Mi hijo tiene 39 de fiebre: cómo actuar en esta situación

Marilu Caldera 14 septiembre, 2018
Aunque la fiebre en sí no es un problema es importante saber a qué se debe para poder actuar en consecuencia para bajarla y mejorar el estado del pequeño.

La fiebre alta en niños es uno de las causas más comunes de llevar a los hijos al pediátrica. Este síntoma, en la mayoría de los casos, es el aumento temporal de la temperatura en el cuerpo como respuesta de alguna enfermedad.

Se habla de altas temperaturas, fiebres o calenturas cuando el cuerpo presenta temperatura más alta a la normal. La temperatura estándar oscila entre 37 °C y 37,5 °C, y también depende de factores ambientales, actividad física o la edad.

Síntomas de fiebre alta en niños

¿Cómo bajar la fiebre de forma natural?

Aparte de tener el cuerpo más caliente de la temperatura normal, hay otros síntomas de la fiebre alta en niños:

  • El niño siente frío o escalofríos.
  • Los ojos se le ven brillosos.
  • Las pulsaciones en general se aceleran.
  • La respiración es agitada como si hubiesen hecho una actividad física.
  • Cuando es varón los testículos pueden descender de su posición original.
  • La frente o la cara se ven de color rojo, con mayor temperatura.
  • Las manos y los pies pueden estar muy fríos, aunque el resto del cuerpo este caliente.

Qué hacer cuando se manifieste la fiebre alta en niños

 

En el momento en que el niño comience a manifestar algunos de los síntomas mencionados anteriormente, se debe realizar los siguientes pasos para neutralizar la fiebre y que no continúe el aumento:

Medir la temperatura con un termómetro digital

Existen varias partes del cuerpo donde se puede medir la temperatura: la boca, el oído, el ano, la frente y la axila. De todas ella, la más recomendable en niños es la axila.

Los termómetros de mercurio son de gran precisión, pero están elaborados de material frágil. Por lo cual, se corre el riesgo de que se puedan romper, ya que los niños son inquietos y, sin querer, lo pueden quebrar.

El mercurio es la sustancia que está dentro del termómetro, al quebrarse el termómetro hace contacto con la piel del niño y se puede intoxicar. Para evitar problemas, la mejor opción es tomar la temperatura con un termómetro digital.

Evita bajar la fiebre 

La fiebre o quebranto por sí sola no le va a causar ningún daño, aunque esté acompañada de otros síntomas. El único motivo para actuar sobre la fiebre es si es recurrente y las lecturas del termómetro son altas o por la incomodidad que le cause al niño.

No obstante, si el niño no manifiesta señales de malestar, no es necesario administrarle medicamentos.

Descubre: Medicamentos más comunes en los niños

Administrar medicamentos indicados por el pediatra

Es importante tomar en cuenta que solo se debe dar al niño el medicamento indicado por el doctor; además, la dosis administrada debe estar de acuerdo con el peso del pequeño.

Lo normal es que la fiebre disminuya solo un grado después de una hora, desde el momento de haberle suministrado el medicamento. No obstante, el descenso de la fiebre no es un indicador de la verdadera infección que la esté generando el niño.

 Antibióticos no indicados para tratar la fiebre alta en niños

No es recomendable suministrar antibióticos para bajar la fiebre, si el pediatra no lo ha indicado. Por lo general los antibióticos no son efectivos frente a los virus que la provocan, debido a que existen varios tipos de antibióticos, los cuales se indican dependiendo de la enfermedad.

La manifestación de fiebre puede deberse a diferentes causas:

  • Aparición por primera vez de los dientes
  • Constantes cambios de climas
  • Síndrome gripal

Por lo tanto, los especialistas recomiendan evitar alternar dos medicamentos infantiles en caso de fiebre. Existen riesgos de intoxicaciones por errores en la cantidad suministrada o interacciones indeseadas con otros medicamentos.

 Temperatura ambiental agradable

Una opción para que el niño se sienta cómodo mientras está en el proceso de normalizar la temperatura es mantener la habitación o lugar donde se encuentre con un ambiente agradable. Debe ser normal, ni muy fría ni muy calurosa.

Tratar de no abrigar mucho al niño, ya que esto le generará muchas molestias y lo hará sentir muy incómodo. Hay que tener en cuenta que abrigarlo en exceso no hará que le baja la fiebre más rápido, es un proceso que se realiza poco a poco.

¿Lo sabías? ¿Cómo bajar la fiebre de manera natural?

Aplicar un baño

Niño bebiendo agua.

Dar un baño cuando se manifiesta la fiebre alta en niños es una opción que puedes llevar a cabo siempre y cuando él lo desee y acepte sin problema.

El agua debe estar a una temperatura templada, ya que el baño es para relajarlo y hacerlo sentir cómodo. Debes evitar el agua fría.

 Mantener hidratación

Por lo general, cuando los niños pasan por un proceso de fiebre pierden el apetito, pero no hay razón para preocuparse. Puede deberse a distintas razones, como el malestar general o dolor en la garganta.

Sustituye la comida sólida por líquidos o comidas un poco más blandas como el agua, los jugos o zumos, las papillas o las gelatinas. Lo importante es prevenir que el niño se deshidrate.

Cómo saber si la temperatura de mi hijo es alta

Si la temperatura está por encima de las siguientes medidas es porque se está manifestando la fiebre alta en niños:

  • 100,4 °F (38 °C) medida rectal.
  • 99,5 °F (37,5 °C) medida oral.
  • 99 °F (37,2°C) medida axilar.

Para concluir, no siempre que el niño presente fiebre hay que llevarlo al especialista. En primer lugar, obsérvalo y lleva un registro de los síntomas. Según el resultado debes acudir al pediatra inmediatamente.

Te puede gustar