¿Qué es el metabolismo? ¿Tienes un metabolismo rápido o lento?

Elena Martínez · 8 febrero, 2018
En función de nuestro tipo de metabolismo deberíamos adoptar una serie de hábitos alimentarios para no subir ni bajar de peso en exceso y mantenernos saludables

El metabolismo es un conjunto de reacciones quimicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las que transforman los nutrientes que ingerimos en la energía necesaria para llevar adelante todas las funciones vitales.

Descubre en este artículo qué es el metabolismo y cuáles son las consecuencias cuando no funciona de la manera correcta, así como la dieta más adecuada para cada caso.

¿Qué es el metabolismo?

La energía que se produce en el metabolismo se utiliza en diferentes funciones vitales como:

  • Respiración.
  • Digestión.
  • Circulación.
  • Temperatura corporal.
  • Eliminación de los desechos a través de los riñones y el intestino.

El metabolismo también condiciona el gasto energético. Por este motivo, siempre se tiene en cuenta esta función cuando algunas personas no consiguen perder peso a pesar de seguir estrictas dietas. Es, por lo tanto, fundamental, seguir la dieta adecuada y regular este proceso de manera natural.

 Lee también: 4 desayunos con avena para acelerar tu metabolismo

Síntomas del metabolismo lento

fatiga

Las personas con un metabolismo lento se caracterizan por los siguientes síntomas:

  • Dificultad para bajar de peso o cambios de peso frecuentes. La grasa se acumula en las caderas y las piernas. 
  • Cansancio y fatiga.
  • Digestiones lentas o pesadas.
  • Tendencia al estreñimiento.
  • Dificultades para levantarse por la mañana.
  • Tendencia a la depresión, en algunos casos.

Síntomas del metabolismo rápido

Las personas con un metabolismo rápido se caracterizan por los siguientes síntomas:

  • Dificultad para engordar. La grasa se acumula en los brazos y el abdomen.
  • Apetito constante.
  • Mala absorción de los nutrientes en el intestino.
  • Exceso de energía.
  • Tendencia al nerviosismo y la ansiedad.
  • Dificultades para conciliar el sueño.

El metabolismo y la dieta

Peso saludable

Hay una teoría nutricionista, según la cual, existe una relación entre el tipo metabólico y las preferencias a la hora de comer.

Desde esta perspectiva, es fundamental conocer el tipo de alimentos que más nos convienen para estar saludables y prevenir el sobrepeso.

A continuación te daremos algunas recomendaciones, sin embargo, para este tipo de patología es necesario acudir a un nutricionista o endocrino. Será este quien recomiende la mejor dieta según tu historia clínica y síntomas.

Dieta para el tipo metabólico rápido

El tipo metabólico rápido se corresponde con personas de buen apetito que suelen preferir siempre alimentos ricos en grasa y proteína. Casi siempre se decantan por las opciones saladas en lugar de las dulces.

Si es nuestro caso, para mantener un peso equilibrado debemos reducir el consumo de carbohidratos, sobre todo de dulces y harinas refinadas.

No obstante, también es muy importante no excederse en el consumo de proteína animal. Procuraremos combinarla con proteínas vegetales como las legumbres y los frutos secos.

Las grasas no son perjudiciales, siempre y cuando optemos por las de buena calidad:

  • Aceites de primera presión en frío: oliva, coco, sésamo, lino.
  • Aguacate.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Ghee o mantequilla clarificada.
  • Yema de huevo.
  • Pescado azul.

No debemos olvidarnos de combinar estas raciones de proteína y grasas con una buena cantidad de vegetales crudos. Podemos tomarlos en jugos y gazpachos, batidos o ensaladas.

Si tenemos mucho apetito deberíamos hacer varias comidas al día y no saltarnos ninguna de ellas.

También te puede interesar: Esto es lo que le pasa a tu metabolismo cuando comes un aguacate

Dieta para el tipo metabólico lento

Favorece el metabolismo

Las personas de tipo metabólico lento suelen tener tendencia a ganar peso y a sentir fatiga, a pesar de no comer demasiado. En este sentido, la mejor solución se basa en adoptar una dieta adecuada.

La preferencia suelen ser los dulces, los cuales son una tentación que, en general, no resulta saludable. Lo más aconsejable sería consumir siempre carbohidratos sanos, elaborados con edulcorantes como la estevia y harinas integrales.

Es fundamental reducir el consumo de sal, la cual suele ocasionar hinchazón y retención de líquidos.

Cuando se tiene el metabolismo lento se suele buscar la energía en los estimulantes como el café o las bebidas de cola.

Como alternativa, sugerimos preparar nuestras propias bebidas energéticas con frutas, jengibre, maca, cacao puro, ginseng, etc.

Debemos controlar el consumo de grasas. Las consumiremos en cantidades moderadas y elegiremos las mismas que hemos recomendado para el metabolismo rápido.

Beber agua a lo largo del día, en ayunas y fuera de las comidas, también nos ayudará a acelerar el metabolismo.

  • Osorio, M. (2011). METABOLISMO. https://doi.org/10.1016/S1575-0922(06)71090-7
  • Lozano, A. (2010). Metabolismo. In Biología: Conceptos y fundamentos básicos. https://doi.org/10.1111/j.1365-2583.2010.01024.x.Decreased
  • Bechiarelli, A. J. A., Ramos-Clemente, M. T., Guerrero, P. P., & Ramos, C. R. (2016). Estreñimiento. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2016.03.010
  • Morales Moreno, A. (2004). Ansiedad. In Enciclopedia de Paz y Conflictos. https://doi.org/10.1016/S1696-2818(07)74162-8