Miel y cebollas: remedio efectivo para la tos

Por sus propiedades antivirales y expectorantes, la combinación de miel y cebollas puede ayudar a combatir la tos. Descubre cómo prepararlos en sencillas recetas.

Una combinación de miel y cebollas puede ser apropiada para controlar los incómodos síntomas de la tos. Si bien es un poco más suave que los jarabes convencionales, sus propiedades fortalecen al sistema inmunitario para luchar contra las infecciones. ¿Te animas a probarlo?

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo producido bruscamente por un vaciado explosivo de aire de los pulmones. Tiene como fin expulsar sustancias extrañas que afectan las vías respiratorias, llegando a ser productiva o seca.

Cuando la tos es productiva, se acompaña con secreciones o moco. No debe ser detenida, ya que de este modo se eliminan las flemas que congestionan los conductos respiratorios. Por otro lado, la tos seca puede deberse a una irritación o infección.

Independientemente del tipo de tos, la preparación de este remedio natural puede ayudar a minimizar los síntomas. Lo mejor de todo es que es muy fácil de preparar y se puede tomar sin temor a sufrir efectos secundarios.

Jarabe de miel y cebollas para aliviar la tos

Una combinación de miel y cebollas da como resultado un efectivo remedio natural para controlar los síntomas de la tos. A diferencia de los jarabes convencionales, sus componentes no contienen químicos y aportan un “extra” de nutrientes esenciales.

Gracias a esto, su ingesta contribuye a fortalecer el sistema inmunitario para hacerle frente al foco de las infecciones. Por eso, además de reducir las molestias, es una solución para inhibir el crecimiento de los gérmenes que atacan las vías respiratorias.

Beneficios de la miel

La miel es uno de los ingredientes naturales que se ha destacado por su alto contenido de nutrientes. Desde el punto de vista medicinal se valora por su efecto antimicrobiano y antiinflamatorio, ideal para luchar contra algunas infecciones.

  • Sus componentes disminuyen la irritación de las vías respiratorias y contribuyen a calmar la tos.
  • Tiene un efecto expectorante que ayuda a estimular la eliminación de las flemas.
  • Es capaz de regular la acidez y suavizar la garganta.
  • Contiene citoquinas y otros antioxidantes que ayudan a luchar contra los radicales libres.
  • Es suave para la digestión y no altera la microbiota intestinal.

Visita este artículo: Limpia tus pulmones con un jarabe natural de jengibre y cúrcuma

Beneficios de la cebolla

Cebolla para curar las llagas.

La cebolla se ha utilizado desde la antigüedad como tratamiento natural para las afecciones del sistema respiratorio. Gracias a su contenido de compuestos sulfurosos, fortalece las defensas y mejora la capacidad del cuerpo para hacerle frente a las infecciones.

  • Sus propiedades antiinflamatorias disminuyen la irritación de las vías respiratorias en caso de tos.
  • Su efecto antiviral ayuda a combatir los virus que producen la gripa y el resfriado.
  • Los antioxidantes que aporta ayudan a estimular la eliminación de toxinas.
  • Contribuye a eliminar el exceso de moco, lo que reduce la congestión.

Este jarabe natural combina las propiedades de la miel y la cebolla para formar un excelente aliado para combatir la tos y reforzar el sistema inmunitario. Sus ingredientes no causan efectos adversos y son aptos para administrarse en niños pequeños. 

Remedio con miel, cebollas y limón

Ingredientes

  • 1 cebolla mediana.
  • 2 vasos de agua (400 ml).
  • El zumo de un limón.
  • 2 cucharaditas de miel (15 g).

¿Cómo prepararlo?

  • Pela y corta la cebolla en trozos grandes y colócala a hervir con los dos vasos de agua durante 15 minutos.
  • Se deja reposar durante 5 minutos después de que hierva. A continuación, se le agregan las dos cucharaditas de miel y el zumo de un limón.
  • Lo ideal es beberlo dos o tres veces al día.

Visita este artículo: Limpia tus pulmones con un jarabe natural de jengibre y cúrcuma

Receta de miel y cebollas

miel y cebollas

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • 2-3 cucharadas de miel (50 / 75 g).

¿Cómo prepararlo?

  • Pela y corta la cebolla en pequeños trozos y ponla en un recipiente. Posteriormente se le añade la miel y se deja reposar la mezcla toda la noche.
  • A la mañana siguiente, se cuela la mezcla a través de una gasa gruesa o colador y se consume esta dosis durante el día.
  • Puedes tomar el remedio en su forma natural o lo puedes diluir en un vaso con agua.
  • Se recomienda tomar una cucharada de este jarabe cada dos horas para obtener mejores resultados.

Sea cual sea la receta elegida, es importante saber que los resultados no son inmediatos. Si bien, el remedio puede funcionar como un calmante, es necesario consumirlo en varias dosis para que ayude a hacerle frente a la tos.

  • Cohen, H. A., Rozen, J., Kristal, H., Laks, Y., Berkovitch, M., Uziel, Y., … Efrat, H. (2012). Effect of Honey on Nocturnal Cough and Sleep Quality: A Double-blind, Randomized, Placebo-Controlled Study. PEDIATRICS. https://doi.org/10.1542/peds.2011-3075
  • Ashkin, E., & Mounsey, A. (2013). A spoonful of honey helps a coughing child sleep. Priority Updates from the Research Literature from the Family Physicians Inquiries Networ.
  • Lee, J. B., Miyake, S., Umetsu, R., Hayashi, K., Chijimatsu, T., & Hayashi, T. (2012). Anti-influenza A virus effects of fructan from Welsh onion (Allium fistulosum L.). Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2012.04.016