Miel para bajar de peso

Si queremos perder peso es muy importante que prescindamos del azúcar refinado y lo sustituyamos por miel. Un vaso de agua con miel y canela en ayunas también nos ayudará a conseguirlo

Muchos no creerían que sea posible usar la miel para bajar de peso. Lo más común para alguien que desea adelgazar es eliminar o reducir al máximo las cosas dulces. Sin embargo, la práctica de reemplazar el azúcar refinado por la miel para endulzar infusiones y comidas demuestra que es una realidad disfrutar de un rico sabor y al mismo tiempo cumplir con el objetivo de lograr una linda silueta con productos naturales.

Ventajas de la miel sobre el azúcar

Podemos usar la miel para bajar de peso porque aunque posee algunas calorías más que el azúcar (21 contra 16 por cucharadita), también es más dulce, por lo que necesitamos menos para lograr el sabor dulce que tanto disfrutamos, lo que da como resultado una menor ingesta calórica.

A diferencia del azúcar común, cuya única función es dulcificar sin aportar ningún valor nutricional, la miel no sólo es atractiva por su sabor agradable, sino que aporta vitaminas, sales minerales y aminoácidos. Además, posee propiedades terapéuticas e innumerables beneficios para la salud, entre ellos, disminución del estrés, regulación del sueño, prevención de afecciones respiratorias y efectos laxantes.

Al contribuir en el logro un descanso nocturno más reparador y la disminución del estrés y la ansiedad, es menos probable caer en la tentación del “picoteo” por las noches o la sensación de mucha hambre al despertar. Es muy conocido que existe un vínculo directo entre el aumento de peso, los factores que causan tensiones y la falta de sueño.

Miel para bajar de peso y otros beneficios

Miel nervios

Una importante ventaja de este alimento es que se absorbe con mayor lentitud que el azúcar, lo que lo hace ideal para aquellas personas que realizan actividad física, por evitarles experimentar una repentina “subida” de energía para luego perderla rápidamente. Es recomendable consumirla en cantidades moderadas antes y después del entrenamiento, ya que ayuda a mantener estabilizados los niveles de glucosaa lo largo de toda la jornada y la transforma en un alimento ideal para mejorar el rendimiento y prevenir la fatiga.

Al consumir miel es menos probable infringir la dieta, ya que proporciona una mejor sensación de satisfacción y un menor deseo de consumir otros alimentos dulces y ricos en grasas y calorías.

Opciones para perder peso con la miel

miel-y-canela

Una receta muy conocida y recomendada de la miel para bajar de peso es beber agua con canela y una cucharada de miel en ayunas. También puedes optar por comer una manzana en rebanadas acompañada de queso cottage y media cucharadita de miel para endulzar como botana entre comidas. Si quieres un desayuno energético prepara avena natural con leche y miel.

Para conseguir los efectos deseados en nuestro peso y aprovechar al máximo todos los efectos positivos de la miel, es necesario prescindir del azúcar refinado y reemplazarlo por este endulzante que promete una mejor calidad de vida y una importante contribución para una mejor salud.