Miel para el catarro

La miel nos puede ayudar a aliviar la irritación de garganta, así como la faringitis. Podemos tomarla sola, con leche o diluirla en agua para hacer gárgaras

La miel es un alimento único y eficaz para mejorar el catarro. Existen diferentes tipos de mieles, dependiendo del néctar de las flores y las sustancias azucaradas de las que se alimenten las abejas mayoritariamente en la colmena.

El poder de la miel

Propiedades terapéuticas y medicinales

  • Poder antibacteriano. Se debe a su aporte de inhibinas,  su alta osmolaridad, bajo pH, presencia de sustancias volátiles y bajo valor de actividad de agua (Ulloa, et al., 2010). Además, presenta enzimas como la glucosa oxidasa, relacionada con el efecto antibacteriano.
  • Poder antioxidante. Por lo que ayuda a prevenir problemas del sistema inmune como los catarros. Además nos ayuda a prevenir las cataratas y el riesgo de padecer problemas cardio-vasculares.
  • Por su efecto sobre los radicales libres poder antiinflamatorio.
  • Poder analgésico. Por su capacidad anti-edematosa y exhudativa produce la reducción del dolor. Se emplea por ello en la curación de heridas superficiales (Schencke, et al., 2016). Un estudio llevado a cabo con pacientes de alveolitis, observó una reducción del dolor significativa.

Ver también: Estos son los mejores trucos para alimentar tus defensas

Como vemos, posee un potencial terapéutico del que podemos beneficiarnos para prevenir y tratar procesos catarrales. Las más adecuadas para tratar los catarros y resfriados son las siguientes:

  • La miel milflores: la más comercializada, formada por el néctar de varias flores, en cantidades equitativas.
  • La miel de eucalipto: producida por las abejas cuando procesan el néctar de las flores del eucalipto. De color oscuro y sabor fuerte.

Miel como remedio

Existen varias formas de usar la miel para tratar un catarro:

  • Diluida en leche caliente: bebida. e recomineda en procesos donde no exixte un exceso de mucosidad, ya que los productos lácteos pueden intensificar la cantidad de mucosidad.
  • Diluida en agua caliente: hacer gárgaras con la mezcla. Podemos mezclarla con zumo de limon si queremos aportar a nuestro organismo vitamina C, necesaria para el buen funcionamiento del sistema inmune.
  • Cucharada de miel: ingerida directamente.

Ver también: Cinco frutas que aportan gran cantidad de vitamina C

La miel puede ayudar a aliviar síntomas como: irritación de garganta, faringitis y amigdalitis. Nos ayuda, como hemos comentado, a reducir la inflamación, el dolor y combate las bacterias que pueden ocasionarnos la molestia.

Pese a los remedios naturales que escojamos, los procesos catarrales pueden acompañarse de otros síntomas, como pueden ser la fiebre y el dolor de cabeza. En caso de necesidad, se deberá consultar a un profesional y evitar siempre la auto-medicación a base de fármacos.

  • Armando Ulloa, J., Mondragon Cortez, P. M., Rodriguez Rodriguez, R., Resendiz Vazquez, J. A., & Rosas Ulloa, P. (2010). La miel de abeja y su importancia.
  • Viuda-Martos, M., Ruiz-Navajas, Y., Fernández-López, J., Pérez-Álvarez, J.A. 2008. Functional properties of honey, propolis and royal jelly. Journal of Food Science. 73(9): 117-124.
  • SCHENCKE, C.; VÁSQUEZ, B.; SANDOVAL, C. & DEL SOL, M. El rol de la miel en los procesos morfofisiológicos de reparación de heridas. Int. J. Morphol., 34(1):385-395, 2016.
  • Rivero Varona Teresa, Sebastián Maldonado Marisol, Díaz Pérez Marlene, Cuan Corrales Miriam, Martín Reyes Odalys. Uso terapéutico de la miel en el tratamiento de las alveolitis. AMC  [Internet]. 1999  Ago [citado  2018  Nov  10] ;  3( 4 ). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02551999000400015&lng=es.