Mi pareja no se fía de mí

01 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña
Si te identificas con la frase de “Mi pareja no se fía de mí”, quizás te interese conocer algunas claves para manejar esta cuestión.

La confianza es uno de los pilares fundamentales en los que se asienta una relación de pareja sana. Sin ella se vive en una incertidumbre constante que impide que el vínculo avance. ¿Qué hacer cuando surge el pensamiento “mi pareja no se fía de mí”?

La falta de seguridad en el compañero puede convertirse en un claro obstáculo para el amor sincero, ya que limita el camino hacia una experiencia estable y feliz. Así, si uno de los dos desconfía, tomar las medidas necesarias para entender qué pasa resulta fundamental.

A continuación exponemos algunos de los motivos más frecuentes que dan pie a esta situación. ¿Quieres conocerlos? No dejes de leer, entonces. Te lo contamos.

Desconfianza.

Mi pareja no se fía de mí. ¿Cómo confirmarlo?

¿Revisa los mensajes que recibes o la ropa que llevas? ¿Se involucra de modo constante en las redes sociales que manejas? ¿Te llama repetidas veces cuando sales? ¿Va a verte a la oficina sin previo aviso? ¿No quiere que salgas o intenta disuadirte para que no asistas a actividades colectivas?

Si has contestado con una respuesta afirmativa a varias de las preguntas anteriores, acaso tenga sentido pensar que se trata de signos de desconfianza. Además, es posible que notes que la otra persona no se muestra tan abierta como antes o que no te cuenta nada de lo que hizo en el día.

Incluso puedes percibir que, en cambio, presta atención a cada detalle de lo que dices o haces y le dé una interpretación alejada de la realidad. Sin embargo, tales conductas pueden también obedecer a otras razones. En la siguiente sección las comentamos.

Descubre: La confianza en la pareja: necesaria y saludable

Motivos más habituales de desconfianza en la pareja

Los argumentos que sostienen la falta de confianza por parte de la pareja son de lo más variado. Cada individuo, cada relación y cada historia es diferente. Aquí te mostramos una lista de motivos por los que este tipo de inseguridad llega a surgir:

  • La creencia de que no se es suficiente para el otro.
  • El temor a una infidelidad y el miedo al abandono.
  • Los celos a los amigos, hermanos, madre, padre o cualquier otra persona que retire o capte la atención del compañero.
  • Los pensamientos irracionales como: “todos los hombres/mujeres son iguales”, “la familia política perjudica o las amistades sonsacan”, etc.
  • Las experiencias anteriores caracterizadas por la decepción o el engaño.
  • Los aprendizajes que preceden a la relación. Por ejemplo, si en la infancia se vivió desconfianza en el hogar, este patrón de comportamiento puede imitarse.
  • Un estilo de apego ansioso en el que se establecen vínculos basados en la dependencia emocional.
Mejora durante el sexo en la pareja.

Sigue leyendo: Volver a confiar en el amor cuando nos han hecho daño

Mi pareja no se fía de mí. ¿Qué hacer?

Como leíste, son varias las razones que llegan a hacerte expresar algo como “Mi pareja no se fía de mí”. En este sentido, cabe señalar que la traición y el engaño son uno de los acontecimientos que con más frecuencia alteran las expectativas de seguridad.

¿Fuiste infiel? Si este es el caso que describe la situación en la que te encuentras, existen algunas claves útiles que quizás desees considerar:

  • Lo primero es reconocer el error cometido, pedir perdón y comprometerse a no repetirlo.
  • No solo de buenas palabras salen las disculpas. Por ello, es importante demostrar con hechos que no hay necesidad de sospechas, celos o suposiciones.
  • También ayudan las manifestaciones de afecto y cariño frecuentes. Se trata de recordarle a la pareja lo que sientes por ella, ya sea en forma de palabras, besos, caricias, abrazos…

Tal vez te interese: La desconfianza en pareja: qué hacer cuando uno no se fía del otro

Infidelidad de pareja.

La confianza, uno de los pilares básicos en una relación

Como vemos, entre los pilares básicos de una relación sentimental figura precisamente la confianza. Por tanto, además del compromiso o la pasión, es necesario mostrar una actitud sincera y hablar de manera directa sobre aquello que nos preocupa.

También es determinante trabajar la seguridad en uno mismo. Esa otra persona quiere estar contigo y te ha elegido por algo.

No obstante, si los celos y el control permanecen a pesar de los esfuerzos, es imprescindible buscar ayuda profesional. La terapia psicológica aporta valiosos recursos para entender qué está sucediendo y manejar estas dificultades en el plano interpersonal.