugar de crecimiento del tumor primario. Estudios científicos recogen que, por ejemplo, la variante pericárdica se puede asociar a dolor en el esternón, taquicardias y sensación de falta del aire. Debido a la baja prevalencia de los mesoteliomas en el corazón, pocas veces son sospechados en un principio cuando un paciente ingresa al ambiente hospitalario.

Asbesto en el techo.
Varios países han legislado el uso del asbesto para evitar las enfermedades asociadas a su inhalación.

Quizás te pueda interesar: Cáncer de pulmón

¿Cuándo consultar al médico?

Como hemos podemos comprobar, el mesotelioma, tanto en su variante benigna como maligna, es una patología infrecuente en la población general. De todas formas, si eres una persona que has estado expuesta a materiales con asbesto de forma prolongada, nunca está de más realizar un chequeo médico general.

Este compuesto no solo provoca el cáncer ya nombrado, sino que también origina lesiones pulmonares que se conocen como asbestosis. Aunque ha sido prohibido el uso en varios países, todavía quedan zonas con restos del material y regiones geográficas en las que no se ha legislado al respecto. De allí deriva la preocupación todavía presente en el mundo.

  • Blanco, M., Montero, C., Otero, I., Verea, H., Rivas, J., & Yebra, M. T. (1998). Mesotelioma fibroso benigno: aportación de 8 casos. Archivos de Bronconeumología34(7), 361-363.
  • BARRERA, R., CHAVARRÍA, J., & MORALES, J. (2010). Mesotelioma maligno: Experiencia clínico-patológica de 247 casos. Revista chilena de enfermedades respiratorias26(3), 134-140.
  • Mesotelioma, Instituto Nacional del Cáncer. Recogido a 3 de septiembre en https://www.cancer.gov/espanol/tipos/mesotelioma/paciente/tratamiento-mesotelioma-pdq#_1
  • Ashrafian H, Athanasiou T, Yap J, DeSouza AC (2005). «Two-chamber intracardiac mesothelioma». Asian Cardiovasc Thorac Ann 13 (2)
  • Mesotelioma, Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Recogido a 3 de septiembre en https://medlineplus.gov/spanish/mesothelioma.html
  • Carrasco, L. F. U., Reyes, G. A. A., Rico, C. A. G., Suescún, D. R., & Márquez, Ó. A. O. MesotelioMa peRiCáRdiCo: pResentaCión de un Caso.
  • Si usted tiene mesotelioma, Sociedad Americana del Cáncer. Recogido a 3 de septiembre en https://www.cancer.org/es/cancer/mesotelioma-maligno/si-usted-tiene-mesotelioma-maligno.html
  • Gea-Izquierdo, Enrique. "Mesotelioma pleural y exposición al amianto en España." Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas 35.1 (2016): 0-0.