Mezcla perfecta para mejorar tu circulación: el café, la sal y el aceite de coco

Además de mejorar la circulación nos ayuda a exfoliar la piel y a mejorar su tonicidad. Para obtener resultados debemos apoyar este tratamiento con una alimentación sana y ejercicio.

Es bien sabido que, para disfrutar de una buena circulación es necesario evitar el consumo de sal y café, ya que ambos promueven dos grandes molestias: la retención de líquidos y la hinchazón. Ahora bien, debes saber que existe una forma de aprovechar dichos alimentos para mejorar tu circulación. 

Sí, es posible utilizar el café y la sal para mejorar la circulación. ¿Cómo? A modo de exfoliante corporal. Es bien sabido que, una buena exfoliación ayuda a retirar las células muertas y favorece la oxigenación de la epidermis, pero que a menudo se olvida es que también ayuda a estimular la circulación sanguínea.

¿A qué se debe la mala circulación sanguínea?

Muchas personas no se dan cuenta de que la mala circulación sanguínea tiene su origen, a menudo, en cuestiones tan simples y cotidianas como el tipo de vestimenta, la alimentación, la hidratación y el ejercicio. Y al no ponerles cuidado a estos aspectos, comienzan a experimentar diversas molestias, tales como:

  • Dolor.
  • Pesadez.
  • Hinchazón.
  • Entre otras.

Aún cuando el médico no diagnostique un trastorno circulatorio es fundamental procurar mantener un estilo de vida sano, que permita disfrutar de una buena calidad de vida y, evidentemente, mantener a raya las molestias.

Ahora bien, una vez se corrigen los hábitos que no estaban brindando beneficios a diario, ¿Qué más se puede hacer? Pues bien, puedes atender tu circulación de una forma externa; es decir, a través del cuidado de la piel, el órgano más extenso del cuerpo.

Hay que recordar que las distintas partes del cuerpo no funcionan de manera aislada. Al contrario, vienen a funcionar como variables interdependientes. De allí que, al mejorar el cuidado de una parte, mejoren otras. 

¿Café, sal y aceite de coco?

Café-sal-y-aceite-de-coco-para-mejorar-la-circulación

Así es. Estos tres ingredientes naturales se pueden combinar en un solo tratamiento para estimular la circulación y ayudar a tratar problemas estéticos, como la celulitis o las venas varicosas, que son afecciones comunes dentro de los trastornos circulatorios.

El tratamiento consiste en la aplicación de un exfoliante natural, preparado en casa. Dicha aplicación debe llevarse a cabo mediante movimientos lentos, circulares y suaves sobre la piel, haciendo mayor énfasis en las zonas que se considere más afectadas por las molestias. Ojo, el énfasis consiste en repetir, más veces, el masaje no en incrementar la presión del tacto.

Es muy importante aclarar que la finalidad de este tratamiento viene a ser apoyar un estilo de vida saludable. Por ello, no se debe interpretar como una ”cura” para ningún trastorno.

Además de utilizarlo para activar la circulación, este exfoliante natural puede convertirse en tu tratamiento de belleza alternativo para mejorar a apariencia de tu piel.

café-exfoliar

El café, la sal y el aceite de coco, aplicados conjuntamente de forma tópica, ayuda a eliminar las células muertas, hidratar la piel y mejorar su elasticidad.

Un tratamiento para mejorar tu circulación

Los ingredientes de esta mezcla son muy económicos y, por lo general, hacen parte de la despensa. En lo que respecta a su preparación, esta es bastante simple. Ahora bien te recomendamos que hagas uso de este exfoliante, como máximo, dos veces por semana para poder aprovechar sus beneficios.

Ingredientes y utensilios

  • 3 cucharadas de sal (30 g).
  • ½ taza de café molido (50 g).
  • 1 taza y media de aceite de coco (150 g).
  • Un recipiente y una cuchara. 

Preparación

  • Vierte el aceite de coco en el recipiente.
  • A continuación, añade la sal y, con ayuda de la cuchara, remueve para mezclarla con el aceite de coco. No es necesario que se incorporen al 100% ya que lo que se desea es aprovechar los ‘grumos’.
  • Finalmente, añade el café y vuelve a remover con la cuchara.
  • Una vez tengas una pasta de aspecto arenoso, procede a realizar tu exfoliación. 

Acerca del modo de uso

  • A la hora de masajear tu piel con este exfoliante, puedes hacerlo directamente con las manos, o bien puedes recurrir a una esponja.
  • Una buena forma de potenciar su efecto, consiste en frotarse el cuerpo con un cepillo ligeramente húmedo, antes y después de la exfoliación. Los movimientos deben ser circulares, no demasiado lentos ni tampoco excesivamente vigorosos. Ojo con realizar demasiada presión, ya que podrías lastimar la piel.
  • Una vez finalizado el masaje, puedes realizarte una ducha de contraste para mejorar tu circulación.