Mi pareja no me hace regalos

Mis amigas reciben anillos, flores y viajes, mientras que mi pareja no me hace regalos jamás. ¿Qué debo hacer para estar feliz en mi relación?

Por lo general, las chicas hablan en sus círculos de amistades, de sus relaciones de pareja, entre otros temas. Se aconsejan y también comparan algunos novios con otros y suele surgir el clásico “mi pareja no me hace regalos”.

Tener una pareja poco detallista, mientras que las demás reciben muestras de afecto, causa algunas inseguridades. Empiezan las preocupaciones sobre si en realidad hay amor o si tiene interés.

¿Mi relación está a punto de terminar si mi pareja no me hace regalos?

Lo primero que deben saber, es que los hombres no siempre tienden a ser tan atentos y detallistas. Y mucho menos, si ya tienen bastante tiempo de relación. Para ellos, el amor pasa por otro lado y no por los regalos que puedan hacerle.

Está claro que no todos son iguales y existen los que están atentos a cada momento para sorprender a su pareja. Sin embargo, no significa que uno sea mejor que otro, o sienta más amor. Solo son diferentes.

No recibir un presente para un día de San Valentín resulta molesto, pero no quiere decir que el chico quiera terminar. Por lo menos, no siempre. La forma de conocer la respuesta es hablar cara a cara con la pareja y preguntar la verdad.

Lee también: 6 cosas que las parejas felices hacen cada semana

No me hace regalos y a mi me gustaría recibirlos

Pareja

Generalmente, a las chicas les agrada que la pareja las agasaje en fechas especiales o les envíe un lindo regalo. No están a la espera de elementos lujosos, sino de sentirse importantes para ellos. Una demostración de que la tienen presente en todos los momentos de su vida.

En el caso de que el novio no tenga este hábito, antes de ponerse triste o sentirse menos que otras, hay que hablar. Quizá, diciéndole lo que les gusta o las hace feliz, cambie la situación. Es muy probable que él no tenga idea de lo que está pasando y pueda revertirlo de inmediato.

Es importante hablar con el corazón y francamente, pero sin hacer reclamos ni exponerlo con comparaciones. A ningún hombre le agradan los reproches y mucho menos, que le recuerden un ex.

Mi pareja no me hace regalos, pero está siempre que lo necesito

Las demostraciones de afecto no son siempre un ramo de flores, una caja de bombones o el objeto que se imaginen. Algunos hombres no entran jamás a una tienda para comprar un regalo. Pero demuestran su amor con otras actitudes que pueden tener mucho más valor.

Asumir un compromiso oficial y caminar de la mano delante a todos con una gran sonrisa quizá sea más afectuoso que pagar un viaje. Es decir, muchas veces los actos son más importantes que lo material que pueden ofrecer.

El mejor regalo que una pareja puede realizar es su presencia en los momentos más duros. Un abrazo en silencio, una palabra justa y un oído activo, son las pruebas más alta de su amor. Una mujer debe saber valorar estos gestos, antes de exigir algún detalle más.

Ver también: ¿Cómo saber si le gustas a una persona con pareja?

Ya no es el mismo que al principio de la relación

Sucede con frecuencia, que los novios cambien con el paso del tiempo y ya no sean tan atentos como al inicio. Antes preparaban con antelación una cita, sorprendían en un cumpleaños y ahora todo cambió. Se vuelven más fríos, despistados y hasta desinteresados en ocasiones.

Una de las posibilidades es que han logrado un nivel de comodidad y seguridad que consideran ya no es necesario hacer más. Es un buen momento para conversar con ellos y pedirles que vuelvan a los detalles. De hecho, así las enamoraron.

Otra opción es que, en realidad, esté en una historia paralela y ponga su atención en esa aventura. De igual manera, es necesario dialogar y consultar sus motivos. La verdad duele, pero es el mejor camino para ser felices luego.

Consejos

Mi pareja no me hace regalos, pero está siempre que lo necesito

Estar en pareja equivale a decir que hay un vínculo entre dos personas. Entonces, todo lo que suceda debe ser acorde a las prioridades o deseos de ambos. Lo que pasa alrededor, no tiene que afectar ni influir en su propia historia.

Si otros se expresan con regalos, no es obligación que su pareja haga lo mismo. Son dos relaciones diversas y las imitaciones no son garantía de ningún éxito.

Además de  hablar sobre las expectativas que tienen de la relación, también deben inducir dando el ejemplo. Si uno se muestra detallista todo el tiempo, quizá el otro entienda el mensaje y se contagie.

  • Villegas, M., & González, F. (2011). Investigación cualitativa de la vida cotidiana. Medio para la construcción de conocimiento sobre lo social a partir de lo individual. Psicoperspectivas. https://doi.org/10.2225/PSICOPERSPECTIVAS-VOL10-ISSUE2-FULLTEXT-2
  • Ledermann, T., Bodenmann, G., Rudaz, M., & Bradbury, T. N. (2010). Stress, communication, and marital quality in couples. Family Relations. https://doi.org/10.1111/j.1741-3729.2010.00595.x
  • Carstensen, L. L., Gottman, J. M., & LevenSon, R. W. (2004). Emotional behavior in long-term marriage. In Close Relationships: Key Readings. https://doi.org/10.4324/9780203311851