Mi novio y yo somos muy diferentes: ¿puede funcionar esta relación?

12 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
"Somos muy diferentes" y tengo serias dudas sobre si la relación puede funcionar. Los mejores tips para que las diferencias con la pareja no interfieran en la felicidad

Para algunas personas, las diferencias pueden suponer un obstáculo en una relación de pareja. Sin embargo, ante el pensamiento de «somos muy diferentes» no siempre hay que dar por sentado que la diferencia es sinónimo de perjuicio. 

Hay personas que, a pesar de parecer completamente opuestas, tienen una excelente convivencia; algo que puede llegar a causar gran asombro a muchos.

«Somos muy diferentes», pero nos queremos

Ciertamente, hay muchas personas que, aunque parezcan completamente distintas, como el agua y el aceite, pueden llegar a complementarse y convivir en perfecta armonía.

Así pues, las diferencias no siempre tienen por qué ser un inconveniente o bien, un sinónimo de problemas.

somos muy diferentes

1. Respetar los espacios ajenos

Cuando hablamos de espacios, se incluyen no solo lugares geográficos, sino el tiempo y el lugar para que seguir con sus actividades. Quizá no tengan demasiados intereses comunes o hobbies similares, pero no es necesario que nadie abandone nada.

Para que la unión sea positiva lo fundamental es aceptarse mutuamente tal y como son. Intentar que el compañero cambie es el peor de los errores y seguramente no termine bien.

2. Plantear un objetivo común

«Somos muy diferentes y caminamos hacia el mismo lado», debe ser la consigna para que funcione. Nadie dice que es sencillo, ni tan fácil como se dice. Pero es totalmente posible cuando ambos están de acuerdo y conscientes de la relación que quieren tener.

Cuando las diferencias se hablan, se generan acuerdos para tener una pareja equilibrada y saludable. Se trata de fijar expectativas comunes con respecto al futuro que planean juntos.

3. Las discusiones no siempre son consecuencia de las personalidades opuestas

Hay quienes no lo piensan dos veces y atribuyen rápidamente cualquier discusión a las diferencias que existen entre las personalidades de la pareja. Entonces, dan por sentado que no se pueden entender porque tienen creencias, ideas y perspectivas distintas. Así, al hacer hincapié en las diferencias, se olvida que las diferencias no necesariamente tienen por qué crear brechas, sino aportar contraste y variedad de pensamiento (lo cual puede ser muy positivo para una pareja que tenga noción de equipo).

Hay muchas parejas con personalidades»opuestas» que, en realidad, tienen las mismas discusiones que cualquier otra pareja. Sus personalidades puede ser diferentes, pero eso no tiene por qué ser la principal razón por la que la relación no va bien encaminada.

Te puede interesar: Aprende a ser paciente con tu pareja

4. Uno debe poner paño frío en ciertos momentos

Si ambos se paran desde su perspectiva y no aceptan jamás la visión del otro, entonces no hay mucho para hacer. Siempre uno de los dos tendrá que ser capaz de salir de su lugar de confort. Es la forma más sana de frenar los nervios y calmar los ánimos cuando las cosas se salen de control.

Es posible que este rol se alterne algunas veces de acuerdo al tema que estén tratando. Si se conocen lo suficiente, saben en qué temas se puede esperar un cambio de actitud del compañero.

5. El sexo siempre importa

Las relaciones sexuales en la pareja son clave para mantener la unidad y la complicidad del noviazgo. Encontrar puntos en común, lugares y posiciones en las que ambos disfruten es importante.

En el sexo tienen un punto de igualdad en el que los dos son tan felices y se sienten satisfechos al mismo tiempo. Es un gran gesto tener el atrevimiento de conocer nuevas cosas e innovar. Sepan que están fortaleciendo uno de los pocos pilares en el que no se ven sus diferencias.

Regalos eróticos.

6. Si vienen los hijos, un nuevo contrato habrá

Frente a la llegada de los niños, seguramente hay que revisar el contrato de convivencia y colocar o modificar algunas normas. Prever las maneras de tomar decisiones cuando no piensen igual, basándose en lo mejor para los niños.

«Somos muy diferentes y crecemos cada día como personas»

Una vez que cumplan con todas estos consejos, pueden ver que las diferencias en la pareja no son un impedimento. Incluso, en algunos momentos agradecerán esa diversidad que los lleva a divertirse como nunca.

Cada día, al despertar y sentir ese gran amor por el novio entienden que están creciendo como personas. Es un gran aprendizaje, un desarrollo emocional que sirve además, para otras relaciones sociales y familiares.

Se convierten en un complemento necesario para esa rutina diaria que tanto disfrutan. Novios antagónicos aunque felices de elegirse para compartir cada elección.

Lee también: Cómo es la vida de pareja después de tener un niño

En definitiva…

Que funcione o no, depende de la capacidad de aceptar a los demás de la manera en que los conocemos. Es decir, del valor de entregarse a una convivencia basada en el diálogo y el respeto por lo ajeno.

Ser felices con un amor es una elección de vida que requiere un crecimiento emocional. El que está dispuesto, puede.

  • Perles, F., San Martín, J., Canto, J., & Moreno, P. (2011). Inteligencia emocional, celos, tendencia al abuso y estrategias de resolución de conflicto en la pareja. Escritos de Psicología / Psychological Writings. https://doi.org/10.5231/psy.writ.2011.0605

  • Morón Gaspar, R. (2006). Terapia integral de pareja. EduPsykhé. https://doi.org/10.1109/CVPR.2013.167

  • Canto, J. M., García, P., & Gómez, L. (2009). Celos y emociones : Factores de la relación de pareja en la reacción ante la infidelidad Jealousy and emotion : how partners react to infidelity. Athenea Digital. https://doi.org/10.5565/rev/athenead/v0n15.528