Miedo a morir: estrategias para gestionarlo

Puesto que es un final ineludible, el miedo a morir lo único que hace es frenar nuestra vida e impedir que disfrutemos el momento presente de forma plena

El miedo a morir puede convertirse en una fobia que derivará en ansiedad e incluso depresión si no la controlamos.

La idea de morir es terrible para las personas que se niegan a asumir este inevitable final. Esto quizás lo empeora más. Por mucho que nos resistamos, la muerte nos estará esperando.

Lee: Nuestros miedos no evitan la muerte, frenan la vida

Si nos ponemos a pensar en esto, quizás empecemos a experimentar, también, cierta angustia. Esa sensación amarga de desaparecer, de caer en el olvido, de dejar de existir…

No obstante, hay una forma de terminar con estos pensamientos que se convierten en un sinvivir.

Existen tres estrategias que serán una gran ayuda si, en algún momento, el miedo a morir nos causa un problema que vaya más allá de una mera preocupación pasajera.

Centrarnos en el presente

mujer-presente

Si algo nos han enseñado los problemas y las responsabilidades es a estar siempre pendientes del futuro y, a veces, incluso del pasado.

De esta manera, el presente pasa delante de nosotros sin apenas apreciarlo.

¿Qué ocurría cuando éramos pequeño? Sabíamos apreciar lo que sucedía en el aquí y el ahora. Por eso gozábamos de menos preocupaciones y disfrutábamos como nunca de la vida.

Pero, de repente, el tiempo empezó a correr deprisa y comenzamos a temer que todo terminase. Esto ocurre a causa de nuestras preocupaciones, de nuestra rutina y de no centrarnos en el momento presente.

No te pierdas: Sea como sea tu presente, acéptalo como si lo hubieses elegido

Si el miedo a morir es algo que nos preocupa, empezar a forzarnos a ser conscientes del ahora será algo que nos cambiará.

Darnos cuenta de este momento en el que estamos nos permitirá olvidarnos de esa serie de pensamientos que no nos llevan a ninguna parte.

No olvidemos que ese miedo no evitará lo que tanto tememos. Por lo tanto, ¿por qué no disfrutar hasta que llegue?

Practicar mindfulness

mindfulness

El mindfulness es una herramienta poderosa que muchas personas ponen en práctica cuando tienen problemas de depresión, de miedos, de angustias o de ansiedad.

  • Esta práctica favorece la atención plena, lo que nos permitirá ir eliminando todos esos pensamientos que están evitando que nos concentremos en el presente.

De esta forma, aprendemos a dejar de estar anclados en un pasado que no podemos modificar, pero que, de alguna manera, permitimos que nos atrape.

  • Igualmente, nos hace conscientes de que preocuparse por el futuro es algo que no nos llevará a ninguna parte.

Y es que la vida siempre nos va a sorprender y, lo que hoy nos está amargando, quizás mañana comprobemos que no ha sido para tanto.

Descubre: 4 claves psicológicas para vivir en el aquí y el ahora

Sin duda alguna, nuestros pensamientos son poderosos y es en nuestra mente donde se crean las peores tormentas.

Practicar mindfulness nos ayudará a sentirnos más plenos, más vivos y olvidarnos de ese miedo a la muerte que no nos aporta ningún beneficio.

Aceptar la muerte

chica-ante-el-océano

El miedo a la muerte surge de un rechazo a la misma. Pero, ¿cómo rehusar lo que no se puede evitar?

Así abordamos muchas otras situaciones de nuestra vida. Ante un problema, nos resistimos, en vez de aceptar a los demás, intentamos cambiarlos…

Todas estas actitudes y formas de proceder nos hacen infelices, y el miedo a la muerte entra dentro de este grupo.

Cuando no podemos cambiar algo, modificarlo, transformarlo o evitarlo, la única salida que tenemos es aceptarlo.

Cuesta, porque nos hemos acostumbrado a resistirnos a lo que no nos gusta. Una reacción que es natural, pero que, por mucho que la pongamos en práctica, no generará los resultados deseados.

Es importante esforzarnos por dejar a un lado todas esas expectativas que tenemos sobre la muerte, liberar de nuestra mente los pensamientos llenos de abrumadoras irrealidades.

Cuando aprendemos a aceptar vivimos mucho mejor. Más tranquilos, menos agobiados.

La aceptación debería de ser algo que tendríamos que practicar más a menudo.

vivir-la-vida

Antes de irte no te olvides de: Dejar ir no es darse por vencido, sino aceptar lo que no puede ser

¿Alguna vez has tenido miedo a morir? En algún momento todos nos hemos puesto a divagar sobre esto y nos hemos notado ansiosos.

Sin embargo, es importante no resistirse ni vivir con miedo. Porque esta es, sin duda, la peor forma de existir.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar