El miedo a la muerte: ¿cómo afrontarlo?

15 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
El miedo a la muerte ha estado presente en muchas culturas. ¿Es algo normal? ¿Puede llegar a afectar tu calidad de vida? En este espacio podrás determinar si tu temor es natural o si se trata de una fobia.

El miedo a la muerte es un sentimiento que ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad. Desde la antigüedad fueron muchas las culturas que le otorgaron a este proceso un significado profundo.  El Diccionario de la Real Academia Española define la muerte como “cese o término de la vida”.

Esta definición hace énfasis en el cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias o encefálicas. No obstante, son muchas las definiciones que se han elaborado en torno al fenómeno de la muerte, sobre todo desde el ámbito de la filosofía, la psicología, la sociología y la antropología.

Algunas investigaciones señalan que, para la psicología, el concepto de muerte queda definido como:

“El fenómeno que sucede a todos los seres vivos, es irreversible y comporta el cese de los procesos vitales”.

El miedo a la muerte en las diferentes culturas

Desde los estudios etnológicos es sencillo determinar que el miedo y la angustia siempre han acompañado a este proceso de cesación de las funciones vitales, así como la lucha que el hombre ha sostenido contra este tipo de sentimiento.

Por ello, en la antigüedad, los funerales no solo consistían en enterrar o cremar el cuerpo del difunto, sino que iban acompañados de rituales para brindar ayuda al alma durante su paso al mundo de los muertos.

Esto, por supuesto, no ha cambiado del todo, sino que los rituales, sencillamente, han ido adquiriendo formas diversas durante el transcurrir del tiempo y el entorno cultural.

Una muestra de ello es la existencia del “libro de los muertos” de la cultura egipcia, que cuenta con unos doscientos capítulos dedicados a los rituales y las oraciones que se debían efectuar para que el difunto llegara al más allá.

Durante la edad media, este temor persistió, al igual que los rituales, ya que los expertos dejan constancia del temor que existía frente a la creencia de la separación del alma del cuerpo y el tránsito hacia el mundo celestial.

Estos miedos se fueron acentuando a medida que tuvieron lugar algunos hechos trágicos como las hambrunas, guerras y epidemias.

Mujer con miedo
Hay muchos factores psicológicos que inciden en el miedo a la muerte. Uno de los más frecuentes es la incertidumbre de no saber qué va a ocurrir después.

Algunos miedos ante este fenómeno

  • Miedo a lo desconocido.
  • Morir lejos de casa.
  • Temor a no tener paz eterna.
  • Ser olvidado.
  • La incertidumbre al no saber qué pueda ocurrir después.
  • Temor a una muerte sin haber sido confesado.
  • Miedo a morir bajo la sombra del pecado, entre otros.

Podría decirse que todos estos temores fueron los que dieron lugar a los rituales que permitían al difunto ir al “más allá” con tranquilidad, colocar algunos objetos en los hogares para que no ocurriesen apariciones, hacer oraciones para que el difunto tuviese descanso, y otros.

Lee también: ¿Cómo explicar la muerte a los niños?

¿El miedo a la muerte es realmente natural?

Con este repaso histórico, bien podríamos afirmar que sí, el miedo a la muerte es natural. Sin embargo, si este se convierte en un hecho obsesivo, entonces la persona podría estar padeciendo un temor irracional, denominado tanatofobia.

En caso de ser así, lo más apropiado es buscar ayuda profesional para mejorar la calidad de vida. Por supuesto, también hay otros eventos que pueden exacerbar estos temores, tales como: las discapacidades, enfermedades, personas alrededor que no estén bien de salud o la pérdida de seres queridos.

Por ello, es vital determinar si el miedo se presenta como una causa ante los hechos mencionados, o si, por el contrario, se trata de un síntoma de algo peor, como la mencionada fobia, que también genera ansiedad.

Mujer aterrorizada
El miedo a la muerte viene acompañado con un fuerte sentimiento de ansiedad que puede volverse patológico.

¿Cómo afrontar al miedo a la muerte?

El hecho de que todos vamos a perecer es indiscutible. Aunque la medicina se ha esforzado por prolongar la vida, todavía el ser humano fallece, y tiene conciencia de que esto ocurrirá.

Por ello, si este miedo se encuentra en nosotros, podemos hacer uso de algunas fórmulas para que el temor disminuya. Por ejemplo:

  • Poner en práctica técnicas de relajación, cuando los temores aparezcan.
  • Aplicar ejercicios de respiración para calmarnos.
  • Podemos sentir confusión, por ello, debemos evitar las decisiones precipitadas.
  • Descansar y cuidar de nuestra salud para evitar tensión muscular, dolores de cabeza, irritabilidad, agotamiento, entre otros.
  • Buscar pequeños espacios para retomar nuestras actividades preferidas.

No te vayas sin visitar: 5 consejos para afrontar la muerte de la pareja

Algunas asociaciones que trabajan con pacientes terminales o que afrontan enfermedades difíciles, donde la muerte es una posibilidad, también sugieren que, ante el temor a perecer, es necesario pedir ayuda. Si se trata de una fobia, es mejor acudir con un médico psiquiatra para que determine si es mejor usar algún tipo de medicamento antidepresivo.

Mira siempre hacia la vida, recuerda que esta es un regalo del cual podemos disfrutar cada día. Haz todo aquello que deseas, pero hazlo con mucha pasión y entusiasmo para que sientas plenitud y satisfacción en cada uno de tus días.

  • Colell Brunet, R. (2005). Análisis de las actitudes ante la muerte y el enfermo al final de la vida en estudiantes de enfermería de Andalucía y Cataluña.
  • Färber, S. S. (2012). MITOS, RITUAIS E SUPERSTIÇÕES: EXPEDIENTES ATENUANTES DA TANATOFOBIA. São Leopoldo: EST.
  • Freitas, T. L. L. de, Banazeski, A. C., Eisele, Souza, E. N. de, Bitencourt, J. V. de O. V., & Souza, S. S. de. (2016). La visión de la Enfermería ante el proceso de muerte y morir de pacientes críticos: una revisión integradora. Enfermería Global.
  • LA MUERTE Y ELACOMPAÑAMIENTO DEL MORIR. (2007). International Journal of Developmental and Educational Psychology.