Microblading: cejas antes y después

Elena Martínez Blasco · 8 julio, 2019
Este tipo de pigmentación se realiza en la epidermis de manera sencilla y va seguida de una rápida cicatrización. Es semipermanente y puede durar entre 6 meses y un año.

Cada vez descubrimos más técnicas de estética para embellecer nuestro rostro y hacer pequeños retoques en todo aquello que nos gustaría corregir o mejorar. Con este objetivo ha aparecido el microblading, un método que se basa en la micropigmentación de las cejas para lograr la forma que deseamos.

Hasta hace poco tiempo era bastante complicado conseguir unas cejas bonitas y naturales con las posibilidades que ofrecía la depilación y el maquillaje. Por ello, hoy en día contamos con esta técnica que promete resultados más permanentes y con un acabado muy natural.

Microblading, las cejas perfectas

Unas cejas bien definidas pueden cambiar en gran medida las facciones de nuestro rostro. No obstante, no siempre podemos conseguir el efecto que queremos solo con maquillaje o con la depilación. Además, esto nos supone un esfuerzo diario a la hora de retocarlas.

Por otro lado, muchas personas sufren por la falta de vello en las cejas. Esto puede ser por cuestiones genéticas, por problemas de salud o bien por habérselas depilado demasiado cuando la moda era llevarlas muy finas. Hoy en día, en cambio, gustan más pobladas y naturales.

¿En qué consiste?

Microblading
EL microblading es una técnica de micropigmentación innovador que permite dar una forma más estética a las cejas.

La técnica del microblading surgió en Asia como un método de micropigmentación para corregir o reconstruir la ceja o parte de ella cuando hay una falta de vello. A diferencia de antiguas técnicas de maquillaje, se dibuja el vello de una manera minuciosa, artística y natural. Además, se utilizan unas agujas muy finas y por ello se obtiene un resultado tan realista.

Este tipo de pigmentación se realiza en la epidermis de manera sencilla y va seguida de una rápida cicatrización. Es semipermanente y puede durar entre 6 meses y un año, depende del tipo de piel de cada persona, entre otros factores.

Lee también Preparados naturales para hacer crecer las cejas

¿Qué debemos saber del microblading?

  • El microblading es una técnica que actúa a nivel más superficial que la micropigmentación o el tatuaje. El pigmento se inyecta en la epidermis y no en la dermis.
  • Gracias a estas características, no es una técnica dolorosa. No obstante, en muchos casos el profesional puede ayudarse de productos con propiedades calmantes para evitarle molestias al cliente.
  • El especialista dibuja las cejas en base a la petición del cliente, la morfología del rostro y al color natural de la ceja y el cabello, siempre buscando la simetría.
  • Esta técnica también sirve para disimular cicatrices y el párpado caído.
  • El tratamiento suele durar menos de una hora.
  • El profesional deberá realizar la técnica con material esterilizado y desechable.
  • Asesórate bien, no te guíes solo por el precio, y a ser posible comprueba los resultados de personas que se lo hayan realizado ya.

Lee también: ¿Cómo cuidar las cejas en función de la forma del rostro?

Antes del microblading

Antes de realizarnos el microblading debemos conocer cuáles son las contraindicaciones. No debemos optar por esta técnica en caso de padecer  problemas de salud cómo:

  • Diabetes
  • Hepatitis
  • Enfermedades autoinmunes
  • Hipertensión
  • Alergias
  • Enfermedades de transmisión sanguínea
  • Problemas cutáneos

En algunos casos podrían darse algunas complicaciones posteriores. No obstante, suelen estar relacionadas con una aplicación incorrecta del pigmento. Por ello, y también porque es un proceso en el que se utilizan agujas, es imprescindible acudir a un buen profesional y a un centro autorizado.

Las cejas después del microblading

cejas después del microblading
Después de someter las cejas a la técnica del microblading, es normal experimentar un poco de inflamación en la zona.

Si ya hemos optado por el microblading, es importante conocer la fase posterior de recuperación:

  • Justo al terminar tendremos toda la zona de las cejas un poco inflamada.
  • Los primeros días después de la micropigmentación observaremos un color más oscuro que no será el definitivo.
  • Puede hacerse una pequeña costra en la piel que disimulará el color verdadero de manera temporal, pero esta se caerá sola y mostrará la pigmentación definitiva de las cejas.
  • Entre 3 y 4 semanas después, nuestra piel ya habrá cicatrizado y se recuperará por completo. En ese punto se suele hacer otra sesión para reforzar el color. La siguiente sesión será ya al cabo de un año, de manera aproximada.

Ahora ya conoces en qué consiste la técnica del microblading para conseguir unas cejas perfectas durante una buena temporada. A partir de ahora, te podrás olvidar de maquillar tus cejas a diario y simplificarás así tu rutina de belleza diaria. ¡Disfruta de estos grandes avances en el mundo de la cosmética!

  • Microblading. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 05 de julio de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Microblading
  • Lipoff, J. B., Steele, K. T., & Jariwala, N. (2017). Eyebrow and eyelash loss. JAMA - Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.2016.17688
  • Needle stick injuries. Paediatr Child Health. 2008;13(3):211–220. doi:10.1093/pch/13.3.211
  • KRONEMYER, B. O. B. (2018). MedSpa trend report. Dermatology Times.