Según un estudio, las migrañas en la mujer se relacionan con enfermedades cardíacas

Aunque no son una causa directa de las enfermedades cardiovasculares, según los resultados de este estudio, si además de migrañas presentamos otros problemas de salud, como tensión alta, podríamos tener problemas

Según un estudio muy reciente publicado en la revista médica “HealthDay“, las migrañas en la mujer se relacionan con determinadas enfermedades cardíacas e incluso con accidentes cerebrovasculares.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hace ya unos años las migrañas como enfermedad incapacitante.

Estamos pues ante una dolencia que afecta millones de personas en todo el mundo, y principalmente, mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años.

Factores como la tensión arterial, el ser fumadoras y sufrir migrañas con aura suelen ser los indicadores más importantes a la hora de relacionarlos con la aparición de infartos de corazón o infartos cerebrales.

Te damos toda la información.

Migrañas en la mujer y enfermedades cardiovasculares

Es importante aclarar un aspecto en primer lugar. El hecho de sufrir migrañas no quiere decir obligatoriamente que vayamos a sufrir un problema cardíaco el día de mañana.

Existe una probabilidad, un marcador más de riesgo, pero nunca una causa directa. No obstante, en caso de que suframos migrañas con aura es necesario atender mucho más nuestra salud.

Te recomendamos leer cómo puede ayudarte el limón y el jengibre para aliviar la migraña

Veamos más datos.

El estudio

El informe se publicó el 31 del mes de mayo de 2016. El estudio, dirigido por Tobias Hurt, profesor de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), se llevó a cabo desde 1989 hasta 2011 en casi 11 000 mujeres que, en ese primer año, tenían edades comprendidas entre los 25 y los 42 años.

  • Se estudió su evolución y su salud a lo largo de esos 22 años.
  • De las 11 000 mujeres un 17%  padecían migrañas crónicas. De esas 1870 mujeres, 232 murieron de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares, y 1329 desarrollaron algún tipo de dolencia grave del corazón.
  • Existe pues una relación asociada que los investigadores intentaron explicar. Muchas de ellas, por ejemplo, fueron sometidas a terapias hormonales, algunas sufrían diabetes, colesterol elevado o hipertensión.

Ya en 2013 se habló en estas sesiones de esta posible conexión, concluyendo con un dato más concreto: la migraña en la mujer que se relaciona con mayores problemas cardíacos es aquella que presenta “aura” (síntomas visuales, sensitivos…).

Cerebro sano

Posibles causas que explicarían esta relación

Aunque a día de hoy se desconoce con exactitud cuál es la fisiopatología exacta que origina la migraña, se intuye que tiene mucho que ver con una “hipersensibilidad” neuronal y, a su vez, con el el sistema vascular.

  • Las migrañas cursan con la inflamación de determinadas estructuras neuronales y áreas cerebrales que intensifican el dolor. En ocasiones, un olor, una luz, un determinado alimento o incluso el estrés pueden desencadenar esa cefalea.
  • Las migrañas con aura suelen ser las más intensas.

Si además padecemos tensión alta, la dolencia se intensifica, y con ella pueden desencadenarse cambios metabólicos que podrán ser más graves si, además, se añaden otros factores como la diabetes, el colesterol o la obesidad.

  • En los estudios mencionados también se descubrió una relación destacable con el hecho de tomar anticonceptivos orales o someterse, por ejemplo, a terapias de reemplazo hormonal.

Un porcentaje total de mujeres llegaron a desarrollar una trombosis venosa profunda.

Te recomendamos leer también 8 sorprendentes curiosidades de tu cerebro

mujeres-caminando

Qué podemos hacer si sufrimos migrañas

La migraña en la mujer suele tener, en muchos casos, un componente genético. Algo que siempre es importante recordar en caso de sufrir este tipo de enfermedades tan incapacitantes es que la información es nuestra mejor arma.

Cada persona debe encontrar esa técnica, esa estrategia, ese medicamento o esa terapia que mejor se ajuste a sus características o necesidades para paliar, en la medida de lo posible, la aparición de las migrañas.

Ahora bien, puesto que ahora ya sabemos que el hecho de sufrir migrañas y de padecer hipertensión, diabetes u obesidad puede hacer que desarrollemos el día de mañana alguna enfermedad cardíaca, es importante que nos cuidemos un poco más.

Por ello, vale la pena tener en cuenta los siguientes datos:

  • Visita de forma regular a tu médico para supervisar tus niveles de tensión, azúcar en sangre y colesterol.
  • Controla los disparadores de tus migrañas.

Para ello, es muy acertado, por ejemplo, llevar un diario y saber qué alimentos nos provocan la migraña, qué situaciones de la vida diaria nos traen estrés, si el frío nos sienta mal, o si los cambios de temperatura o de tiempo nos provocan también ese dolor de cabeza.

  • Haz ejercicio suave y moderado cada día. No se trata de cansarnos, sino de mantener activo nuestro cuerpo y mejorar nuestra salud cardíaca.
  • Si te decides a hacer uso de los anticonceptivos orales o te han recomendado las terapias de reemplazo hormonal de cara a la menopausia, infórmate primero de los posibles efectos secundarios asociados.

Conoce también cuáles son los disparadores de la cefalea tensional

Para concluir, enfatizamos una vez más que padecer migrañas no quiere decir que vayamos a sufrir un ictus o una angina de pecho. Es un factor de riesgo que puede aumentar en caso de que no nos cuidemos de forma adecuada.