Mi gran secreto: sufro ansiedad

Raquel Lemos Rodríguez·
24 Julio, 2020
La ansiedad es un trastorno que muchas personas sufren en silencio, aunque afecte a su vida y a sus relaciones con los demás. Comprender a quienes padecen ansiedad es el primer paso a ayudarles a vivir sin sufrir constantemente por ella.

Hay muchas personas que sufren ansiedad. Un problema que afecta a una gran parte de la población, causándoles malestar e imposibilitando que puedan realizar muchas de sus tareas diarias. Pero este estado de ansiedad a veces no se manifiesta de una forma “llamativa”.

Las personas con este problema tal vez se comporten de una forma negativa con los demás y, a veces, sus actos te pueden resultar incomprensibles. Es por eso por lo que tratar de comprender qué les está pasando, aunque a veces ni ellas mismas lo saben.

La ansiedad puede ser un verdadero calvario

Pensamos que la ansiedad es algo similar al estrés, pasajero. Pero nada más lejos de la realidad. La persona ansiosa puede convivir con este estado durante un tiempo más que suficiente para generarle serios problemas de salud.

La persona ansiosa puede llegar a vivir en un continuo estado de angustia. Esta angustia es algo que la persigue constantemente y por más que quiera no puede librarse de ella. Por eso muchas personas que sufren ansiedad pueden irritarse con facilidad.

Descubre: Consejos para controlar la ansiedad

Lamentablemente, las personas ansiosas saben que siempre se encuentran a la espera de que algo malo ocurra, pues en el momento menos pensado puede abordarles la terrible ansiedad.

Quien no ha padecido nunca este problema, difícilmente puede ponerse en el lugar de la persona ansiosa. Es más, la ansiedad a veces es calificada como “la epidemia silenciosa”, de hecho, así lo indica una investigación publicada en la revista Psicología Científica.

Las personas que padecen este problema viven un auténtico calvario porque en la mayoría de las ocasiones no saben qué les está pasando ni por qué. Es algo que puede ser resultado de lo ocurrido hace mucho tiempo atrás o de un cúmulo de cosas. En todo caso, necesitan ayuda.

Necesitan ayuda

Aunque haya enfermedades que no podamos detectar a simple vista (esto no solo pasa con la ansiedad, sino también con la depresión) debemos ser comprensivos e intentar ayudar de alguna manera.

A continuación te comentaremos algunos consejos que podrían ayudar a las personas que sufren ansiedad (y a quienes están a su alrededor):

Las personas con ansiedad necesitan apoyo.

  • Ser compasivos: a veces tan solo necesitamos estar ahí, hacerle saber a la otra persona que puede contar con nosotros si en algún momento lo necesita.
  • Entender que no pueden escapar: por mucho que quiera, la persona con ansiedad no puede escapar de ella. Está atrapada, acorralada, y eso es algo que debemos comprender.
  • Hasta la cosa más simple les satura: no es que se estresen o se bloqueen con facilidad, es que están tan desbordadas que cualquier cosa, por simple que sea, las va a saturar.
  • No pueden explicar lo que les ocurre: más que nada porque a veces la ansiedad no tiene un motivo claro de por qué se origina. Por ello no debemos creer que lo que sienten no es algo real, porque sí lo es.
  • Se preocupan por cosas ridículas: sí, por cosas que tú pensarás que son tonterías, pero que para ellas ¡no lo son!
  • Recomendar que la persona que sufre ansiedad busque ayuda profesional: siempre que sea posible, la mejor recomendación para aquellas personas que sufren ansiedad es que acudan a un profesional de la salud mental en busca de ayuda.

No te pierdas: Ayuda a los demás, aporta un grano a la sociedad y un grano de felicidad para ti

Cuando la mente es la mayor enemiga

Es difícil ponernos en el lugar de la persona ansiosa, pero debemos hacer un gran esfuerzo por entenderla y ofrecerle nuestra ayuda lo máximo que podamos. No es fácil y, en ocasiones, no la entenderemos.

¿Alguna vez has estado en contacto con una persona depresiva? Al igual que las que sufren ansiedad, muestran a veces un comportamiento hacia los demás que provoca que estos se aparten. Realmente no quieren esto, pero lo están pasando tan mal que expresan su malestar de esta manera tan poco adecuada.

Cuando existe un problema en la mente que no podemos controlar, esta puede volverse en nuestra contra. La ansiedad, como ya hemos dicho, es muy difícil de solucionar, como lo es saber su origen, porque a veces la causa se encuentra muchos años atrás.

Tanto si has sufrido ansiedad como si alguien de tu entorno la está sufriendo, sabrás ahora que es algo que se vive en secreto silencio. Algo que la persona que lo padece tampoco entiende mucho qué está ocurriendo, pero que necesita de tu ayuda y apoyo para poder superarlo.

Nota: si consideras que necesitas ayuda, recuerda que siempre puedes consultar con un psicólogo. El profesional podrá ofrecerte una terapia acorde a tu caso. 

  • Puchol, D. (2003). Los trastornos de ansiedad: la epidemia silenciosa del siglo XXI. Revista psicologiacientifica. com.