Mi novio es una persona inmadura

27 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Bien sea por aspectos de la crianza u otros relacionados con su entorno, tu novio puede resultar ser una persona inmadura. ¿Lo amas? Puedes ayudarlo a crecer. ¿Te amas? Evita toxicidades en tu vida y sigue adelante.

Comenzar un vínculo amoroso es quizás uno de los acontecimientos más importantes en nuestra vida. Por desgracia, como en el resto de las relaciones, los factores que pueden amenazar a la pareja no son pocos. En este caso hablaremos sobre tener una relación con una persona inmadura, si la tienes, este artículo es para ti.

Generalmente, tenemos altas expectativas cuando comenzamos a vincularnos sentimentalmente con alguien. Esto hace que, cuando nos demos cuenta de que estamos en presencia de una persona inmadura, nos llenemos de desilusión. Tarde o temprano llegarán los reproches, los pensamientos negativos y la desesperanza.

El hecho de no tener lo que se esperaba también puede llevar a la mujer a sentirse culpable, deprimirse y frustrarse. Sentirá que el tipo de relación que tiene va contra su proyecto de vida propio, lo que aumentará su desesperación al no saber qué medidas tomar.

¿Por qué mi novio es una persona inmadura?

persona inmadura

Si estás pensando que tu novio es una persona inmadura debes saber que la mayoría de los hombres que se resisten a crecer tienen la base de su problema en el tipo de crianza que recibieron en el hogar.

Muchas personas que mantienen una personalidad inmadura en su etapa adulta fueron criadas en ambientes sobreprotectores. Sus progenitores les dieron a entender que su voluntad debe ser cumplida «solo porque sí» y que necesitan poco esfuerzo para lograr sus objetivos.

Es probable que durante muchos años sigan contando con el refuerzo de esa personalidad por causa de alguno de sus padres. De allí que, además de un novio con una un problema de inmadurez, también puede que tengas que soportar el apoyo de su madre. Esta, lejos de ayudar a fortalecer la relación, se puede poner de su parte, lo que empeorará la situación.

De niños no podemos hacer nada para cambiar lo que nuestros padres nos hacen creer; sin embargo, ya de adultos, debemos asumir las consecuencias de nuestra personalidad.

No creas que tu novio está sometido a su niño interior: es un adulto que, de forma deliberada, actúa sin tener en cuenta lo que puedan sentir los demás, ni siquiera tú.

Lee este artículo: 6 hábitos para alcanzar la madurez emocional

Señales

Pareja con bolsa en la cabeza

En la gran mayoría de los casos, la madurez no tiene que ver con la edad de la persona, sino más bien con la capacidad de entender, analizar, ver los problemas y las situaciones.

Algunas señales que pueden ayudarte a saber si tu novio es una persona inmadura son:

  • Tiene una personalidad egocéntrica y orgullosa.
  • Le cuesta mucho admitir sus errores y pedir disculpas.
  • Muestra una gran dependencia económica y emocional de su familia, especialmente de sus padres. Incluso puede acudir a ellos con berrinches ante cualquier problema contigo.
  • Te hace sentir culpable de los problemas y, en buena parte de las ocasiones, acude a la manipulación.
  • Es posesivo y celoso.
  • Usa chantajes cuando le planteas la posibilidad de una separación.

Descubre: Cómo identificar a las personas emocionalmente inmaduras

¿Qué hacer al respecto?

persona inmadura

  • No te dejes atrapar por el sentimiento de culpa ni te responsabilices por sus actos.
  • Conversa el tema con una persona de confianza, desahógate.
  • Busca ayuda profesional. Un psicólogo puede ofrecerte la orientación que necesitas.

Si has decidido que la relación vale la pena, ten paciencia. Nadie cambia de un día para otro. Crea un ambiente que propicie su crecimiento emocional, pero sin presiones. No obstante, si lo que captas es que el cambio es imposible, evítate el sufrimiento. Busca un tiempo para ti y reorganiza tu vida.

Así como una buena comunicación es crucial, el amor viene a ser una gran herramienta a la hora de apoyar a la pareja y ayudarla a que logre superar su inmadurez.

Muchas veces llegamos a una persona para ayudarla, pero si en el camino descubrimos que, lejos de ayudarla, nos estamos haciendo daño, quizás lo mejor sea cortar por lo sano.

  • Oliva Delgado, A. (2006). Relaciones familiares y desarrollo adolescente. Anuario de Psicologia.
  • Rodrigo, M. J., Máiquez, M. L., García, M., Mendoza, R., Rubio, A., Martínez, A., & Martín, J. C. (2004). Relaciones padres-hijos y estilos de vida en la adolescencia. Psicothema. https://doi.org/10.1007/BF00004768
  • Diz, J. L. I. (2013). Cambios en adolecentes aspectos Físicos , Psicológicos. Pediatría Integral.
  • Cecilia, G., López, H., Cristina, M., & Vesga, G. (2009). Interacción familiar y desarrollo emocional en niños y niñas *. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud. https://doi.org/10.1111/ajsp.12099